El Financiero

El empleo juvenil en Bolivia es precario y sin beneficios sociales

La mayoría trabaja en los sectores informales sin seguridad y salarios bajos

Preparación. Con el fin de pagar sus estudios, un importante número de jóvenes combina su jornada entre un empleo informal y las aulas de las universidades.

Preparación. Con el fin de pagar sus estudios, un importante número de jóvenes combina su jornada entre un empleo informal y las aulas de las universidades. Foto: Eduardo Schwartzberg

La Razón

00:00 / 28 de abril de 2013

La mayor parte de los jóvenes trabajadores bolivianos tiene un empleo precario porque está ocupado en sectores informales, el 61% (servicios, comercio), y en el rubro de la producción, el 17%. Además, no gozan de beneficios sociales ni de estabilidad y, por tanto, generan salarios por debajo del mínimo, hoy Bs 1.200. 

Los datos corresponden al Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA), pero otros dos expertos en la materia coinciden en que las fuentes de empleo para los jóvenes en el país son precarias. Bruno Rojas, investigador del CEDLA, afirma que las personas entre 15 y 35 años de edad con un trabajo se exponen a la explotación, discriminación salarial, desconocimiento de sus derechos laborales y desprotección.

José Ballesteros, director de Planificación del Ministerio de Trabajo, explica que la inserción laboral de jóvenes profesionales en puestos ajenos a su formación académica o técnica, por periodos largos, se considera “subempleo”. Recuerda que Bolivia tiene medio millón de universitarios en edad de trabajar y sugiere que ese “potencial” se canalice en una estrategia laboral conjunta, entre Estado y privados, para erradicar la pobreza.

Rodolfo Eróstegui, director de la Fundación Labor, advierte que “en casi todas las empresas hay pasantes ingenieros, abogados, que hacen una especie de servicio civil sin que exista la obligación legal de recibir una remuneración”. Rojas agrega que siete de cada diez jóvenes consiguen empleos inestables o eventuales, lo que causa inestabilidad general, misma que afecta al 50% de la población.

El director ejecutivo del Inaset, Enrique Velasco, plantea “resolver primero el empleo para toda la familia”. La única forma, dice, es fomentar el desarrollo productivo, “creando fuentes de trabajo en ese sector para elevar la productividad”.

Proyección de la OIT

Para la OIT, la tasa de desempleo de los jóvenes en América Latina se mantendrá estable hasta 2017 en 14,7%, frente al 14,6% de 2012. La crisis laboral permanecerá.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia