El Financiero

Los jóvenes pueden iniciar un negocio en las fronteras

Fundación Suyana brinda formación técnica aprovechando el potencial productivo de cada región

Cría. Un joven sostiene a dos cuis en la comunidad de Tacachillani del municipio de Charazani.

Cría. Un joven sostiene a dos cuis en la comunidad de Tacachillani del municipio de Charazani. Foto: Wara Vargas

La Razón (Edición Impresa) / Aline Quispe / La Paz

00:00 / 20 de abril de 2014

Jóvenes de comunidades rurales de La Paz reciben capacitación técnica a fin de que puedan iniciar sus propios emprendimientos, según las potencialidades productivas de las regiones intervenidas por Suyana.

Esta fundación es una organización privada sin fines de lucro que ha implementado el Modelo de Desarrollo Alternativo Sustentable Municipal en las comunidades paceñas —principalmente ubicadas en frontera— de Calacoto, Catacora, Charaña, Charazani, Comanche, Mecapaca, San Andrés de Machaca y Santiago de Machaca.

La presidenta de la fundación, Úrsula Kuhn, explicó que la organización busca contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de la población rural pobre y en extrema pobreza mediante la implementación de propuestas replicables en salud, educación, desarrollo económico sostenible y medio ambiente, desde un enfoque de fortalecimiento de capacidades desde lo local.

La organización apoya además los esfuerzos que realiza el Estado a través de los municipios rurales, sectores de desarrollo económico, salud, educación y medio ambiente, dijo Kuhn.

El director ejecutivo de la Fundación Suyana, Alberto Arango, explicó que el subprograma de educación tiene el objetivo de que los estudiantes de los niveles inicial, primario y secundario fortalezcan sus conocimientos y competencias en temáticas de salud,  desarrollo económico sostenible y medio ambiente. Así también puedan desarrollar sus capacidades técnicas a fin de que inicien emprendimientos propios, de acuerdo con las potencialidades productivas de sus regiones.

Especificó que algunas comunidades intervenidas se dedican a la cría de ganado bovino (vacas), ovino (ovejas) y camélidos (llamas y alpacas), además de cuis.

También las familias cultivan productos como la quinua, la cebada y la avena, entre otros.

“La capacitación posibilita que los alumnos incorporen nuevos conocimientos, prácticas y hábitos que mejoran su calidad de vida, a través de la estrategia ‘Mi Linda Escuela’”, aseguró.

El directivo precisó que el Programa de Fortalecimiento Integral de Comunidades Rurales en Extrema Pobreza, ejecutado de 2011 a 2013, capacitó a 575 estudiantes de 18 establecimientos educativos en el desarrollo de microemprendimientos, logrando implementar 16 proyectos impulsando su buen manejo y administración.

Para que los estudiantes de secundaria se capaciten a fin de iniciar un negocio propio la fundación ha dotado a las comunidades equipos como panaderías, deshidratadoras de charque, molinos y otros. En contraparte, las comunidades ofrecen el ambiente de capacitación y coadyuvan a que un facilitador pueda continuar formando a los jóvenes en el área escogida.

En comunidades como Charazani se implementaron talleres de cerámica utilitaria para que los estudiantes puedan hacerlas y luego venderlas.

CAPACITACIÓN. Este plan de desarrollo está enmarcado en la nueva Ley de Educación Avelino Siñani-Elizardo Pérez que busca que los alumnos obtengan bachillerato técnico.

Como parte de las actividades, dijo, se efectuaron también talleres de mercadotecnia, a través del Centro de Capacitación Campesina Suyana, para estudiantes de tercero, cuarto y quinto de secundaria así como para profesores en la ciudad de La Paz, en los cuales éstos identificaron y elaboraron sus proyectos productivos, logrando la puesta en marcha de microemprendimientos en sus unidades educativas.

“Esta actividad ha promovido que los jóvenes adquieran habilidades técnico-productivas mediante la generación de experticia combinada con experiencias vivenciales en procesamiento, impulsando la transformación y comercialización de la materia prima con valor agregado”, afirmó.

Formaron expertos en veterinaria

Educación

Suyana formó 152 auxiliares veterinarios de las propias comunidades, que aprobaron los módulos programados por la Unidad Académica Campesina de Batallas, dependiente de la Universidad Católica Boliviana.

Acciones

Estos nuevos profesionales participaron en  campañas de sanidad animal, generando recursos propios que se invirtieron en la reposición de insumos y medicamentos bajo la coadministración del comité comunal.

Una estrategia sube la calidad de la educación en el área rural

La estrategia “Mi Linda Escuela”, implementada por Fundación Suyana, contribuyó a mejorar la infraestructura y la calidad de la educación rural de manera participativa y coordinada entre los estudiantes, profesores, directores, padres de familias y autoridades municipales y educativas, manifestó el director ejecutivo del organismo, Alberto Arango.

El ejecutivo indicó que la estrategia consiste en que dichos actores coordinen y apoyen un de-    sarrollo en conjunto para mejorar la infraestructura de los establecimientos educativos, crear materiales educativos y bibliotecas a fin de desarrollar la enseñanza de nuevos conocimientos, los cuales son reforzados con la ejecución de ferias comunales municipales escolares en cada municipio. Precisó que entre 2011 y 2013, 59 colegios se beneficiaron con 60 tableros de carpintería y otras herramientas para que estudiantes, docentes y sus familias puedan edificar su mobiliario educativo.

Ocho comunidades elevan productividad

Cuatro factores incidieron para que comunidades paceñas alcancen el logro

En el marco del desarrollo económico sostenible, ocho comunidades paceñas rurales mejoraron sus sistemas de producción animal trabajando en la nutrición, la alimentación, la infraestructura, la sanidad y la genética.

Así lo aseguró el Director Ejecutivo de Fundación Suyana, quien señaló que a través de la estrategia familiar denominada “Vivo bien con mi esfuerzo” se busca generar una producción ecológica sostenible otorgando capacitación y asistencia técnica a los pobladores “para mostrar a familias campesinas lo que puedan hacer para contribuir a su propio desarrollo y generar mejores ingresos”.

El ejecutivo precisó que, en el periodo 2011-2013, se inscribieron 1.385 familias en dicha estrategia, de las que 1.121 participaron activamente, presentando su mapa parlante y cronograma familiar de actividades llegando a la evaluación final con la demostración de mejoras de acuerdo con las bases de la estrategia.

La autoridad agregó que se formaron 21 líderes campesinos llamados “Satiris”, quienes a través de un proceso vivencial con las familias  transmitieron experiencias propias vividas con la implementación de innovaciones que garantizan el uso adecuado del agua para el consumo familiar y el uso productivo, así como el mejoramiento de la vivienda saludable “logrando un efecto multiplicador en la comunidad, consolidando cambios sustanciales en el reordenamiento de viviendas, la incorporación de hábitos saludables y prácticas adecuadas de manejo agrícola y pecuario”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia