El Financiero

Una iniciativa aprovecha texturas andinas en las joyas de plata 925

Un poco de riesgo y muchas ganas de hacer negocio se suman a los conocimientos universitarios; un aliado estratégico y buenos contactos construyen una marca. Así, tres mujeres crearon una empresa de joyas, que se distinguen porque combinan texturas y colores andinos.

La Razón / Svetlana Salvatierra

00:00 / 02 de septiembre de 2012

“Musa Arte en Joyas” es el nombre del negocio que saltó del gusto por la joyería hecha con perlas, cristales swarovskys, corales, turquesas y otras piedras semipreciosas, a marcar una tendencia con joyas elaboradas con sal de Uyuni, flor de la quinua real, papel de totora del lago Titicaca, cuero de lagarto de la Amazonía, la bolivianita, madera y tejidos de lana de alpaca.

La historia de este negocio empieza con Valessa Sahashi Miranda. Estudió Administración de Empresas en la UPB. Trabajó en la administración pública y en el sector privado estuvo en el área comercial de Ametex. Se fue a Taiwán a especializarse. “Allí vi tantas piedras y materiales para hacer joyas que me gustó la idea y me comuniqué con mi amiga”, recordó. 

Cecilia Mendoza Portugal estudió Ingeniería Industrial en la Universidad Mayor de San Andrés. Trabajó más de cinco años en Ametex, en las áreas de Diseño y Nuevos Productos, y luego como responsable de la Sala de Muestras (donde realizaban los prototipos para exportación). Fue jefa de Producción hasta que se casó y se retiró para ser mamá. “Tuve a mi primera hija y ya no tenía tiempo para trabajar como dependiente. La idea de negocio que planteaba Valessa era una gran oportunidad”. Además, subrayó que “tenía conocimientos básicos en joyería”, recibidos en la universidad.

“Así que decidimos unir nuestros esfuerzos, cada una en un área determinada”, puntualizó.

Era agosto de 2010 cuando se creó la empresa. Pero empezaron en marzo con la elección del nombre, el diseño de la imagen corporativa y cumplir con los requisitos legales para ser una Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL). “Revisando nombres en internet, Musa me pareció lindo”, precisó Mendoza.

Una amiga, Daniela Montero Valenzuela, fue una de sus primeras clientas. Ella estudió Derecho Empresarial en la UPB. “Me convertí en compradora masiva y mis amigas me preguntaban dónde las había comprado, y las derivaba a ellas. Luego me ofrecieron ser su socia y no lo pensé dos veces. Siendo compradora y pasando la voz ya ganaba algo. Me sumé”, relató la que hoy es responsable de Ventas y Marketing.

“Cada pieza es diferente y no las encuentras en todas las joyerías. Ahora estoy dedicada a ver cómo nos hacemos conocer más en el exterior”, dijo. Sin embargo, las tres socias saben que ese es un plan a largo plazo.

Por el momento producen joyas para épocas altas como Navidad o el Día de la Madre. Esto afecta un poco la provisión de material. Los proveedores de plata les venden más de diez kilos y ellas sólo necesitan tres kilos. Por el resto de los materiales no reciben factura, los adquieren de empresarios informales. Pero el pago de sus impuestos está al día. “Esa fue una exigencia para poder presentarnos a nuestra primera feria de joyería en Madrid, España”, precisó Montero.

El pilar es Marco Loayza. Es artesano joyero desde que era adolescente. Es el socio estratégico. Elabora los diseños de Cecilia Mendoza. “Con ellas tengo bastante trabajo, pero también presto otro tipo de servicio a quien solicita material laminado o hilos de plata”, destacó. Ahora, mantener actualizado su sitio web es clave para atender a sus clientes.

Una oferta presidencial para musa

Reunión

La “Cruz Andina de Quinua”, presentada al mandatario Evo Morales, a la Ministra de Transparencia y al Canciller, será llevada al lanzamiento del Año Internacional de la Quinua 2013.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia