El Financiero

El ‘viajero del mañana’ tendrá seis motivaciones

Un estudio prevé que aparecerán grupos de viajeros que influirán en el desarrollo del sector

¿Cómo será el mundo en 2030?

¿Cómo será el mundo en 2030?

La Razón (Edición Impresa) / Wálter Vásquez / La Paz

00:00 / 24 de mayo de 2015

¿Trotamundos comprometido, amante de la comodidad o purista cultural?, son tres de los seis nuevos tipos de viajeros que aparecerán en los próximos 15 años y que serán parte de los 1.800 millones de personas que en 2030 viajarán en todo el mundo.

Así lo revela un estudio de la consultora en tendencias de consumo TheFutureFoundation y Amadeus, proveedor de soluciones tecnológicas avanzadas para la industria mundial del viaje, que opera en Bolivia desde 2008.

“Si volvemos la vista 15 años atrás, es difícil subestimar lo lejos que ha llegado la industria del viaje en términos de innovación, coste y opciones para los viajeros. Y a pesar de ello, cuando hoy nos planteamos el futuro dentro de 15 años, está claro que el cambio no hará sino que acelerarse”, dijo Álex Luzarraga, vicepresidente senior de Estrategia Corporativa de Amadeus.

Grupos de buscadores de capital social, puristas culturales, trotamundos comprometidos, amantes de la comodidad, viajeros por obligación y cazadores de lujo poseerán motivaciones diferentes de las que tienen los viajeros de hoy y tendrán influencia significativa en los servicios vinculados al sector del viaje, según FutureTravellerTribes 2030: Los viajeros del mañana.

El buscador de capital social planificará sus vacaciones teniendo en cuenta, casi exclusivamente, sus contactos en la red; apoyándose y justificándose en sus opiniones y recomendaciones. El purista cultural considerará su descanso como la oportunidad de zambullirse en una cultura extranjera y el disfrute de sus viajes dependerá de la autenticidad de la experiencia.

El trotamundo comprometido planificará sus viajes según criterios éticos, como la reducción de la huella medioambiental o la contribución —principalmente económica— a la mejora de las vidas de otras personas.

El amante de la comodidad preferirá un paquete de productos y servicios para evitar la gestión de diferentes aspectos del viaje. Para este grupo, las vacaciones constituyen un momento excepcional en el que mimarse, con la confianza de que su seguridad y disfrute están garantizados.

El viajero por obligación orientará  sus viajes a lograr un objetivo concreto, ya sea de negocios o de ocio, sufrirá limitaciones de tiempo y de presupuesto, y demandará una tecnología capaz de eliminar o resolver las incidencias de los viajes, como cancelaciones o cambios de vuelo.

El cazador del lujo se interesará por los viajes suntuosos en su sentido más extremo. El viaje será una recompensa extraordinaria, una experiencia que es imprescindible para resarcir el sacrificio de tiempo y esfuerzo que exige su trabajo y su vida cotidiana.

“El estudio muestra que en 2030 no solo cambiará el tipo de experiencia que demanda los viajeros en 2015, sino también la forma en la que se compran y adquieren compromisos con la industria”, expresó el director de TheFutureFoundation, Nick Chiarelli.

Datos de la Organización Mundial del Turismo dan cuenta de que el mundo superó en 2012 la barrera de los 1.000 millones de viajeros.

El delegado para Bolivia

Anuncio

Amadeus comunicó que desde este mes, Ezequiel Cademartori asume el cargo de Country Leader para Bolivia. Esto significa que a partir de ahora, el ejecutivo cumplirá un doble rol en la compañía, ya que también es Country Leader en Perú.

El turismo comunitario se posiciona en Bolivia

Los bolivianos buscan vivir la experiencia de los pueblos, según Boltur

Gabriela Imaña

Las personas que visitan los centros turísticos del país prefieren experimentar el Turismo Rural Comunitario (TRC), por lo que este tipo de actividad se presenta como una fuente adicional de ingresos para las familias campesinas, destacó la gerente de la Empresa Boliviana de Turismo, Lourdes Omoya.

“Se ha puesto en evidencia que a los bolivianos les gusta participar con la comunidad”, dijo a     La Razón la ejecutiva de la estatal. Boltur ha logrado “establecer una cultura específica en la que el boliviano está empezando a planificar un viaje con hospedaje, alimentación y transporte, participando de las actividades propias de cada destino”, añadió.

El TRC (actividades que permiten al visitante entrar en contacto con comunidades rurales que conservan su identidad cultural) representa desde el lado de la demanda un complemento vivencial a las visitas turísticas tradicionales, y desde el lado de la oferta, una oportunidad para generar trabajo, ingresos complementarios y oportunidades de desarrollo para las comunidades participantes.

Omoya subrayó que el objetivo de Boltur es generar ingresos para las comunidades promoviendo este tipo de turismo. “Recién firmamos un convenio para promover Sipe Sipe, Tiquina, Challapata, Villa Abecia y Taratata”.

La promoción de estos destinos en el extranjero también está contemplada en los planes de la estatal. De acuerdo con datos de la empresa Amadeus, el 91% de los viajeros que llegaron a Bolivia tenía como motivación las actividades de ocio y el 9%, los negocios.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia