El Financiero

Las lluvias golpean la producción y la exportación de café boliviano

El Gobierno prevé una reducción del 26% en la producción local del grano, mientras las importaciones suben en un contexto de déficit del producto en el mercado global.

Bolivia: producción, exportación e importación de café

Bolivia: producción, exportación e importación de café

La Razón (Edición Impresa) / Gabriela Imaña / La Paz

00:00 / 24 de agosto de 2014

Productores cafetaleros del país “están cancelando” sus contratos de exportación para el próximo año debido a que las lluvias ocasionarán una pérdida aproximada del 26% en la producción 2013-2014 del grano boliviano.

Un informe del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras (MDRyT) prevé que la producción nacional de café de la campaña 2013-2014 se contraerá a 21.793 toneladas métricas (TM), respecto a las 32.091 TM obtenidas en la campaña 2012-2013; malas noticias para los productores bolivianos que no pueden aprovechar el actual déficit de café en el mundo.

La disminución en la producción de las semillas del cafeto se debe a las lluvias que azotaron el país durante este y el pasado año, explicó a La Razón Eugenio Villca, presidente de la Federación de Caficultores Exportadores de Bolivia (Fecafeb), institución que agrupa a 41 organizaciones, entre asociaciones y cooperativas, que producen café orgánico.

Fecafeb está conformada por 17.000 unidades productivas cafetaleras, el 56% de las registradas en todo el país (30.000). Villca afirmó que “una buena parte” de los afiliados de la federación sufrieron pérdidas de entre el 40 y el 60% de sus cultivos, un fenómeno que se pudo observar en todo el país.

Francisco Mamani, dirigente de la Asociación de Cafetaleros de Buena Vista-Santa Cruz, coincidió en que las lluvias son las principales responsables de las pérdidas en los cultivos del gremio.

MERCADO. “Según un vocero de la Fecafeb, la producción de café habría bajado (también) por el aumento de cultivos alternos, entre ellos la coca”, añadió el gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, respuesta a un cuestionario enviado por este medio.

“No sabemos cómo vamos a cumplir con nuestros contratos (...). Algunas organizaciones de federación están cancelando sus compromisos (de exportación) para el próximo año”, lamentó el Presidente de Fecafeb, organización que está en emergencia.

La situación mantendrá la tendencia a una mayor caída en las exportaciones bolivianas del grano. Datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) elaborados por el IBCE dan cuenta de que las exportaciones de café se redujeron en 26,4% en los últimos cinco años, es decir, bajaron de 4.940 toneladas métricas (TM) en 2009 a 3.635 TM en 2013. 

El presidente de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (Caneb), Guillermo Pou Munt, consideró que la caída en las ventas del grano no es “significativa”.

“Hay diferentes elementos que operan sobre el precio internacional e inciden en la oferta del café boliviano, pero lo interesante es que la oferta nacional se está desarrollando con un segmento de calidad que, si bien en el corto plazo es afectado por los precios internacionales y la demanda externa, va a terminar colocándose en otro de alto precio”, dijo.

El incumplimiento de los contratos no “desprestigiará” al café boliviano, porque la suspensión parcial de sus envíos se debe a un contratiempo climático. “Eso nadie lo puede prever”, subrayó.

En marzo, la Organización Internacional del Café (OIC) anunció que el mercado del grano afronta un déficit global —que podría derivar en una subida de precios— de “al menos 120.000 toneladas” en el ejercicio cafetalero 2014-2015, debido sobre todo a la sequía sin precedentes en Brasil.

En general, se espera que en la gestión 2014-2015 haya 25% menos de café procedente de América Latina, por la falta de lluvias en Brasil, por el clima demasiado húmedo en Colombia y la plaga de la roya en América Central.

Según datos de la OIC, Brasil se afianzó en el primer bimestre de este año como el mayor productor de grano del mundo, con cerca del 25% de la producción global, seguido de Vietnam, Indonesia, Colombia y la India.

DEMANDA. Villca sostuvo que con el panorama que presenta Brasil, los productores bolivianos tienen las intenciones de ganar algunos de los mercados que no podrán ser abastecidos por ese país.

Sin embargo, las internaciones bolivianas de café continúan subiendo. El país importó el año pasado 64,56 TM de café, casi siete veces más que en 2009 (9,55 TM); el valor de estas compras, de su parte, aumentó casi ocho veces más, de $us 42.781 a 353.648.

“La importación de café se realiza por factores de ‘gustos del consumidor’, por preferencias que tiene el cliente final a ciertas marcas extranjeras que les representan mayor calidad, y por sabor y aroma”, explicó Rodríguez, quien calificó como “ínfima” la compra nacional de grano en comparación a las ventas externas.

“Para dejar de importar café es necesario producir más y de mejor calidad, mediando para ello buenas políticas públicas que alienten a la seguridad jurídica para la tierra y la inversión, mercados asegurados, el riego, el uso de la tecnología y el aumento de la escala productiva, generando mejores empleos para las familias bolivianas”, agregó el experto.

La escasez de café a corto y medio plazo contrasta con el persistente aumento anual de la demanda del producto, que, según el jefe de Operaciones de la OIC, Mauricio Galindo, subió aproximadamente 2,4% el 2013, algo más que el 2012, según EFE.

Puntos de vista

Eugenio Villca

‘No hemos podido acceder a los créditos’

Son pocas las asociaciones cafetaleras que pudieron acceder  a los créditos de entidades financieras que permitan fortalecer la producción y mejorar los cultivos del grano, indicó el representante de la Fecafeb.

“Tuvimos la opción del Banco de Desarrollo Productivo (BDP), pero no hemos podido acceder a esos préstamos porque piden muchos requisitos, muchas trabas”, dijo.

Gary Rodríguez

‘Para dejar de importar, se debe mejorar’

Uno de los factores para reducir la importación de café es mejorar la calidad del producto, destacó el gerente del IBCE.“Es necesario producir más y de mejor calidad, mediando para ello buenas políticas públicas que alienten a la seguridad jurídica para la tierra y la inversión, mercados asegurados, el riego, el uso de la tecnología y el aumento de la escala productiva”, manifestó.

Más información

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia