El Financiero

El control incluirá escáneres, GPS e inspectores privados

YPFB aclara que no será posible escanear a todos los camiones cisternas

Entrevista. Achá dialoga con periodistas de La Razón en oficinas de la sede de la petrolera estatal en La Paz.

Entrevista. Achá dialoga con periodistas de La Razón en oficinas de la sede de la petrolera estatal en La Paz. Foto: Miguel Carrasco

La Razón (Edición Impresa) / Gabriela Imaña

00:00 / 09 de agosto de 2015

Escáneres móviles ubicados en las fronteras, chips de rastreo e inspectores independientes reforzarán el control realizado por los funcionarios de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) para evitar el tráfico de sustancias controladas en las cisternas que transporten combustibles de la petrolera estatal.

El lunes, representantes de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB), YPFB y el Viceministerio de Defensa Social y Sustancias Controladas suscribieron un convenio que permitirá a efectivos antidrogas y aduaneros escanear con equipos de la ANB el contenido de las cisternas que transportan hidrocarburos líquidos de Yacimientos.

YPFB, en coordinación con la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), identificará los lugares donde se ubicarán estos escáneres.

“Una vez que (el camión) es cargado (con el combustible) en la planta de origen, con inspectores independientes contratados de una empresa de inspección se hará toda la certificación de la cantidad y calidad del producto que será trasladado”, informó a La Razón el presidente de la estatal, Guillermo Achá. Luego, continuó, la cisterna será despachada desde la planta de origen con mecanismos de seguridad que no pueden ser retirados.

PROCEDIMIENTO. “Habrá un segundo inspector en la planta de destino que revisará que la cisterna llegue en las mismas condiciones en las que ha sido despachada y recién se podrá proceder a la descarga (del carburante)”, agregó el ejecutivo.

Precisó que no es posible realizar el escaneo de todos los camiones que pasan de Bolivia a otros países, y viceversa, transportando diésel, gasolina o GLP porque ello podría causar “todo un conflicto en la frontera”.

“Se va a establecer un mecanismo de control satelital o GPS (Sistema de Posicionamiento Global), porque si esta cisterna incurre en ilícitos ha tenido que hacer una parada que no estuvo programada, y en ese momento las alertas van a ser dadas para estas unidades que se hayan podido identificar, (para que) ese tránsito anormal pase por el escaneo”, añadió el titular de YPFB.

La presidenta de la ANB, Marlene Ardaya, dijo que se cobrará entre $us 50 y 100 por cada operación de escaneado de cada camión contratado por YPFB, según información publicada el miércoles por El Deber. La titular de la Aduana afirmó que esos costos serán cubiertos por la estatal petrolera y que los controles se empezarán a realizar en un par de semanas en cuatro puntos del país: Desaguadero, Tambo Quemado, Pocitos y Puerto Suárez, en las fronteras con Perú, Chile, Argentina y Brasil, respectivamente.

El escaneado de estos vehículos se decidió luego de que en mayo de 2012 la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) anunciara la instalación de GPS a unas 1.000 cisternas para evitar el contrabando de hidrocarburos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia