informe

Solsticio, energía de la Madre Tierra en los Andes

La ceremonia en la Isla del Sol del lago Titicaca recibirá el ciclo de la armonía entre los hombres y la naturaleza.

La Razón (Edición impresa)

00:00 / 17 de diciembre de 2012

El “retorno al equilibrio”, el esperado Pachakuti. Ésa es la concepción andina de lo que se viene desde este viernes; nada de final de los tiempos. El Estado Plurinacional alista un evento sin precedentes para recibir el solsticio de verano en el lago Titicaca, en la Isla del Sol y en diferentes sitios sagrados, ya que los amautas anuncian la llegada de una fuerza cósmica a Los Andes: es el pulso o la energía de la Pachamama, del planeta, el regreso de la armonía entre los hombres, y de éstos con la Madre Tierra.

Una imponente balsa de totora surcará el lago sagrado en estas jornadas previas para trasladar y encender el “fuego sagrado” en islas y puertos, al mando del presidente Evo Morales Ayma, acompañado de ministros, diplomáticos e invitados. El destino del 21 es la Isla del Sol, donde se aguarda que gobernantes, líderes indígenas, científicos… bolivianos y del mundo participen de un ritual y debatan sobre 13 ejes temáticos que evocarán al “nuevo ciclo”, el “nuevo año cósmico”.

Se espera más de 10 mil personas. Para ello se invierten Bs 7 millones. El director general de Planificación de la Cancillería, Javier Zárate, arguye que se acaba un periodo de la historia, marcado por la agresividad y decadencia de la humanidad, y se abren las puertas de otro que tiene al Pachakuti como sustento y que coincide con el último día del calendario maya de “cuenta larga”, de 5.125 años. Asimismo, se presagia un alineamiento del sistema solar con el epicentro de la vía láctea.

El jefe de Ceremonial y Protocolo de la Cancillería, Fernando Huanacuni, explica que los “abuelos” señalan que la energía vital de la Pachamama, que se hallaba más de tres milenios en el Tíbet, se mudará a Los Andes desde el viernes, hacia el lago Titicaca, por lo cual se convertirá en el flamante foco de espiritualidad del ser humano. “El pueblo de Oriente dice que en la vida hay ciclos: si en una parte es de día, en la otra es de noche; le toca la noche a Oriente, y el día a Occidente”.

No obstante, Huanacuni aclara que el “retorno al equilibrio” es un proceso que acabará en 2028, tras cuatro etapas. La primera empezó en 1992 y se cerró en 2000; tuvo como señal astronómica en el altiplano al eclipse solar de 1994 y se caracterizó por la emergencia de lo comunitario, en desmedro del individualismo. La segunda abarcó de 2001 a 2009 y estuvo marcada por el cambio del tiempo y del clima, y se expresó en 2003 con imponentes eclipses lunares en la Amazonía.

La tercera es de 2010 a 2019, continúa la autoridad diplomática, “en ella van a haber cambios sustanciales en la vida; en Pacajes alegan que están esperando que la Tierra tiemble para que se ordene y equilibre la vida”. Y la última finalizará en 2028, con la estabilización y armonía de la naturaleza. “Un dato clave es que este diciembre de 2012, tras dos años del tercer Pachakuti, se va a presentar un fenómeno como pasó en las primeras etapas, con los eclipses de 1994 y de 2003”.

El viernes, Bolivia y el lago Titicaca  pretenden ser la palestra para que los pueblos del orbe planteen el camino y las enseñanzas que se debe seguir en el nuevo ciclo, coinciden Huanacuni y Zárate. Más todavía, ambos comentan que así se pretende cumplir con la responsabilidad que los indios lacota de Estados Unidos le encomendaron a los “guerreros del arcoíris” que, según predicciones, emergerán del continente del Sur para devolver el equilibrio y la armonía a la Madre Tierra. Y esos guerreros serían los indígenas y campesinos que enarbolan la wiphala.

Las cuatro etapas del Pachakuti o ‘retorno al equilibrio’

Primer Pachakuti

Duró de 1992 a 2000; se caracterizó por la emergencia de la lógica comunitaria en el mundo, por la crisis del individualismo. Su señal fue el eclipse solar de 1994.

Segundo Pachakuti

Abarcó de 2001 a 2009; fue el periodo del cambio del tiempo y del clima (llueve y hace sol cuando no debe). También se expresó con eclipses lunares en 2003.

Tercer Pachakuti

Empezó en 2010 y finalizará en 2019. Es el tiempo del retorno al equilibrio, a la armonía. Su señal sería el alineamiento del sistema solar del 21 de diciembre.

Cuarto Pachakuti

Comenzaría en 2020 y terminaría en 2028, cuando el planeta, la Madre Tierra, ya se halle de nuevo en armonía y el tiempo y el clima vuelvan a ser como antes.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia