El Financiero

El negocio de la chatarra generó $us 31 MM en los últimos 5 años

El negocio de la chatarra mueve millones. En el periodo que abarca los últimos cinco años y el primer trimestre 2012, esta actividad generó $us 31,4 millones por la exportación de 162.860 toneladas a 18 países, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La Razón / Édgar Toro

00:00 / 06 de mayo de 2012

El Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) facilitó los datos estadísticos que muestran la importancia de esta actividad en la economía. El gerente general del IBCE, Gary Antonio Rodriguez, sostuvo que los datos demuestran que “en el mundo de los negocios todo es posible”. 

En diferentes puntos de las ciudades capitales es acopiada la denominada chatarra que luego termina en países como China o Costa de Marfil. “Entre 2007 y marzo de 2012, Bolivia exportó más de 160 mil toneladas de de-sechos y desperdicios de hierro y acero, por un valor superior a los $us 31 millones”, explicó.

Los destinatarios son 18 países, aunque el mayor porcentaje llega al Perú. “Es el principal receptor. El año pasado compró un total de 27.240 toneladas por $us 7,1 millones, esto es un 53% del volumen y un 64% del valor exportado”.

Aunque por la cercanía Perú es el destinatario potencial de la chatarra, quienes se dedican a esta actividad no dejan de lado mercados como Costa de Marfil, Hong Kong (China), Holanda, Corea del Sur, India, Taiwán, EEUU o Vietnam.

El INE también menciona como naciones de destino a  Bélgica, Países Bajos, la República Checa, Canadá, Italia, Panamá, además de Chile, Brasil y Perú en Sudamérica.

Los materiales que son vendidos al exterior son “los desperdicios y desechos de fundición, desperdicios y desechos de aceros aleados inoxidables, desperdicios y desechos de hierro o acero estañados y demás desperdicios y desechos. Es lo que Bolivia exporta por años”, sostuvo Rodríguez.

Añadió que estos materiales son transformados en manufacturas que luego son importadas, pero que —de existir una industria recicladora— podrían ser procesadas en Bolivia dada la alta demanda que existe de materiales como fierro de construcción, tubos y planchas.

“Muchos dicen que la venta al Perú de garrafas en desuso, latas de bebidas y conservas, calaminas, partes de autos chocados o viejos provoca la fuga de recursos económicos. Las plantas fundidoras, principalmente en Arequipa, aprovechan estos materiales que luego de reciclados son nuevamente internados al país con un alto valor agregado en forma de manufacturas. Bolivia paga un alto precio por los productos”.

Para Rodríguez similar situación pasa con más del 80% del valor de nuestras exportaciones, principalmente vinculados a recursos extractivos no renovables y sin mayor valor agregado como el gas.

“En el caso de la chatarra la historia se repite: en vez de industrializarla, exportamos materia prima barata para que sean otros quienes hagan el negocio”, reflexiona Rodríguez, quien añade que la existencia de recicladoras ha hecho que “este negocio” florezca sin que las fronteras sean un obstáculo 

De acuerdo con el reporte del INE, en 2007 se exportó un valor de $us 3,1 millones; en 2008, $us 4,9 millones; en 2009, $us 2,6 millones; en 2010, $us 7 millones; en 2011, $us 11,1 millones y el primer trimestre de 2012 se exportó chatarra por $us 2,4 millones. A Brasil se envió en 2011 un valor de $us 1,4 millones.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia