informe

Goni sigue siendo un rey de la minería

Mantiene perfil bajo, ya no es amigo de las conferencias e invierte en el área de la minería y los hidrocarburos, a través de la firma Petromina LLC

La Razón

00:00 / 14 de octubre de 2013

Gonzalo Daniel Sánchez de Lozada Sánchez Bustamante cumplió 83 años el último 1 de julio y ha dejado de ser amigo de las charlas académicas. Evita los actos públicos para eludir cualquier dolor de cabeza con activistas que le hagan recuerdo lo sucedido en su trunco último mandato en Bolivia, por los luctuosos hechos de septiembre y octubre de 2003. Eso sí, sigue siendo un rey de la minería en Estados Unidos.

Al exgobernante nunca le fue mal en esta actividad. En Bolivia era el principal accionista de la Compañía Minera del Sur (Comsur); su paquete de títulos estaba valuado en $us 600 millones. Lejos del país continúa explorando en el negocio. Un botón de muestra: el 27 de abril de 2009 se supo que una empresa presidida por él se comprometió a invertir en un proyecto de óxidos de cobre en Chile, que le brindaba la posibilidad de tener una participación del 75% en las ganancias.

El magistrado suplente Milton Mendoza, quien fue parte de la comisión de fiscales que investigó los acontecimientos de septiembre y octubre de 2003, comenta que “se sabe que Sánchez de Lozada es uno de los hombres más ricos del mundo y actualmente sigue operando en el área minera”. La última pista mediática del exmandatario data de marzo de este año, cuando la revista especializada The Center Public Integrity desveló que financia seminarios para la formación de jueces en el país del norte.

Lo hace a través de la compañía Petromina LLC que, según su página web, está en la capital Washington, a unos pasos de la parada del metro. La publicación revela que la misión de la firma es proporcionar “servicios de gestión y administración” y “de custodia a otras filiales en el extranjero”.

Además, se encuentra involucrada en la “gestión del petróleo y de las operaciones mineras naturales energéticas en América del Sur”.

Sánchez de Lozada ahora prefiere pasar desapercibido. Hicieron mella en él las protestas universitarias en su contra en suelo estadounidense. Tras su autoexilio, su tiempo estaba ligado a conferencias sobre asuntos políticos, económicos y sociales en Latinoamérica. Impartió charlas en Oregon, Filadelfia, Maryland y Miami. Pero hubo manifestantes que rompieron los controles de seguridad y le hicieron pasar malos ratos. Así sucedió el 6 de abril de 2008, en la Universidad de Harvard.

Su enclaustramiento es una decisión personal. Tras una década en el estado de Maryland, dejó de ser una estrella mediática y ya no es entrevistado por las cadenas CNN o BBC, como lo hizo durante sus primeros años en su segunda patria. Su familia igualmente está adaptada a su lugar de estadía; aunque, al principio, su esposa Ximena Iturralde tuvo que pasar clases de inglés. Washington es su distrito de residencia; allí se encuentra Chevy Chase, una urbanización de la clase alta donde Sánchez de Lozada disfruta de un campo de golf cercano. Una vida de lujo.

Senil. Lo único que no puede exorcizar es el pasado y hay gente que se encarga de traérselo al presente. El 18 de mayo de 2009 un activista llegó hasta la casa del exmandatario y le dejó un afiche que rezaba: “Boliviano fugitivo vive en la villa de Chevy Chase”. El estadounidense grabó el recorrido hasta llegar a la puerta de la vivienda que tiene la casilla 5509 de la Center Street (calle Central) y colgó las imágenes en YouTube. En el video se nota un sapo pequeño en el ingreso, un amuleto para atraer buena suerte y dinero.

Pero dinero es lo que le sobra a Sánchez de Lozada. Y una fuente que era muy cercana al exhombre fuerte del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), que pidió reserva en su identidad, afirma que éste sufre problemas de salud, ha perdido su sentido del humor y “luce más senil”. “Los años le han pasado factura y tampoco asiste a cenas o acontecimientos sociales como en sus primeros años en Estados Unidos. Tampoco tiene muchos amigos”. Quien lo sigue visitando es su lugarteniente Carlos Sánchez Berzaín, quien según datos extraoficiales trabaja como abogado independiente y realiza consultorías. Son casi cortados por la misma tijera.

Era presidente de  la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia. Intentó mediar, sin éxito, entre el Gobierno y los movimientos sociales en la crisis de septiembre y octubre de 2003. Hoy ejerce la abogacía e intentó ser rector de la Universidad Mayor de San Andrés, pero fue inhabilitado.Waldo Albarracín

Fue dirigente de la Federación de Cocaleros del Trópico de Cochabamba y diputado por el Movimiento Al Socialismo (MAS). Organizó manifestaciones en contra de la exportación de gas por un puerto chileno y conformó la Coordinadora del Gas. Hoy es presidente de Bolivia y aún lidera a los cocaleros.Evo Morales

Era dirigente de la Federación de Juntas Vecinales de El Alto. Al principio del conflicto, tomó la batuta en las movilizaciones que rechazaron los formularios catastrales Maya, Paya y Quimsa. Posteriormente, su organización se unió al pedido de renuncia de Gonzalo Sánchez de Lozada. Hoy es gremialista y tiene su puesto en El Alto.

Mauricio Cori

Es conocido como el Mallku, era diputado por el Movimiento Indígena Pachakuti (MIP) y ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia. Lideró la huelga de hambre en Radio San Gabriel. Hoy es dirigente del equipo de fútbol Pachacuti FC y publicó recientemente el libro La caída de Goni.

Felipe Quispe

Era secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana, pero su cargo fue desconocido por el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada. Se integró a la Coordinadora del Gas. Apoyó las movilizaciones campesinas. Hoy es dirigente de la Central Obrera Regional de Oruro y asesor de la matriz nacional de los trabajadores.Jaime Solares

Era el máximo dirigente de la Central Obrera Regional de El Alto. En septiembre, su organización se plegó al rechazo de los formularios catastrales Maya, Paya y Quimsa y la movilización de los campesinos del altiplano. En octubre pidió la renuncia de Gonzalo Sánchez de Lozada. Hoy trabaja de maestro.Juan Melendres

Era el máximo dirigente de la Federación de Campesinos Túpac Katari de La Paz. Tomó la posta en la huelga de hambre en Radio San Gabriel y ordenó radicalizar los bloqueos camineros, junto a su colega Felipe Quispe. Fue simpatizante del Movimiento Al Socialismo (MAS). Hoy continúa en la dirigencia campesina.Rufo Calle

Fue periodista y la primera defensora del Pueblo en 2008. Lideró la huelga de hambre de la clase media que se inició el 15 de octubre de 2003 en la iglesia Las Carmelitas de La Paz. Tras el conflicto, presidió la Fundación UNIR y fue senadora por el Movimiento Al Socialismo (MAS). Falleció el 25 de octubre de 2010.Ana María Romero

      

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia