El Financiero

‘Les hemos dado todas las ventajas productivas para que dejen de producir coca’

Miguel Oropeza - Asumió la Dirección General Ejecutiva del Fondo Nacional de Desarrollo Alternativo (Fonadal) hace dos meses y en poco tiempo da continuidad a la ejecución de más de 1.000 proyectos de desarrollo productivo en 17 municipios del país que  benefician a más de 150 mil familias. Los recursos de todos los programas supera los Bs 350 millones de inversión. Uno de sus retos es promover el cultivo de productos alternativos en sustitución de la hoja de coca en el Chapare y Yungas.

Impulsor. Miguel Oropeza, es el nuevo director general del Fonadal.

Impulsor. Miguel Oropeza, es el nuevo director general del Fonadal. Foto: Nicolás Quinteros

La Razón / Édgar Toro

00:00 / 08 de julio de 2012

— ¿Cuáles son los principales proyectos que está ejecutando el Fonadal?

— Hay dos líneas de financiamiento en Fonadal. Una es Fonadal Yungas que tuvo un financiamiento de 16 millones de euros, que apoyó el desarrollo económico y social en las regiones de influencia.  Este proyecto concluyó el 30 de julio de 2011. Desde 2008 hemos trabajado con el Programa de Apoyo a la Política Sectorial (PAPS). En este programa se tiene un financiamiento de 26 millones de euros; 24 millones son para inversión y dos millones para los Asistentes Técnicos Internacionales (ATIC). Son técnicos de la ayuda extranjera que nos van evaluando el trabajo en el país.

— ¿En qué regiones del país están localizados los proyectos?

— Este año estamos en 17 municipios (Bolivia tiene 337). Abarcamos las zonas tradicionales (de cultivos de coca) del trópico de Cochabamba en cinco municipios: Villa Tunari, Shinaota, Chimoré, Puerto Villarroel y Entre Ríos. En los  Yungas (La Paz) estamos en diez municipios, entre ellos Coripata, Yanacachi, Cajuata, Irupana, La Asunta y recientemente en Alto Beni, Palos Blancos y Caranavi.

— ¿Cuáles son los proyectos más importantes?

—En el programa PAPS tenemos más de 540 proyectos, de los cuales 250 se terminaron y se tiene programado concluir el resto hasta fin de año. En Fonadal Yungas ya se ejecutaron cerca de 500 proyectos de desarrollo productivo.

— ¿A cuánto alcanza la inversión en todos esos proyectos?

— Por lo menos son 37 millones de euros, que equivalen a más de 350 millones de bolivianos.  Los recursos provienen de la Unión Europea. La modalidad en el PAPS es a través de tramos variables y tramos fijos. Los tramos variables son indicadores que se tienen que cumplir como sector como parte del Viceministerio de Coca y Desarrollo Integral y el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, siempre en coordinación.

— ¿Y cuáles son las principales áreas en las que se ejecuta?

— Son cuatro áreas de trabajo del Fonadal:  Desarrollo Económico, Desarrollo Social,  Fortalecimiento Institucional y Recursos Naturales y Medio Ambiente. El mayor componente donde trabajamos es el Desarrollo Económico que consiste en trabajos de cablerías en banano (transporte de plátanos en roldana), centro de acopio y secadoras de cacao. En infraestructura tenemos puentes y caminos. Es parte importante para todo proceso de producción porque sin carreteras no se puede transportar los productos.

— ¿Cuáles son los proyectos productivos más destacados?

— En la producción de bananos, palmitos y chocolate tropical nos ha ido muy bien. Los palmitos seguimos exportando y ahora está en manos de lo que es Insumos Bolivia. Se abrió un mercado en Venezuela y hemos invertido Bs 3 millones más para la producción de palmitos. También hemos  trabajado, con menos intensidad, en la producción de piña y cítricos. Queremos que funcione el complejo arrocero de Bulo Bulo en Entre Ríos (Chapare) donde hemos invertido Bs 2,5 millones.

— ¿Qué se está haciendo en la sustitución de la producción de hoja de coca por productos de desarrollo alternativo?

— Ya no manejamos el término de Desarrollo Alternativo, ahora se llama Desarrollo Integral. Nosotros no ponemos ningún tipo de barrera a los productores de hoja de coca, no imponemos erradicar a cambio de darles un proyecto, no hacemos nada de interdicción. Nuestro trabajo es netamente concertado con los involucrados en las áreas tradicionales, hablo de los municipios del trópico de Cochabamba y de los Yungas de La Paz. Por ejemplo, en el trópico tenemos Bs 30 millones y lanzamos un eje temático, ya sea de desarrollo económico o desarrollo social.  Pero ahora trabajamos más en el área productiva y ya no tanto en lo social porque eso significa construir aulas, agua potable y alcantarillado. Actualmente se prioriza la producción.

— Concretamente, ¿qué se está haciendo en la sustitución de la hoja de coca?

— Lo que queremos es llegar a los productores tratando de darles productos que sean rentables al igual que la hoja de coca, en cierta forma que vayan dejando la producción de la coca. Ha sido una parte exitosa que ha tenido Fonadal. Reemplazar ha sido complicado, sin embargo, les hemos dado todas las ventajas productivas para que ellos puedan dejar de producir coca y dedicarse a otros cultivos. El banano en realidad  ha sido uno de los cultivos que ha reemplazado a la hoja de coca, después el palmito, el cacao, los cítricos, les hemos dado yuca y muchos otros productos.

— ¿Hay aceptación de la gente y las comunidades en sustituir la coca por otros productos?

— Exactamente. Reitero que como Fonadal no condicionamos, no decimos se erradica y les damos tal proyecto. Hay otra institución que trabaja en la erradicación.

— ¿Qué avances hubo?

— Lo que hemos hecho es estabilizar la producción de hoja de coca. En los últimos cuatro años no hubo un incremento de la hoja de coca. Hemos mantenido en 30 mil hectáreas y ahora con la Ley 1008 estamos autorizados a 12 mil hectáreas, aunque se habla de modificar a 20 mil. Aún nos falta hacer mucho, pero no hubo un incremento, se mantuvo la producción y eso ha hecho que nuestros  productos que hemos ido apoyando hayan sustituido paulatinamente  lo que es la producción de la hoja de coca.  Ahora ya no se escucha de conflictos, hay una paz social en las zonas tradicionales. Lo que queremos ofrecerles a los productores de hoja de coca son las garantías para llegar al mercado externo, no pensamos solo internamente, sino llegar al exterior como Brasil, Argentina, Chile, Perú, donde van más nuestros productos. Que los productores de hoja de coca vean otras opciones de producción como ser el banano, café, cacao y les garantizamos llegar a mercados del exterior con nuevos productos. 

Perfil

Nombre: Miguel Erlan  Oropeza Arispe

Nació:18-09-1978

Profesión:Ingeniero Civil

Cargo: Director General Ejecutivo Fonadal  

Experto en infraestructura vial

A sus 33 años es el nuevo director general del Fondo Nacional de Desarrollo Alternativo (Fonadal) desde abril de este año. “Me eligieron por decisión de las seis Federaciones del Trópico de Cochabamba y el apoyo del Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia”, recuerda.   Es ingeniero civil de profesión con estudios en la Universidad San Simón de su natal Cochabamba.  Tiene diez años de experiencia laboral y fue consultor del Banco Mundial en asistencia técnica en infraestructura vial. “Soy un especialista en puentes de infraestructura vial”, afirma. También fue contratista en los municipios del valle alto y desempeñó funciones en la Gobernación de Cochabamba.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia