Financiero

‘La industria de la cerveza aporta a la economía con $us 400 MM’

Mónica Rivero - Es la Directora Ejecutiva de la Cámara Boliviana de Fabricantes de Cerveza de Bolivia, una institución que fue creada en febrero de 1996. Forman parte de ella siete industrias como la CBN conformada por el grupo Taquiña, Huari y Paceña, la Cervecería Nacional Potosí, la Sociedad Industrial del Sud y recientemente se incorporaron Bebidas Bolivianas (BBO) que produce la Cerveza Real que pertenece al Grupo Monasterios de Santa Cruz y Saya Bear, una bebida artesanal de La Paz.

GESTIÓN. Mónica Rivero Vera, directora ejecutiva de la Cámara Boliviana de Fabricantes de Cerveza.

GESTIÓN. Mónica Rivero Vera, directora ejecutiva de la Cámara Boliviana de Fabricantes de Cerveza. Foto: Pedro Laguna

La Razón / Édgar Toro Lanza

00:00 / 01 de julio de 2012

— ¿Cuál es la situación del mercado boliviano de la cerveza?

— Hay un incremento de la demanda del producto y un incremento de la inversión. La industria está creciendo, eso motiva a la gente, al inversionista que pueda invertir sus recursos en generar nuevas industrias.

— ¿No es una contradicción crear más fábricas de cerveza y hacer una campaña de prevención para su consumo?

— Primero, tenemos que separar los conceptos de cerveza y alcoholismo. La cerveza no genera alcoholismo, no genera dependencia, la cerveza no es un producto nocivo. La cerveza es la bebida que menos grado alcohólico tiene. Uno tendría que tomar siete vasos de cerveza para generar el mismo grado alcohólico que un vaso de whisky, singani o vino. La dependencia alcohólica la generan esas bebidas cortas. La cerveza tiene sólo 0,5% de grado alcohólico, pero es una bebida de consumo popular.

— Pero en las entradas folklóricas es donde se genera un consumo masivo...

— Estamos hablando que es una bebida que está unida a las culturas, a la tradición. Genera consumo masivo porque es popular,  pero no genera alcoholismo dependencia en el consumo de cerveza y se necesitan muchos litros para generar el mismo efecto alcohólico que un vaso de whisky.

— ¿Hacer campañas para una cerveza en el deporte no motiva el consumo de la bebida?

— Lo que pasa es que nosotros no fomentamos el consumo de la bebida, sino promocionamos la marca, que es diferente. Además no es un fenómeno sólo nacional, sino internacional. Hablamos de la cerveza Budweiser que promociona el Mundial de Fútbol como patrocinador oficial. La Copa  Atlantic League es auspiciada por Heineken. En el Mundial de Fútbol de Brasil 2014 se emitirá una norma para permitir el ingreso de las cervezas dentro de los campos deportivos. Es decir, en Europa y en grandes países se consume cerveza porque no se la considera un factor embriagante. Bolivia está yendo hacia atrás. 

— ¿Qué cantidad de cerveza se produce al año en Bolivia?

— Anualmente se produce un promedio de 3,3 millones de hectolitros. Eso significa que ocupamos el puesto diez en Latinoamérica. El consumo per cápita es de 32,6 litros de cerveza por persona año.

— ¿Qué cantidad de recursos genera esa cantidad de producción de cerveza?

— El aporte que tiene la industria cervecera en la economía boliviana es de $us 400 millones año, que no solamente está inmerso en lo que es industria, sino que esta actividad mueve toda la cadena productiva de valor como la gastronomía, hotelería, vendedores ambulantes y gente en los puntos de venta. Contamos con 2.700 proveedores que incluye a la agricultura (cebada), servicios públicos, empaque, dotación de equipos, transporte, medios de comunicación y empresas de marketing, entre otros.

— ¿Cuántos empleos genera la industria cervecera?

— Si bien generamos 1.200 empleos directos, el valor agregado genera alrededor de 30.800 empleos a nivel nacional. Es un gran movimiento que genera turismo, mueve las fiestas patronales, entradas folklóricas, fiestas culturales, el Carnaval y Año Nuevo.

— ¿Cuánto paga por impuestos el sector?

— Aportamos con $us 320 millones por el tema impositivo.

— ¿Cuáles son las principales dificultades del sector?

— La industria cervecera se siente discriminada por el Gobierno porque ha sido fuertemente atacada por el incremento de los impuestos y la creación de retenciones como el Fondo Proleche —que esperamos que con este  fondo suba el consumo de leche en la población—. Hablamos de unos $us 8 millones por concepto de Proleche del sector cervecero, eso lo asume la industria y que no es transferido al consumidor porque no se carga en los precios. Ojalá que se cumpla con los objetivos porque hasta el momento no se ve ninguna campaña educativa del Gobierno para fomentar el consumo de leche en los niños.

— ¿El sector tiene problemas con el contrabando?

— Lamentablemente, sí. Ingresa mucha cerveza de contrabando de Brasil y Argentina. En Santa Cruz se comercializan tres latas de cerveza brasileña por sólo Bs 10. El precio es una muestra de que es un producto de contrabando y no paga ni un centavo de impuestos. La Aduana debe controlar en las fronteras y no en las ciudades para frenar el contrabando. 

— ¿De qué manera les afecta la Ley de Control y Expendio de Bebidas Alcohólicas?

— Nos están imponiendo una restricción publicitaria de 6 de la mañana a 9 de la noche donde no vamos a poder emitir ninguna publicidad en los medios de comunicación. Esto afecta directamente a la Selección Nacional, a los equipos de fútbol de la Liga, el Miss Bolivia y otros eventos donde las empresas cerveceras del país son los principales auspiciadores.

Perfil

Nombre: Mónica Rivero Vera

Nació: 2-3-69

Profesión: Abogada

Cargo: Directora Ejecutiva de la  Cámara Boliviana de Fabricantes de Cerveza

Una mujer al mando de Caboface   

Cochabambina. Asume la dirección ejecutiva desde 2010 de manera interina gracias a su trabajo de seis años como asesora legal de la Cámara Boliviana de Fabricantes de Cerveza (Caboface). Es una de las pocas mujeres dentro de 35 personas en su directorio. Es abogada de profesión con estudios realizados en la Universidad Mayor de San Andrés. No posee ninguna experiencia ni es propietaria de una fábrica de cervezas, porque uno de los principales requisitos para este cargo es que sea una persona imparcial y ajena al rubro para evitar cualquier susceptibilidad. Está casada con el juez Omar Rocabado y tiene tres hijos: Javier Alejandro (17), Gabriel Omar (16) y Natalia (9).

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia