El Financiero

Dos refinerías estatales suben su capacidad

Estas adecuaciones y modernizaciones permitieron el incremento de su capacidad de procesamiento en la Unidad de Destilación de Crudo del Área 301 de 16 mil barriles de petróleo diario (BPD) a 18.950, con adecuaciones realizadas a la torre de destilación primaria y a la torre de Splitter de Nafta.

Planta. Vista de la refinería Guillermo Elder Bell, en Santa Cruz.

Planta. Vista de la refinería Guillermo Elder Bell, en Santa Cruz. Foto: YPFB

La Razón / Svetlana Salvatierra

00:00 / 17 de marzo de 2013

Las refinerías de YPFB tienen una capacidad de procesamiento de 48.950 barriles de petróleo por día (BDP) y su reto es seguir ampliando la oferta con la ejecución de varios proyectos en 2013, informó la estatal en un boletín de prensa. 

A seis años de la nacionalización de las dos refinerías más grandes del país, Guillermo Elder Bell (Santa Cruz) y Gualberto Villarroel (Cochabamba), YPFB Refinación SA (Sociedad Anónima)  afirma que “ha podido cumplir con su objetivo estratégico: la ampliación de la capacidad de procesamiento de crudo, con el fin de cubrir la demanda de hidrocarburos del país”.

En la gestión 2012 se programó una inversión de $us 57,5 millones destinada a la ejecución de varios proyectos en ambas refinerías. La inversión ejecutada fue de $us 51,1 millones.

En la refinería Guillermo Elder Bell se ejecutaron $us 23,6 millones, con un porcentaje de cumplimiento del 92%. “El proyecto más desafiante realizado en esta unidad operativa durante la gestión 2012 fue el Revamp de la Unidad de Crudo del Area 301”, detalla el boletín.

Estas adecuaciones y modernizaciones permitieron el incremento de su capacidad de procesamiento en la Unidad de Destilación de Crudo del Área 301 de 16 mil barriles de petróleo diario (BPD) a 18.950, con adecuaciones realizadas a la torre de destilación primaria y a  la torre de Splitter de Nafta.

En la refinería Gualberto Villarroel se ejecutaron $us 27,5 millones. De ese monto, un total de $us 7,3 millones corresponde a la inversión realizada en el nuevo Horno de Destilación 1H-1001A. Además, mediante un paro de planta programado de carburantes y lubricantes en esta refinería se efectuó la habilitación del horno 1H-1001-A, y con la regeneración del catalizador de esta unidad fue posible incrementar la carga procesada. Estas modificaciones han permitido alcanzar el récord histórico de 48.378 BPD, como promedio durante el mes de diciembre 2012, superando el anterior de 47.761 BPD, del mes de  noviembre de la misma gestión.

El presidente de YPFB Refinación SA, Roberto Cuadros, sostuvo que “es evidente el impacto socioeconómico para el país con la puesta en marcha de los proyectos ejecutados en ambas refinerías, debido a la reducción en la subvención por importación de gasolina especial y diésel oil y el incremento en la recaudación del Impuesto Especial a los Hidrocarburos y sus Derivados (IEHD), por la venta de mayores volúmenes de estos productos”. Agregó que “el impacto económico de lo ejecutado por YPFB Refinación SA durante la gestión 2012 es de aproximadamente 88 millones de bolivianos mensuales”.

Para 2013 se proyecta una inversión de $us 180,2 millones, un incremento de 244% respecto la de 2012 para dar continuidad y complementariedad a los proyectos iniciados en 2012.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia