El Financiero

‘Al ser una necesidad humana vital, la industria turística va a seguir creciendo’

Juan I. Rodríguez. El Vicepresidente de Desarrollo de Negocios para América Latina de Resort Condominiums International (RCI) afirma que la desaceleración económica no frenará el crecimiento de la industria de los viajes en los países de la región y que las empresas e instituciones que trabajan en el sector deben volcar sus esfuerzos a hacer que la experiencia vacacional sea algo único. Destaca que en este marco se encuentran los proyectos turísticos que se desarrollan en Santa Cruz.

Presencia. Rodríguez en oficinas de Predial, uno de los principales impulsores del proyecto Mar Adentro.

Presencia. Rodríguez en oficinas de Predial, uno de los principales impulsores del proyecto Mar Adentro. Foto: Mar adentro

La Razón (Edición Impresa) / Wálter Vásquez / Santa Cruz

00:00 / 18 de abril de 2016

RCI, proveedor estadounidense de productos y servicios para la industria global del turismo, cuenta con la red de intercambios vacacionales más grande del mundo: al menos 4.500 centros en  más de 100 países. En Bolivia participa por ejemplo en el megaproyecto inmobiliario Mar Adentro, en el que desde 2017 se construirá un resort de lujo con una inversión de $us 17 millones.

— ¿Cuándo llegó la empresa al país y con cuántos productos?

— Cuando desarrollamos mercados tratamos de ser actores fundamentales ayudando a los inversionistas a buscar los productos o los nichos de mercado que puedan hacer potencial al turismo (...). Entramos a Bolivia en 1994, pero en ese entonces no se desarrolló de manera importante el concepto de propiedad vacacional, algo que sí ocurrió a partir de 2014  con al menos tres desarrolladores importantes en la región, siendo uno de los proyectos más ambiciosos, creativos e importantes el de Mar Adentro (en el Urubó, Santa Cruz). RCI interviene en tres áreas de la industria vacacional latinoamericana: en consultorías, nos involucramos en proyectos relacionados con la propiedad vacacional que están en fase de desarrollo; en el intercambio propio del bien vacacional; y en el servicio a los clientes que compraron este producto, del que en términos económicos se vende en la región el equivalente a 400.000 semanas (al año), poco más de $us 6.000 millones. Esto significa que el turismo y el tiempo compartido han sido el motor de la economía de los países y para nosotros, como compañía mundial, es importante que este tipo de productos se propaguen en este país, porque los ayuda a seguir creciendo.

— ¿Cuál es su evaluación sobre el desarrollo de esta actividad?

— El turismo es una de las actividades económicas más importantes y más dinámicas del mundo. De hecho, su crecimiento ha sido de aproximadamente 4% (anual) en los últimos 50 años. Hay muy pocas industrias que de manera sostenida han registrado ese crecimiento por tanto tiempo (...). Debido a eso, diría que prácticamente todos los países hoy en día están volcando sus ojos a la llamada “industria sin chimeneas” y para eso hay que desarrollar una serie de productos que se complementan entre sí (...). Bolivia, por su parte, es un país que en los últimos años ha tenido un crecimiento sostenido del Producto Interno Bruto que le ha permitido tener una clase media mayor que, a su vez, puede consumir más productos turísticos. Entonces, ¿porque a RCI le interesa tanto este país?, porque está despertando de forma importante, por lo que su industria turística debería despertar también de manera importante. Hablo de la experiencia, no de ciudades o playas específicas, sino de muchos tipos de experiencia dentro de lo que son los productos turísticos. ¿Por qué?, porque es lo que ha cambiado de manera importante en los últimos 30 años. Los turistas han pasado de buscar un hotel con una habitación bonita, a querer un spa, una cancha de golf y otras amenidades. En este momento, estamos cruzando una frontera y lo que estamos buscando son experiencias: ése es el giro que está dando el turismo en el mundo.

— ¿Qué efectos puede traer la desaceleración de la economía latinoamericana para el sector?

— Estamos en la industria correcta. ¿Qué quiere decir eso?, que los vaivenes económicos han existido y van a seguir existiendo. Tuvimos crisis en Latinoamérica en los 60, los 80 y los 90, quizá tuvimos un período más estable entre 2004 y 2010, pero ahora estamos viendo otra vez momentos turbulentos.

Eso es constante en todo el globo terráqueo. Pero lo que también ha sido constante es la necesidad de tener experiencias vacacionales del ser humano.

Entonces, independientemente de los ciclos económicos, el crecimiento de los productos vacacionales ha mostrado una tendencia positiva en los últimos 60 años. Esto no quiere decir que no existan retos, que no tengamos momentos económicos difíciles y que no haya que poner mucha ciencia en cómo se hacen los negocios, pero sí quiere decir que la industria de los viajes va a seguir creciendo, porque es una necesidad humana vital.

— ¿Qué cosas ha hecho bien el negocio boliviano del turismo y qué cosas debería cambiar?

— En esta actividad, es importante entender cuáles son los nichos de mercado que existen, como el médico, de negocios, de convenciones, de esparcimiento y otros. Entonces, creo que Bolivia tiene que entender en qué nichos de mercado es importante estar. Si bajamos ese ejemplo a Santa Cruz, pues un primer paso importante es lo que está haciendo con el turismo de negocios y el de esparcimiento. Bolivia es un país que tiene puntos naturales que habría que explotar y que pueden ofrecer una buena experiencia turística.

— ¿Santa Cruz está liderando entonces el turismo nacional?

— Sí, por la cantidad de experiencias, servicios de calidad y el clima, que es un determinante para el turismo de esparcimiento (...). Es una región esencial en el turismo interno y en la economía del país, una región que el boliviano percibe como lugar para vacaciones y que puede ser percibida también como importante lugar de vacaciones por los latinoamericanos.

— ¿Cómo ve el futuro de la industria local sin chimeneas?

— La economía va a entrar en un ciclo que vamos a llamar “interesante”. Si los inversionistas y el Gobierno empiezan a buscar diferentes nichos turísticos aprovechables, veo un crecimiento positivo en el sector, y me refiero a aprovechar lugares como Santa Cruz, lugares que ofrecen diferentes experiencias vacacionales y para eso se necesita inversionistas, infraestructura y productos.

Perfil

Nombre: Juan Ignacio Rodríguez

Cargo: Vicepresidente de Desarrollo de Negocios para América Latina de RCI

Especialista en la expansión de la actividad turística

El mexicano tiene más de 25 años en las áreas de ventas y mercadotecnia de la actividad del turismo y posee amplia experiencia en proyectos de mejora continua para la industria vacacional desarrollados en Europa y América Latina. Trabaja en RCI desde 2000 y actualmente ocupa el cargo de Vicepresidente de Desarrollo de Negocios, cargo bajo el cual no solo ha promovido el continuo crecimiento del negocio principal: afiliaciones y desarrollo del tiempo compartido, sino que también ha favorecido el crecimiento del área de bienes raíces orientados al turismo —principalmente dentro del mercado de lujo—. Bajo su gestión se han diseñado, desarrollado e implementado varios productos y servicios nuevos en los principales destinos turísticos de la región.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia