informe

Obra vial entierra petroglifos de 4.000 años a. C.

En el municipio paceño de Sica Sica, antiguas torres funerarias de los señoríos aymaras se encuentran en riesgo de extinción

La Razón / Jorge Hernán Quispe Condori

00:00 / 09 de septiembre de 2013

Un trozo de la memoria histórica de Oruro quedó sepultado bajo peñascos. “El año pasado todavía eran visibles, ahora no hay nada por ningún lado”, expresa, con un dejo de incredulidad, la antropóloga e investigadora en arqueología Carola Condarco. Ella se encuentra sobre una plataforma caminera que fue abierta recientemente, culpable del entierro de los grabados sobre roca de Inca Pinta, en el municipio Poopó del departamento de Oruro.

La destrucción de estos tesoros fue como la crónica de una muerte anunciada. En 1985, el arqueólogo potosino Roy Querejazu denunció que empresas mineras dinamitaron el sector para abrir una carretera. Seis años después se informó que 70% de los dibujos se salvaron de otro atentado dinamitero. Pese a que el lugar fue declarado, en 2004, Patrimonio Histórico, Artístico y Cultural, por el entonces presidente Carlos Mesa, continuaron los deterioros a estas joyas prehistóricas, para conseguir la puesta en marcha de la vía Villa Poopó-Antequera. Y el año pasado se dieron los dos últimos intentos para salvar este yacimiento de arte rupestre situado en la provincia Poopó, a dos kilómetros del poblado del mismo nombre.

La nota completa en la edición impresa de Informe La Razón...

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia