informe

La importación de pasto artificial se elevó en 350%

Los números no paran de crecer desde 2006. La Paz es el principal mercado y el césped chino es el preferido

La Razón

00:00 / 01 de julio de 2013

El boom del césped artificial para la construcción de canchas públicas y de espacios recreacionales particulares se expresa en la importación de este producto, cuyo volumen creció en 350% en los últimos siete años, según los datos proveídos a Informe La Razón por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior: si en 2006 se introdujeron al país 83.420 kilogramos de este material por un valor de $us 67.634, el año pasado las cifras se elevaron a 377.119 kilos y $us 1.114.342.

En 2012, los principales proveedores fueron China, con 255.706 kilogramos, por un costo de $us 587.988; Brasil, con 60.163 kilogramos y $us 177.509; España, con 31.208 kilogramos y $us 168.488; Perú, con 27.365 kilogramos y $us 163.209; Estados Unidos, con 2.585 kilogramos y $us 16.613; Indonesia, con 91 kilogramos y $us 498, y Alemania, con dos kilogramos y $us 37. El departamento con mayor demanda fue La Paz, con 205.437 kilogramos, cotizados en $us 661.084, seguido por Santa Cruz, con 106.593 kilogramos y $us 152.911; Oruro, con 32.339 kilogramos y $us 29.566; Cochabamba, con 31.903 kilogramos y $us 93.995; Beni, con 800 kilogramos y $us 857, y Chuquisaca, con 47 kilogramos y $us 134.

Este buen momento del pasto sintético es confirmado por locales en la ciudad de La Paz. Por ejemplo, hace tres años la tienda Los Andes comercializaba una vez al mes el producto, ahora lo hace hasta dos veces por semana. “Las ventas se han incrementado no solamente por las canchas con hierba artificial, también para las terrazas y patios de las casas que se instalan con este material en la zona Sur”, informa Carlos Machaca, propietario del lugar ubicado en la calle Pando 125, quien recomienda que si el objetivo es tener este tipo de grama en una terraza, primero se debe impermeabilizar el piso para evitar las inundaciones.

En esa zona comercial donde imperan los centros de abasto de alfombras y otros implementos para el hogar, se encuentra pasto sintético desde Bs 100 hasta Bs 135 el metro cuadrado. “Nosotros traemos el coreano, que dura diez años y es mejor que el chino”. Eso sí, Machaca señala que es difícil hallar en el mercado paceño, incluso el boliviano, el material proveniente de Estados Unidos. “Es muy caro, vale unos 250 bolivianos por metro cuadrado, por eso compran más los hechos en Asia”, sostiene este empresario que instaló un campo de fútbol oficial con césped artificial en la localidad de Andamarca, en Oruro.

En esta arteria pública paceña existen al menos otros tres locales que ofrecen este producto y que brindan, paralelamente, los servicios de instalación y asesoramiento con ingenieros civiles. “Por una cancha de 70 metros por 100 metros, la colocación de esta grama sale aproximadamente 94.000 bolivianos; aparte cobramos 25 bolivianos por el armado de cada metro cuadrado”, comenta Wilson Limachi, dueño de otra tienda en la calle Pando 260, que expone hierba sintética de industria americana.

A unos metros, en el local Decor In, una secretaria expone las cotizaciones mientras muestra la textura del pasto. “Por unos 84.000 bolivianos armamos una cancha de 70 por 100 metros cuadrados”. Los aspectos esenciales que preguntan los administradores de estos comercios son si el campo de juego se encontrará al aire libre, su tamaño, la nivelación del terreno y si éste cuenta con el relleno de arena o de caucho.

VENTAJAS. Milenium Grass Bolivia, una de las grandes compañías en el rubro, oferta mediante su portal de internet grama artificial que tiene licencia de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA); con este material armó los escenarios deportivos de Pura Pura, Fígaro, Venus y de la Plaza del Ingeniero, en la ciudad de La Paz. La cotización por la instalación de un metro cuadrado es de $us 25.

Mientras el pasto natural puede ocasionar el humedecimiento de la vivienda y requiere de cuidado permanente en las canchas, el sintético sólo precisa mantenimiento especial una vez al año. “Aparte es más vistoso, no pierde el color y es más limpio”, añade Machaca. Otras ventajas son que no se estropea con el so ni con la lluvia, respeta el medio ambiente, es colocado fácilmente (ver la infografía de esta página) y no produce alergias a quienes lo usan para actividades físicas. “Hay que hacerle una revisión cada año, de las costuras, el caucho y la arena”.

Todos estos elementos inciden en la alta demanda del producto. De acuerdo con los datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior, basados en la información del Instituto Nacional de Estadística, el incremento de la importación legal de pasto sintético es sostenido desde 2007, cuando ingresaron 30.330 kilogramos al país; al año siguiente la cifra llegó a 41.013; en 2009, a 135.218; una gestión más tarde, a 173.568; en 2011, a 239.167 y el año pasado, a 377.119. Y las expectativas de crecimiento se mantienen para la presente gestión, ya que hasta marzo se introdujeron 60.171 kilogramos de este material, por un valor de $us 202.210.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia