El Financiero

La expansión de la clase media alimenta el negocio de la comida

Las ventas de los restaurantes registran un constante crecimiento pasando, en el periodo 2003-2012, de $us 42 millones a 411 millones. Los hoteleros aseguran que la inversión privada es clave en este desarrollo

Infografía

Infografía

La Razón (Edición Impresa) / Aline Quispe / La Paz

00:00 / 12 de enero de 2014

La mayor demanda interna y la expansión de la clase media hicieron que las ventas de los restaurantes, de enero a octubre del año pasado, superen el total registrado en 2012, rubro que en la última década multiplicó su facturación por diez.

Según la “Evaluación de la Economía Boliviana 2013” del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, en los primeros diez meses de 2013, las ventas y servicios facturados de los restaurantes en el país alcanzaron los $us 416 millones, cifra superior a la reportada en 2012 ($us 411 millones). El informe destaca también que en el periodo 2003-2012 las ventas en el sector se multiplicaron por diez, al pasar de $us 42 millones a 411 millones.

“Los restaurantes están ganando muy bien porque la gente está consumiendo”, indicó en declaraciones a medios estatales el ministro de Economía, Luis Arce, quien arguyó que en años anteriores los clientes que entraban a estos negocios observaban los precios del menú antes de realizar un pedido.Consumo. Hoy —dijo— la familia “pide su plato favorito y después el papá o la mamá solicita la cuenta sin ver los precios. Esto se debe a que mejoraron los ingresos y la calidad de vida de los bolivianos”.

El presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz (FEPSC), Gabriel Dabdoub, confirmó el “crecimiento notable” que las ventas de los restaurantes han tenido en los últimos años.

Según los representantes de los sectores de gastronomía y hotelería, afirmó Dabdoub, el desarrollo del sector está impulsado por el alza del poder adquisitivo de la población, el crecimiento sostenido de la economía boliviana y la expansión de la clase media. La apertura de nuevos restaurantes, sostuvo, se ha concentrado primordialmente en las ciudades de Cochabamba y Santa Cruz.

Para el expresidente de la Cámara Nacional de Empresarios Gastronómicos David Soria, el crecimiento del rubro se refleja principalmente en los negocios de comida rápida, que están ocasionando que la población consuma más ese tipo de alimentos.

Un sondeo en hoteles paceños que tienen restaurantes indica que las ventas de la mayoría de los negocios han subido en la última década por el crecimiento vegetativo de la población, el alza de los ingresos y los precios de los alimentos, de acuerdo con el presidente de la Cámara Hotelera de La Paz (CHLP), Luis Ampuero.

Además afirmó que la ampliación de estos negocios se debe también a la expansión de las inversiones en restaurantes, equipos de gastronomía y “a una menor disponibilidad de trabajadoras del hogar, lo que hace que las amas de casa tengan que usar comidas preparadas o coman en restaurantes”. En criterio de Ampuero, dicho incremento “no es necesariamente el reflejo de una situación de bonanza de la economía, sino es resultado de varios factores estructurales que no garantizan un crecimiento sostenido en el futuro”.

Soria y Ampuero coincidieron, además, en que el sector atraviesa diversas dificultades que restringen su desarrollo como las cargas laborales, que cada vez “son más duras” para los empleadores formales y que desincentivan la generación de empleo. A eso se suma la alta presión tributaria y el deficiente apoyo a la producción de materias primas, lo que obliga a importar alimentos.Límite. Ampuero aseveró que para el alza en las ventas de los negocios hubo una “apuesta de emprendimientos y empresarios que hacen inversiones, generan empleo y mediante ello brindan un servicio de calidad a clientes nacionales y extranjeros”.

A decir de Arce, el crecimiento sostenido del país en los últimos años se debe fundamentalmente al aumento de la demanda interna, que se convirtió en un motor importante de la economía, estimulada también por la inversión pública. Al primer semestre de 2013, la demanda interna tuvo una incidencia del 5,2% en el crecimiento del PIB, mientras que las exportaciones netas aportaron el restante 1,3%.El pollo nutre el crecimiento de los ‘fast food’Las cadenas de restaurantes de comida rápida (fast food) que ofrecen alimentos elaborados a base de carne de pollo han sido las que registraron mayor crecimiento en todo el territorio en los últimos años

“Las cadenas de restaurantes de pollo han crecido en todo el país, principalmente en Santa Cruz, y eso se evidencia en la variedad de nombres de empresas que existen en ese sector”, afirmó en contacto telefónico con La Razón el presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz (FEPSC), Gabriel Dabdoub.

David Soria, expresidente de la Cámara Nacional de Empresarios Gastronómicos, señaló a su vez que los negocios que elaboran productos con carne de pollo han mostrado también una gran expansión en los últimos años debido a que en la actualidad es “el alimento de mayor consumo en el mercado interno por su bajo precio”.

Sin embargo, Soria alertó del incremento de la oferta de comida rápida en las cadenas de restaurantes del país, lo cual —consideró— “es preocupante por los problemas de salud que genera los alimentos saturados en grasa, perdiendo la costumbre de ingerir comida tradicional”.

Soria aseguró que el ascenso en las ventas de los restaurantes se debe a la inversión privada y a una mayor demanda interna; pero dijo que el crecimiento del país se debe a la exportación de gas natural, minerales y productos no tradicionales.

Dabdoub agregó que ese incremento se refleja en la apertura de franquicias de negocios bolivianos, la inauguración de nuevas sucursales de los restaurantes y la generación de un mayor número de fuentes de empleo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia