Financiero

252 familias ganan por producir humus y bajan la contaminación

El proyecto, financiado por Usaid en el municipio de Pucarani de La Paz, tiene el objetivo de reducir la contaminación del lago Titicaca, además de mejorar la economía e ingresos de los comunarios.

La Razón / Edgar Toro

00:00 / 17 de febrero de 2013

“¡Ahora, la bosta de mi vaca es dinero!”, exclama un comunario de la bahía de Cohana donde 252 familias de 20 comunidades producen 1.500 toneladas de humus al año con ganancias de Bs 3 millones, además de reducir la contaminación del Titicaca.

El proyecto “Manejo de la Contaminación en el Eje Hidrográfico

El Alto-lago Titicaca” es financiado por el Gobierno de Estados Unidos a través de Usaid con una inversión de $us 5 millones. Los ejecutores son Prolago y PC-Bolivia.

El programa se ejecuta desde 2008 en la bahía Cohana, provincia Los Andes del municipio de Pucarani ubicado a 37 km de la ciudad de La Paz, y hace una semana, Usaid inauguró tres centros de acopio de humus orgánico, abono a base de estiércol de ganado y lombrices californianas.

Los beneficiarios son la Asociación Nueva Esperanza (comunidad Quiripujo); la Asociación San Carlos (comunidad Chojasivi) y la Asociación Los Andes (comunidad Kenakawa Alta), conformadas, precisamente, para el proyecto.

El director de Prolago, Carlos Rivas, explicó que en toda la Bahía existen unas 750 familias, aunque no todas participan del proyecto, e hizo un llamado a que se sumen augurándoles beneficios son muy rentables.

Indicó que la producción de las 1.500 toneladas de humus representa una ganancia anual de Bs 3 millones netos para los productores. Se elabora tres veces al año, y en promedio cada productor obtiene 40 quintales del abono trimestralmente con ingresos por valor de Bs 4.000 en dicho periodo. El producto se vende en bolsas de 50 kilos a Bs 100 cada una.

El presidente de la Asociación Nueva Esperanza, Claudio Callisaya, informó que en 2012 vendieron 199 quintales y sólo entre enero y febrero de este año, comercializaron otros 25. El principal comprador es la Fundación Proinpa, además de empresas de El Alto y exportadores de quinua orgánica. Pero también personas particulares lo adquieren para los jardines de la zona Sur de La Paz y el hipódromo de Los Sargentos, dijo. Recordó que en 2012, una organización de quinueros de Potosí les solicitó 1.200 quintales por año, y otra asociación cafetalera de los Yungas quiso comprar 800 quintales, pero no pudieron cumplir con la demanda por falta de producción. Ahora tienen seis toneladas acumuladas que representan Bs 125 mil. 

“Estamos animando a otros  comunarios diciéndoles que están perdiendo plata, ahora el estiércol de vaca se está monetizando, antes se lo botaba al río y se contaminaba el lago”, expresó Callisaya.  

El ministro consejero de la Embajada de Estados Unidos, Mitchell Ferguson, dijo que el objetivo es “ayudar al productor a que saque hasta la última gota de valor de la bosta, que antes no tenía utilidad, y promover el desarrollo de sus comunidades”. Además, anunció que buscan nuevos mercados para los productores.

Denisse Fernández, gerente de programas en Usaid Bolivia, complementó que el proyecto está dirigido a la Bahía de Cohana con la idea de “reducir la contaminación del lago Titicaca”, misión que se ejecuta también en El Alto desde donde un grupo de industrias aún contamina con desechos tóxicos el Titicaca a través de los ríos que desembocan en él.

Rivas precisó que con la producción de humus se evita que al menos 3.000 toneladas de estiércol lleguen al Titicaca. El responsable de recursos naturales de Prolago, Johnny Sillo, lamentó que el Titicaca aún sufra impactos ambientales producto, entre otros, del estiércol de 20 mil cabezas de ganado que viven en la zona.Wálter Núñez, jefe de equipo de PC-Bolivia, explicó que las comunidades beneficiarias son ganaderas y que la posibilidad de vender el humus orgánico “les genera un ingreso adicional, por ello se debe incrementar la productividad”.

Principales resultados en la Bahía

Alcances  

Se implementaron más de 250 lombricarios familiares para la producción de humus de lombriz. Los beneficiarios cubrieron con el 60% de los costos.

Se conformaron tres asociaciones, seis calificaron para contar con un plan de negocios y en tres de ellas se construyeron centros de acopio. Se instalaron 72 biodigestores y 150 establos para ganado bovino.

Cadena productiva

  • Para acopiar la bosta se construyeron establos donde pernocta el ganado.
  • Cada mañana, los comunarios recolectan el estiércol de ganado acumulado.
  • Lo llevan a los lombricarios, especie de carpas solares con temperatura regulada.
  • Ponen la bosta en “camas” de 1x6 m y le incorporan lombrices californianas.
  • Usaid donó a cada familia productora 5 kilos de lombrices californianas.
  • En la cría y reproducción, las “camas” se riegan a diario para generar humedad.
  • Después de tres meses se cosecha el producto final: el abono orgánico.
  • Luego se procede al envase, para lo que usan bolsas de 50 kilos cada una.
  • El fertilizante se comercializa a productores de diversas regiones del país.

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia