informe

‘Lo mejor sería crear una nueva empresa’

Si el ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Vladimir Sánchez, tuviera el dinero suficiente para invertir en AeroSur, él no lo haría por “racionalidad económica”. Afirma que el Estado no promueve un monopolio del mercado aeronáutico y subraya que hay un compromiso con los trabajadores para que la empresa cumpla con los sueldos devengados.

Arturo Vladimir Sánchez Escóbar

Arturo Vladimir Sánchez Escóbar

La Razón

00:00 / 02 de julio de 2012

— ¿Quién debería controlar a AeroSur, antes de que empezara su quiebra?

— La ATT (Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes) y así lo ha reconocido su actual director ejecutivo (Clifford Paravicini), dijo que se han cometido muchos errores en el seguimiento y la supervisión de la empresa.

— ¿Son errores desde 2004?

— Son errores con la antigua Superintendencia de Transportes y luego con la ATT. Ésta última, hasta lo que conozco, está iniciando procesos administrativos a los funcionarios que no cumplieron con su deber. Esta situación de monopolio (de AeroSur) tampoco permitía al Estado actuar en forma mucho más drástica porque nos quedábamos sin comunicación aérea. Es así que han ido chicaneando (los responsables de AeroSur), pero en la medida que chicaneaban, Impuestos Internos también hacía acciones judiciales para cobrar (sus deudas con el fisco) y es así que se da una sentencia ejecutoriada en septiembre de 2011. Esta sentencia ejecutoriada hace que AeroSur esté obligada a pagar a Impuestos la suma de 108 millones de bolivianos, que corresponde a la gestión 2004.

Impuestos continuó su trabajo y logró que los recursos (de AeroSur) por la venta de pasajes en las agencias de viaje en Bolivia, pasen a Impuestos. Por esto, AeroSur dijo que se le estaba cobrando el 100% de lo que vendía en pasajes y esto es una media verdad. AeroSur vendía en mostradores que tiene en el exterior y seguía con su flujo financiero.

— ¿Éste sería el origen del supuesto dinero malhabido de los socios?

— AeroSur no se ha hecho transparente. Como parte de la estrategia de no rendir cuentas, la empresa parceló su sistema de gestión financiera y lo que se recaudaba en Buenos Aires se quedaba con (Sergio) Sanzetenea, y lo que se recaudaba en San Pablo, se quedaba con (Humberto) Roca. Así han parcelado el sistema financiero. El objetivo de la empresa no era consolidarse como tal, ni contar con una empresa que brinde buenos servicios y que pueda seguir creciendo; el objetivo de los accionistas de AeroSur era controlar el flujo financiero porque les permitía ganancias extraordinarias. Ante esta situación, de la que tenía información el Gobierno, y ante el monopolio de AeroSur, se decidió fundar BoA (Boliviana de Aviación) para sustituir al LAB (Lloyd Aéreo Boliviano). BoA, desde un principio, ha sido controlada por el Estado, tiene administración eficiente y el primer año ha tenido pérdidas normales porque una empresa tiene que ganar paulatinamente un mercado. Es una compañía rentable y transparente y ha ido creciendo, teniendo un conocimiento real de la demanda. Al Estado boliviano no le interesa  que exista un monopolio.

— En los hechos, hay monopolio de Boliviana de Aviación...

— No hay monopolio en el sentido estricto de la palabra. En este momento tiene una competencia importante con TAM (Transporte Aéreo Militar), que vuela la ruta troncal y, diría que por objetivos del TAM, llega a casi todos los aeropuertos de Bolivia.

— Pero, ¿en vuelos internacionales?

— En este caso sí, diríamos que ha quedado parcialmente con monopolio nacional, pero aquí siguen entrando Taca, Lan, Aerolíneas Argentinas y otras. Pero, no es interés del Estado quedarse con el monopolio.

— En el hipotético caso de que tuviera mucho dinero, ¿invertiría en AeroSur?

— La racionalidad económica dice que no. Un empresario tomaría la decisión de formar una nueva empresa como ha hecho el Estado boliviano. Si el Estado se hacía cargo del LAB, se hacía cargo de más de 350 millones de dólares (en deudas). Y, con pocos millones, no me acuerdo cuánto, ha iniciado el trabajo de BoA.

La mejor estrategia, con racionalidad económica y criterio empresarial, es formar una nueva empresa.

—¿Cómo apoyará el Estado a los trabajadores para que cobren sus deudas?

— Es un interés central del Estado boliviano y está en la Constitución Política, en las políticas del Ministerio de Obras Públicas, el hecho de crear las mejores condiciones para que a los trabajadores se les paguen sus sueldos devengados. Vamos a conseguirlo a través del plan de salvataje o por medio de tramitar la quiebra fraudulenta de AeroSur para buscar recursos en los patrimonios de los accionistas.

Perfil

Nombre: Arturo Vladimir Sánchez Escóbar

Profesión: Economista

Ocupación: Ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda.

Datos

Nació en Cochabamba. Se especializó en  Desarrollo Rural y Agricultura Sostenible. Trabajó cinco años en el Fondo Productivo Social. Fue docente universitario y de posgrado.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia