informe

‘No debe echarse a estudiantes en líos con drogas’

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Henry Baldelomar,  explica los modelos para la prevención de consumo de drogas y recomienda encarar este problema con los jóvenes de manera integral y sistemática, con ayuda de los padres.

Henry Baldelomar, viceministro de Seguridad Ciudadana

Henry Baldelomar, viceministro de Seguridad Ciudadana

La Razón

00:00 / 19 de noviembre de 2012

— ¿Cómo prevenir el consumo de drogas en estudiantes de colegios?

— Hay modelos para la prevención del consumo y el ético jurídico es el más común. Es cuando se considera delito al consumo y se tipifica al sujeto como delincuente. Entonces se aplican medidas coactivas como el aislamiento del individuo, además de utilizar diferentes formas para modificar esa conducta.

— Antes, ¿está a favor de expulsar a alumnos con líos de drogas?

— No, en absoluto. Es un error en el que se incurre. Echando al alumno no se soluciona el problema, sino que se profundiza la condición de dependencia con drogas.  Un elemento que debe modificarse en las unidades educativas es la sanción cuando el estudiante llega tarde, en muchas no se permite el ingreso y es un grave error porque el alumno que no pudo entrar al colegio por retraso, ese tiempo lo podrá usar en el consumo de estupefacientes o para estar vinculado a redes de microtráfico de drogas. Las escuelas tendrán que modificar sus reglamentos, permitir el ingreso y ver otras estrategias para insinuar y persuadir al estudiante de que la puntualidad es un valor importante. Es una política que estamos sugiriendo a las unidades educativas para que modifiquen esa regla.

— ¿Es solamente una sugerencia?

— Hoy es una sugerencia. En todo caso se tendrá que conversar con el Ministerio de Educación para que, paralelamente, vea la manera de orientar a las autoridades de colegios para implementar modificaciones en estas áreas. Hay que tener el cuidado de que los estudiantes tengan su tiempo ocupado y no generar tiempos en los que no se sabe qué están haciendo.

— Hablaba de modelos de prevención...

— También tenemos el modelo psicosocial, que es interesante porque cuando los muchachos incurren en el consumo de alcohol y otras sustancias prohibidas probablemente es porque hay necesidades físicas, sociales, emotivas o culturales que no están satisfechas; ahí hay que indagar. En materia de necesidades intelectuales, se debe realizar una profunda revisión sobre la calidad de la educación, estamos en tiempos en que las tecnologías brindan mucha información y es posible que el alumno pueda encontrar más información en las páginas web que en las aulas. Que exista algún nivel de insatisfacción intelectual puede ser un factor que estaría induciendo a la búsqueda de otras cosas (entre ellas las drogas).

Igualmente está el modelo geopolítico estructural. Establece que el consumo de drogas está muy vinculado a las relaciones de dependencia y de subdesarrollo existentes en algunos países, y que se han replicado en otras estructuras menores. Esta problemática debe encararse de forma integral y sistémica. Cuando hablamos de integralidad debemos identificar todos los factores posibles que puedan favorecer para el consumo de drogas. En este caso deben intervenir distintos actores, desde la familia hasta los maestros que pueden percibir de forma inmediata las actitudes de los alumnos.

— La Policía hizo intentos por frenar el consumo de drogas, pero no hay éxitos visibles o que se reflejen en cifras...

— Es porque se usó únicamente el modelo de prevención con enfoque ético jurídico.

— ¿Se puede catalogar como fracaso lo que se hizo antes?

— No necesariamente fue un fracaso lo que se hizo. Todo está sujeto a procesos evolutivos, a procesos de desarrollo. Lo que ayer era positivo probablemente hoy ya no resulte ser tan positivo y eficaz como era. Recuerde que estamos en una etapa de transformaciones muy profundas, no solamente en el país sino en el mundo. El consumo de estupefacientes que advertimos en las ciudades es consecuencia de un descuido sistemático y no sólo en los colegios. Es una reflexión para saber qué está aconteciendo en las familias. Los cambios de conducta igualmente deben ser advertidos y en las familias deben estar atentos a los cambios de conducta y las  relaciones de amistad de los hijos.

Perfil

Nombre: Henry Baldelomar Chávez

Profesión: Internacionalista y politólogo

Cargo: Viceministro de Seguridad Ciudadana

Datos

Es cochabambino. Hizo sus estudios superiores en Argentina. Allí se casó y tiene tres hijos. Trabajó en el Ministerio de Autonomías.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia