informe

Los ‘diezmos’ del peaje aún no se invierten en la clínica para choferes

La Federación 1° de Mayo recibió más de Bs 11 MM por ‘aporte’ de Bs 0,20 en la autopista que une La Paz y El Alto

Peaje de la Autopista en la Ceja El Alto

Peaje de la Autopista en la Ceja El Alto Fotos: Wara Vargas, Miguel Rivas y La Razón

La Razón (Edición Impresa) / Jorge H. Quispe Condori

00:00 / 21 de abril de 2014

El desaparecido Servicio Nacional de Caminos (SNC) alertó, en 2003, que el Estado perdería cada año la suma de Bs 1.077.699,00 si se bajaba de Bs 1,80 a Bs 1,60 el cobro del peaje para el uso de la autopista que une La Paz y El Alto por parte de los carros del transporte público.

A pesar de la advertencia, la reducción solicitada por la Federación Departamental de Choferes 1° de Mayo se validó a través de la Resolución 082 del entonces Ministerio de Servicios y Obras Públicas. La decisión reconoció además un convenio suscrito entre la empresa privada Toll-SA, que administraba el tramo vial, y la organización sindical de transportistas, la mayor y más importante del departamento paceño.

El acuerdo, negociado bajo la figura de la “tarifa racionalizada” para efectos de la consecución de la resolución ministerial, no genera efectos en favor de los usuarios del transporte público que aún pagan Bs 1,80 al pasar por las instalaciones del peaje ubicado en la Ceja de El Alto. Aunque en la boleta figure impresa la tarifa de Bs 1,60, los conductores de minibuses erogan Bs 0,20 adicionales que van a un fondo que posteriormente se deposita a una cuenta bancaria de la Federación Departamental de Choferes 1° de Mayo con el ítem “Pro-Salud”, y que implica la construcción de un centro de salud.

Entre 2003 y 2008, el SNC depositó en la cuenta del conglomerado sindical Bs 4.475.066. Mientras que entre 2009 y 2013, esa federación recibió más de Bs 6,7 millones por parte de Vías Bolivia, la entidad que asumió parte de las responsabilidades del extinto Servicio Nacional de Caminos.

Según la estatal Vías Bolivia —que ahora administra el peaje entre La Paz y El Alto—, por los Bs 0,20 que recauda por el paso de cada unidad de transporte público, esa Federación recibe en promedio Bs 111.939 por mes. Sobre la base de estos antecedentes, la organización de choferes pudo administrar un total de Bs 11.191.406 en los últimos diez años. Solo entre enero de 2013 y enero de 2014, Vías Bolivia desembolsó a la cuenta corriente de la 1° de Mayo Bs 1.455.236,00, según documentación de las entidades involucradas a las que accedió Informe La Razón para este reportaje.

Ismael Fernández, actual ejecutivo de la Federación 1° de Mayo, afirma que el dinero recolectado durante todo este tiempo está a buen recaudo. “Yo tengo totalmente guardado el dinero de los 0,20 centavos”, asegura para explicar que en breve se concluirá el centro de salud para beneficiar a los transportistas paceños.

“Estamos esperando concluirlo (el centro médico) con (el programa) Evo Cumple”.

El proyecto social del sindicato fue configurado como el Centro de Salud 16 de Noviembre, cuya infraestructura básica se halla en el barrio paceño de Villa Fátima. Al cabo de 11 años de millonarias recaudaciones por parte de la Federación 1° de Mayo, el ambulatorio aún no funciona; no hay equipos y sus puertas se mantienen cerradas, según constató Informe La Razón.

¿DAÑOS? El actual ejecutivo de la Federación de Choferes de La Paz, Julián Manzaneda, disidente de la organización que administra el dinero recaudado por el rodaje en la autopista, considera que esta operación merece un proceso de investigación para establecer si hubo daño económico. “Si el Estado ha autorizado que estos 0,20 centavos fueran para la salud y no se hizo nada, se han malversado los fondos”.

Para Franklin Durán, el principal dirigente de la Confederación de Choferes de Bolivia, el mayor conglomerado sindical del autotransporte del país, con más de 160.000 afiliados, y al que se adscribe la Federación 1° de Mayo, no es posible que exista un daño económico porque los Bs 0,20 que se recolectan por cada minibús que transita por la autopista La Paz-El Alto ya no son patrimonio público. “(Esos 20 centavos) es de los afiliados, el peaje correcto es 1,60 bolivianos y aportamos 20 centavos simplemente. El Estado, en este momento Vías Bolivia, es un agente de retención”, sostiene el dirigente, quien aclara que el “aporte” de los Bs 0,20 es voluntario. “Esos 20 centavos los estamos poniendo por nuestra cuenta, la tarifa establecida por ley (para el peaje) es 1,60 bolivianos”.

Según un informe de Toll-SA, remitido el 9 de junio de 2008 al Comité de Transportes y Comunicación de la Cámara de Diputados, los Bs 0,20 tienen un carácter de “aporte sindical”, una figura que es reconocida por las normativas vigentes y los estatutos de cada organización que aplica los respectivos controles sociales en el caso de la administración de recursos. En el asunto de las recaudaciones de la Federación 1° de  Mayo, las cifras de desembolso registradas en su momento por el SNC y luego por Vías Bolivia, no coinciden con las anotaciones de la organización sindical del transporte.

EL REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN ESPECIAL DE INFORME LA RAZÓN, QUE CIRCULA ESTE LUNES 21 DE ABRIL JUNTO A NUESTRA EDICIÓN IMPRESA.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia