El Financiero

Una feria a la inversa acerca a productores y empresarios

700 proveedores de 5 regiones y 40 firmas hacen negocios

La Razón (Edición Impresa) / Gabriela Imaña / El Alto

00:00 / 19 de abril de 2015

En esta feria no se oye “caserita llevate”, sino “caserita te compro”. Leche y sus derivados, carne de llama producida con certificación de calidad, cereales, pescados y un sinfín de alimentos fueron demandados por 40 empresas que se presentaron en la 1ra. Feria a la Inversa TAMBO.

Estas firmas, de prestigio en el mercado, se relacionaron con cerca de 700 productores de alimentos de cinco departamentos mediante un sistema de comercio que revierte la oferta por la demanda, es decir que en este caso el cliente —las empresas— informó a los productores de todo lo que necesita comprar.           

En eventos similares, pero dedicados a otros rubros, la demanda fue de bienes, servicios e incluso obras.

A la 1ra. Feria a la Inversa TAMBO, que se desarrolló del 14 al 17 de abril en el Multifuncional Plaza del Tinku en Ciudad Satélite de El Alto, acudieron la Caja Petrolera, Gustu, Manq’a y Hotel Camino Real, entre otras empresas e instituciones de renombre y que además son reconocidas en el ámbito internacional gastronómico.

Con intriga y de inicio con nervios, los futuros proveedores se acercaron a los 40 stands instalados para recabar información de las empresas y recibir sus “pliegos de peticiones”. A medida que el tiempo pasó, bajó la tensión y el diálogo se hizo fluido. Algunos de los agricultores trajeron consigo muestras de los productos que obtienen y las exhibieron.

Carnes de res, llama, cordero y pescado, huevos, cereales, verduras, tubérculos, condimentos y especies, frutas, snacks, mermeladas, cereales y frutos secos, golosinas, panes, aceites, margarinas, manteca, embutidos de cerdo, pollo y bebidas figuraban en las referencias recogidas por los agricultores de diversas zonas.

Martina Choque cosecha hortalizas de carpa en Achocalla y es la primera vez que acude a un mercado donde todo es a la inversa. “Cuesta adaptarse, pero nos ayuda a vender nuestras verduras a buenos precios y de manera segura, porque te garantizan contratos”, comentó.

Resaltó, sin embargo, que los pedidos de las firmas son en grandes cantidades y al ser ellos pequeños productores temen dificultades.

A medida que el evento se desarrollaba se fueron generando mecanismos para terminar de sellar tratos. Por ejemplo, el Centro de Promoción de la Mujer Gregoria Apaza explicó que en el caso de ser seleccionados, los productores deberán preparar una degustación de los productos.

El evento se realizó con la cooperación de la Embajada Real de Dinamarca y con base en un acuerdo interinstitucional firmado entre la organización Movimiento de Integración Gastronómico Boliviano (MIGA) y la Fundación Feria a la Inversa.

“Buscamos elevar el consumo interno de alimentos limpios, orgánicos y de producción que no daña al medio ambiente. Y damos oportunidades de precio justo para los consumidores y productores”, dijo la presidenta de MIGA, Anahí Reyes.

En este tipo de escenarios, agregó, no solo se habla de oportunidades de negocio, sino también de adquirir insumos de calidad. “Es beneficioso (por ese lado) y a la vez apuntamos a mejorar la calidad de vida de familias de las comunidades agrícolas y de la gente en todo el país”.

El máximo representante del Comité Integrador de Organizaciones Económicas Campesinas (Cioec) Bolivia, Justino Loayza, resaltó que tanto pequeños como medianos productores están en la capacidad de suministrar alimentos “frescos y sanos”. “Esto lleva a que el negocio sea factible porque ambas partes ganamos”.

Indicó que este espacio permitirá incrementar las ventas, “y en consecuencia la producción”. Por ello recomendó la institucionalización de la Feria a la Inversa TAMBO.Flavia Giménez, gerente de Operaciones de la Fundación Feria a la Inversa, entidad pionera en este sistema de comercialización, manifestó que con la iniciativa se “une los ámbitos rural y urbano para mejorar los servicios a la población. Los mismos productores están exponiendo lo que tienen a los compradores para que vean la calidad de sus productos. Eso es también lo interesante aquí”, aseguró.

La Fundación Feria a la Inversa adelantó que los productos serán evaluados por el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag).

Requisitos a cumplir

Se busca impulsar en los futuros proveedores el cumplimiento de requisitos que avalen la calidad de los productos: Buenas prácticas de manufactura y aplicación de la norma sobre Sistemas Participativos de Garantía.

Preparan a agricultores para hacer negocios

Para participar en la 1ra. Feria a la Inversa TAMBO, los cerca de 700 productores asistentes recibieron capacitación desde febrero, periodo en el que se les enseñó a “hacer negocios”, indicó Flavia Giménez, gerente de Operaciones de la Fundación Feria a la Inversa.

“Se les explicó que no vendrían a ofrecer sus productos; por el contrario, ellos recibirán la demanda de las empresas y podrían adjudicarse contratos”.

A inicios de año, con miras al evento, se presentó un cronograma de actividades de capacitación, del cual ya se han ejecutado aproximadamente 60 talleres gratuitos para productores directos, transformadores y emprendedores de la micro, pequeña y mediana empresas del campo y del área urbana en comunidades de seis departamentos del país: Beni, Cochabamba, Chuquisaca, La Paz, Oruro y Potosí.

Aunque de inicio se generó incertidumbre y confusión por el sistema de relacionamiento, a la hora de la presentación de las demandas por parte de los futuros clientes, los productores entendieron el método y los cuatro días de feria todo fluyó sin problemas.

Bs 100 MM en intención de negocios

Después de cuatro días de analizar las demandas de las 40 empresas que acudieron a la feria en busca de proveedores, empresarios y productores manifestaron intenciones de negocios por Bs 100 millones en cerca de 1.000 propuestas de suministro de insumos.

“Teníamos como meta tentativa hacer negocios por Bs 15 millones, sin embargo ésta fue superada en un poco más de seis veces”, informó de manera preliminar la organización de la  1ra. Feria a la Inversa Tambo.

Según el reporte de la Fundación de la Feria a la Inversa mañana se tendrán datos exactos de las negociaciones. “Todas las empresas tienen un sistema de adjudicación, por lo que hasta el lunes esperamos que se cierren todos los contratos realizados”, se adelantó.

Si bien no se ha cuantificado el número de productores participantes que lograron satisfacer los requerimientos planteados por las empresas en sus pliegos de peticiones, éstas quedaron conformes con los resultados del evento, se dijo.

La banca participa para otorgar créditos

Entidades financieras también fueron parte de la 1ra Feria a la Inversa TAMBO. Instalaron stands con el objetivo de ofrecer financiamiento, bajo las tasas del crédito productivo, que permita a los productores mejorar sus cultivos o su ganado.

El Banco de Desarrollo Productivo (BDP), Banco FIE, Banco Prodem, Banco Unión se ubicaron en pequeños módulos armados en las instalaciones del coliseo Multifuncional Plaza del Tinku en Ciudad Satélite de El Alto.

La gerente de Operaciones de la Fundación Feria a la Inversa, Flavia Giménez, indicó que este es un “buen escenario para que incluso los productores puedan acceder a un crédito bajo las tasas de crédito productivo y puedan optimizar su trabajo”.

El Gobierno aprobó en julio de 2014 el Decreto 2055 que fija porcentajes máximos de interés para créditos productivos: 6% para las empresas grandes y medianas, 7% para las pequeñas y 11,5% para las microempresas. Están destinados a cubrir necesidades de financiamiento para capital de trabajo que permite la compra de materia prima, insumos y otros.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia