informe

Bolivia ya mira a ultramar a través del Perú

Desde 1992, seis presidentes de Bolivia y Perú se  reunieron en Ilo para hablar sobre el mar y la integración

Una grúa descarga trigo para Bolivia en el puerto peruano de Matarani

Una grúa descarga trigo para Bolivia en el puerto peruano de Matarani Fotos: Tisur, Gobierno Regional de Moquegua y Mauricio Quiroz

La Razón (Edición Impresa) / Mauricio Quiroz Terán

00:00 / 24 de marzo de 2014

Los suspiros del océano Pacífico han calado en la plaqueta de piedra que recuerda el sentido abrazo de Alejandro Toledo y Carlos Mesa. Muchas letras del recordatorio han sido aspiradas por la brisa marina de Ilo, aquel puerto donde seis presidentes de Bolivia y Perú —en sus respectivos mandatos— se reunieron para construir, soñar alianzas con mar de fondo y con los puertos que lentamente han comenzado a ser útiles para el comercio exterior del país.

El 24 de enero de 1992, Alberto Fujimori y Jaime Paz Zamora firmaron el acuerdo Gran Mariscal de Santa Cruz que creó Bolivia Mar: cinco kilómetros de playa en un área de 163,5 hectáreas de acceso a favor de Bolivia. El 3 de agosto de 2004, Alejandro Toledo y Carlos Mesa suscribieron el Tratado de Integración para la conformación de un mercado común con la intención de generar un pacto energético orientado a la exportación del gas boliviano a mercados de ultramar. El 19 de octubre de 2010, Alan García y Evo Morales acordaron ampliar el entendimiento de 1992 con la concesión de otras 163 hectáreas, aparte de Bolivia Mar, sin acceso directo al océano, pero con facilidades arancelarias de una zona franca. El pacto aguarda desde hace tres años la ratificación del Congreso del Perú, que ya hizo varias modificaciones al texto original.

Estas iniciativas no han generado resultados inmediatos y en Perú hay autoridades que miran con escepticismo la tan anunciada llegada de la carga boliviana para ser embarcada o recibida por Ilo, en lugar de los puertos del norte de Chile, los muelles empleados tradicionalmente por los empresarios bolivianos. Pero, el crecimiento de las exportaciones bolivianas, las recientes decisiones del gobierno del presidente Evo Morales en su compleja relación con Chile, y el proyecto del ferrocarril bioceánico, cuyo estudio inicial cuenta con la financiación inicial de $us 6,4 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), han generado nuevas expectativas, especialmente en Ilo, donde los símbolos contemporáneos de la alianza: la plaqueta de los jefes de Estado Mesa-Toledo y la escultura metálica de 21 metros de alto de una mujer con dos rostros, erigida por Ricardo Pérez Alcalá (1939-2013), resisten al olvido a pesar de la fuerza de los suspiros del mar.

Informe La Razón recorrió Ilo y Matarani para conocer las actuales condiciones de los puertos peruanos, el ánimo de la gente y de las autoridades regionales sobre las perspectivas de una mayor relación económica con Bolivia, cuya estabilidad política y económica ha permitido el crecimiento de los negocios vinculados con las exportaciones.

CARGAS. Si en 2005 Bolivia exportó 11,4 millones de toneladas ($us 2.665 millones), en 2012 este indicador ascendió a 14,6 millones de toneladas ($us 11.094 millones), de las que el 75% correspondieron a los hidrocarburos, de acuerdo con el más reciente informe de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (Caneb).

EL REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN ESPECIAL DE INFORME LA RAZÓN, QUE CIRCULA ESTE LUNES 24 DE MARZO JUNTO A NUESTRA EDICIÓN IMPRESA

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia