informe

Un Estado en crisis que dirige 1.200 millones de fieles

Es como un imperio con evidente influencia religiosa, que pregona la humildad pero no oculta su fastuosidad; que aunque lo niegue, es un operador político que actúa con absoluta reserva; un potentado que maneja misteriosos y millonarios negocios.

La Razón

00:00 / 11 de marzo de 2013

Si hay un territorio que representa el poder terrenal de Dios, es el de la Ciudad del Vaticano, el Estado independiente más pequeño del orbe, con 44 hectáreas de superficie enclavadas en la urbe de Roma, Italia. Allí está  la Santa Sede, la máxima institución de la Iglesia Católica. Allí rige la monarquía absoluta, teocrática: el Papa dirige los poderes legislativo, ejecutivo y judicial. 

Es como un imperio con evidente influencia religiosa, que pregona la humildad pero no oculta su fastuosidad; que aunque lo niegue, es un operador político que actúa con absoluta reserva; un potentado que maneja misteriosos y millonarios negocios. Pero a pesar de todo, el centro neurálgico del catolicismo mundial no se ha librado de la crisis económica. De acuerdo con un balance oficial de julio de 2012, la Barca de San Pedro arrastra un déficit de $us 18,4 millones.

Es que el poder tiene sus riesgos. Los voceros del Vaticano no niegan los números rojos y los atribuyen a “la tendencia negativa de los mercados financieros mundiales que no ha permitido alcanzar los objetivos previstos”. Lo claro es que las 2.832 personas que conforman la torta del personal y el aparato de los medios de comunicación (léase sobre todo Radio Vaticana, el diario L'Osservatore Romano y el Centro Televisivo Vaticano) le han pasado factura a las arcas estatales.  

No pudieron evitar ello los increíbles ingresos de los Museos Vaticanos, que se incrementaron de $us 107,5 millones en 2010 a $us 119,1 millones, en 2011, con más de cinco millones de visitantes; todo un éxito turístico. Ni el Óbolo de San Pedro, o sea, la contribución económica de los fieles católicos de todo el planeta para el sostenimiento de la Santa Sede, que creció de $us 67,7 millones a $us 69,7 millones. Muestras de que la Iglesia Católica es una máquina para hacer dinero.

Católicos. Tal vez una ecuación lógica es que hay más contribuciones porque hay más creyentes. La Santa Sede no ha ocultado su alegría por el aumento de feligreses en el mundo, empero sus estadísticas no son muy fiables, ya que su método de controlar los certificados de bautismo, los católicos fallecidos y los que cambiaron de religión, peca de falibilidad. Más allá de esto, las cifras del Anuario Estadístico de la Iglesia 2012 cantan que en 2010 habían 1.195 millones de católicos en la Tierra.

Ello representa un alza de 1,3% con relación a los datos de 2010 (1.181 millones), e implica que al menos 17,5% de la población mundial, estimada en 6.848 millones de habitantes, son seguidores de Jesús. Del total de fieles, el 41,3% vive en América Latina, el 23,7% en Europa, el 15,5% en África y el 10,8% en el sudeste asiático, los bloques en los que se apoya la evangelización católica. En América del Sur y Europa hay leves caídas estadísticas de creyentes, pero en África y Asia ocurre lo contrario.

En el océano de guarismos hay otros que alimentan la fortaleza interna del Vaticano. Por ejemplo, resalta el número de obispos, que ascendió de 5.065 a 5.104; el de sacerdotes creció de 410.593 (275.542 del clero secular y 135.051 del religioso) a 412.236 (277.009 y 135.227, respectivamente). Pero hay más, ya que igual aumentó la adscripción de religiosos no sacerdotes: de 54.229 a 54.665; y el de diáconos permanentes: de 38.155 a 39.564.

La cofradía de las mujeres es la que ha provocado leves malas noticias. El Anuario Estadístico de la Iglesia 2012 revela que de 729.371 religiosas existentes en 2009, un año después habían 721.935. Las razones de declive se deben a que en el continente europeo la cifra sufrió una disminución de 2,9% en el periodo analizado, mientras que en Oceanía el guarismo negativo llegó a 2,6%, y 1,6% en las Américas. Sin embargo, hubo un incremento de cerca de 2% de religiosas en África y Asia.

Paralelamente hay un enigma sagrado que rodea al Vaticano: a cuánto ascienden las riquezas de los representantes de Dios en el plano terrenal. Para empezar, hay que citar que la ciudad alberga tesoros invaluables: posee la colección de arte más grande del orbe, más de 60 mil piezas que ornamentan 1.407 salas de sus repositorios que fueron creados por los célebres Miguel Ángel o Leonardo da Vinci; y la basílica de San Pedro y la Capilla Sixtina son dos reliquias arquitectónicas.

Banqueros. Cálculos no oficiales cifran el valor de la urbe y sus propiedades, que incluyen libros antiguos, en $us 48.500 millones. No obstante, los administradores de la Santa Sede también son conocidos por dirigir el consorcio económico-religioso más poderoso del planeta, por su participación en bienes raíces, la conformación de empresas que operan en diferentes rubros, la propiedad de tierras en varios confines de la Tierra y de toneladas de oro... Negocios secretos.

El manejo de las finanzas vaticanas recae en una entidad: el Instituto para Obras de la Religión, más conocido como Banco del Vaticano, inmiscuido generalmente con el escándalo, lo que incumbe sospechas de blanqueo y conexiones con los servicios secretos, la mafia y logias masónicas, a pesar de que en sus reglas figura que sólo maneje cuentas de órdenes religiosas y otras asociaciones católicas.

Fue fundado en 1942 y dispone de fondos por un valor de $us 6.500 millones repartidos en 34 mil cuentas de unas 25 mil instituciones diferentes. Un 77% de sus clientes proviene de Europa y un 7% del Vaticano. Todo se halla en manos de una comisión de cardenales que simplemente contrata a católicos practicantes. Es la principal razón para que el Departamento de Justicia de Estados Unidos haya agregado a la Santa Sede a la lista de países que son vulnerables para el lavado de dinero.

Estas polémicas rodean a la ciudad construida sobre la tumba del primer Papa: San Pedro, reconocida desde el 11 de febrero de 1929. El sitio que fue gobernado por Benedicto XVI y que le vistió de supremacía, no en vano fue considerado por la revista Forbes la quinta persona más poderosa del mundo, detrás de Bill Gates, Vladimir Putin, Ángela Merkel y Barack Obama.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia