El Financiero

Un ingeniero sigue su vocación marroquinera

El capital del emprendedor aumentó de Bs 1.000 a 700.000

Vitrina. Herrera en la feria La Paz Expone que se realizó en julio.

Vitrina. Herrera en la feria La Paz Expone que se realizó en julio. Foto: Luis Gandarillas

La Razón (Edición Impresa) / Marcelo Padilla / La Paz

07:00 / 22 de agosto de 2018

Tiene 26 años, es soltero, egresado de Ingeniería Industrial y optó por impulsar su propio emprendimiento. Comenzó en 2006 con un capital de Bs 1.000 y ahora tiene 700.000, un ejemplo de pasión por lo que quiere: su propia curtiduría.

Es Ruddy Herrera, oriundo de Santa Cruz, quien desde muy pequeño encontró su vocación por la marroquinería entre el ganado que criaba su familia. Esta pasión lo llevó, siendo universitario, a instalar su propio taller en Cochabamba con las herramientas más básicas en este rubro. En 2013 “empecé a hacer cinturones. Comencé (el negocio) con un pequeño capital de Bs 1.000, con el que compré una máquina cortadora a medio uso, cuero, pegamento, hebillas, hilo y pintura”, relata.

Con estos artículos salió a las calles de la capital valluna, donde vendía los cintos de cuero a un accesible precio de Bs 18. “Con el tiempo me hice conocer, tuve pedidos y vendí al por mayor a los comerciantes de La Cancha (mercado de abasto en Cochabamba) y en Barrio Lindo en Santa Cruz”.

Hoy confecciona además billeteras, carteras de dama, calzados casuales y botines. Incluso llegó a firmar contratos con varias unidades militares cochabambinas para proveerles botas de combate a los soldados.

Los precios de los calzados de Creaciones Herrera oscilan de Bs 150 a 600 y los botines desde Bs 190 para ambos sexos.

“Para saltar de los cinturones a las billeteras, en 2011 compré una máquina nueva. Luego (en 2013), llegué a la Feicobol (Feria Internacional de Cochabamba) en la que logré un contacto para exportar a Australia”, cuenta el emprendedor, quien también llegó con sus productos a Venezuela.

Con esta experiencia, Herrera intervino el año pasado en la Expo Aladi, en la que participaron más de 850 empresas de los 13 países miembros de la Asociación Latinoamericana de Integración.

El terreno en el que está hoy instalado su taller es de su propiedad y también está en Cochabamba, donde trabaja junto a dos empleados que se encargan de cortar y coser los artículos de cuero.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia