informe

Cuatro talleres monopolizan el servicio de grúas en accidentes

Denuncian que por colocar ‘sobre ruedas’ una flota cobran hasta Bs 5.100

Infografía

Infografía

La Razón

12:29 / 27 de febrero de 2012

Pedro cayó en desgracia a comienzos de octubre de 2011. Cuando su bus iba por la ruta asfalatada hacia los Yungas, las llantas cedieron ante el terreno casi congelado y acabó “echándose” hacia el lado de las rocas para evitar que el bus se despeñe por el abismo.

Efectivos de la Policía llegaron al borde del camino y evacuaron a los heridos. En la jerga de los choferes, aquel suceso se denomina “accidente con suerte”. Después se encargaron del vehículo dañado y fue entonces que llamaron a “Grúas y Remolques Chiri” para levantar al bus.

Con la ayuda de una máquina y dos correas, el vehículo fue puesto sobre sus ruedas, el motor volvió a retumbar, empezó a recorrer el resto del asfalto que le faltaba rumbo a La Paz. “La grúa iba todo el rato detrás de nosotros y habrá pensado que nos íbamos a escapar”, cuenta Pedro, el dueño del vehículo siniestrado.

Al final de la vía, al llegar a un garaje de El Alto, el motorizado fue aparcado y estuvo unos diez días allí.El Seguro Obligatorio contra Accidentes de Tránsito (SOAT) se encargó de la atención de los heridos y días después “cuando fui a querer sacar mi vehículo, me quisieron cobrar 6.000 bolivianos”, se queja el conductor que llegó a cancelar “únicamente 5.100” por el servicio de la compañía de rescate.

La empresa entregó una “orden de trabajo” por aquel servicio. Es, según datos de la Federación de Choferes de La Paz, la forma tradicional de operar. Es decir, es un trabajo que se cobra según acuerdo de partes, aunque no existe una factura para descargar los impuestos de ley.

El dirigente transportista Armando Bustillos Aparicio explica que tras un accidente la Policía se encarga de llamar a las grúas para recoger a los coches dañados y también de llevarlos a un garaje. “¿A quién podemos reclamar o con quién vamos a quejarnos? Si aceptas, bien; y si no, pues, no te lo sacan el carro”.

En La Paz existen siete empresas privadas de garajes y grúas que coordinan con el Organismo Operativo de Tránsito (OOT) el “rescate” de los motorizados siniestrados.

Según documentación a la que accedió La Razón, cuatro compañías ofrecen servicios de grúas y garajes: Tony Motor, Suntura, Senkata El Alto y Chiri El Alto. Las empresas La Paceña, Jhonny Card y El Tiempo sólo ofrecen garajes para los vehículos siniestrados.

La firma que tiene casi el monopolio en el rubro es Chiri, al menos eso es lo que indican los choferes en la ruta a Yungas. “Ellos nos cobran lo que les viene en gana, no hay nadie que controle ni les diga nada”, reclama Gerardo Guachalla, secretario de Conflictos de la Subfederación Regional del Autotransporte   Volantes Yungas.

Cuenta que uno de sus afiliados, cuyo coche cayó a unos 30 metros de profundidad, tuvo que cancelar 4.800 dólares por su rescate, aunque antes pidió una rebaja del primer precio que le indicaron. “Hay quienes no pagan para sacar a sus autos del barranco porque es muy caro”.

Ésta sería una de las razones por las que es posible ver las carrocerías abanadonadas en el precipicio.La construcción de la nueva vía a Yungas, en diciembre de 2006, disminuyó el número de accidentes y los choferes y pasajeros de esta ruta fueron los beneficiados. Es más, el número de víctimas fatales fue en picada. Por ejemplo, entre enero y noviembre de 2011 fallecieron 13 personas en la vía, según la Subfederación de Volantes Yungas. Cuando sólo se transitaba por la “carretera de la muerte”, la cifra solía llegar a los dos centenares por año.

Las colisiones en las rutas siguen, aunque sin saldos tan fatales, y aún los remolques rescatan a los carros que sufren percances en la vía. A los choferes, como Pedro, no les queda otra alternativa que acudir a los servicios de alguna de estas cuatro empresas. Y para evitar posibles represalias, no dan a conocer su identidad porque nadie más es capaz de cumplir con esta obligación.REGULACIÓN. Hace tiempo que se busca poner punto final a estos conflictos. Según documentación de la Federación de Choferes de La Paz, el 22 de agosto de 2011 se acordaron tres aspectos: una “regulación de tarifas de garajes y grúas”, la “escala de tarifas de garajes” y la “escala de tarifas de grúas”.

Este documento indica que los autos accidentados en la ciudad deben pagar entre 160 y 400 bolivianos por el servicio de grúas. El costo depende del lugar donde haya ocurrido el siniestro; más lejos del Kilómetro Cero, aumenta la tarifa.

Según el acuerdo escrito que manejan los choferes, para las carreteras están habilitadas las empresas Chiri y Senkata. Éstas deben cobrar entre 1.500 y 4.000 bolivianos por servicio.

Edwin García, secretario de Conflictos de la Federación de Choferes de La Paz, informa que en las rutas fuera de la ciudad y dentro de ella no se respetan estos acuerdos y que las grúas cobran más allá de lo acordado en este documento.

“Nos hemos quejado ante Tránsito, pero hemos tenido poca acogida porque ellos no tiene ningún convenio con garajes y estas empresas son particulares. No tenemos una norma que les regule y tenemos que transar sobre la oferta y la demanda”, dice el dirigente, que casi a diario debe dar la cara por sus compañeros.

No le faltan argumentos. Sin embargo, el documento que los choferes concertaron con Tránsito y los operadores de estos servicios deja con las manos atadas a los conductores porque establece: Tránsito “respeta el carácter privativo sobre los acuerdos de la escala tarifaria entre los propietarios de garajes y grúas; en cuanto a los costos son negociables entre los propietarios y el cliente”.ACUERDO. Casi una cuadra más allá del Puente Bolivia se encuentra la oficina de la empresa Chiri. Al llegar allí, los vecinos recomiendan tener cuidado con un perro bravo que está al cuidado del garaje.

La Razón conversa en tres oportunidades con cuatro integrantes de la firma. Los empresarios, que tienen vínculos familiares entre sí, no hacen declaraciones oficiales, pero sí explican que sus cobros no son elevados y confirman que los precios se acuerdan entre las partes.

Los Chiri afirman que cuentan con maquinaria de última generación para el salvataje de los coches, por ejemplo, se emplea una “grúa telescópica” que permite trabajar con mayor precisión. Y, para explicar las razones de sus precios, una de las trabajadoras afirmó que el mantenimiento de la maquinaria es elevado.

Respecto a los actuales cobros y su tarifario, los Chiri dicen que en el acuerdo de las partes sólo hay precios referenciales. Sin embargo, afirman que hay otra nómina de precios, aunque se abstienen de mostrar este supuesto acuerdo.

Algo similar sucede con las facturas. Tres conductores muestran órdenes de trabajo y se quejan por la falta de la entrega de facturas. En Chiri dicen que cumplen con la norma impositiva y que dan facturas por cada servicio que prestan; pero tampoco muestran pruebas al respecto.

Sobre este acuerdo de partes de agosto de 2011, en la Federación de Choferes de La Paz, se confirma que en la actualidad está en uso. Por su parte, la empresa Chiri acepta que hay un convenio entre partes.

Ambas entidades dicen que se pusieron de acuerdo junto a la División de Servicios Públicos de Tránsito. Este medio acudió a la unidad dependiente de la Policía para hablar con su director, Jorge Pérez. La autoridad evita hablar sobre el tema y deriva cualquier declaración a sus superiores.Una fuente anónima de Tránsito también confirma la existencia de este acuerdo y, además, recalca que en última instancia las empresas deben hacerse cargo de los precios por sus servicios.

A pesar de las quejas respecto de los supuestos cobros elevados, en la empresa Chiri dicen que no hubo ningún conflicto con los conductores y que todo queda arreglado de manera “amigable”.GARAJES. Cuando para los transportistas la desgracia se cruza por la carretera, éstos deben enfrentar varios problemas. Por ejemplo, en el caso de los accidentados, los familiares de las víctimas piden una serie de exámenes para sus allegados, al margen de los gastos del SOAT.

Gerardo Guachalla cuenta que incluso existen familiares de deudos que les piden dinero para mandar a celebrar las misas del Día de los Difuntos.Otro frente ante el que deben lidiar los conductores es el de los garajes. En el convenio también habría consenso entre las empresas, los conductores y Tránsito; al menos eso es lo que indican en la Federación de Choferes.

Según supo La Razón, hay siete firmas que ofertan garajes para los coches accidentados: Tony Motor, Suntura, Senkata El Alto, Chiri El Alto, La Paceña, Jhonny Card y El Tiempo.

Esta escala de tarifas de garajes indica que por los carros pequeños o livianos se debe pagar 45 bolivianos en las primeras 24 horas de servicio. Después, el costo por día completo debe ser 15 bolivianos.

Los omnibuses, camiones y carros de mayor tonelaje están obligados a pagar 60 bolivianos durante las primeras 24 horas de servicio de garaje. Después, el costo por día puede bajar a 30 bolivianos.

Para Edwin García, secretario de Conflictos de la Federación de Choferes de La Paz, “los costos son elevados porque un garaje normal puede costar hasta 10 bolivianos; pero en estos casos exageran”.

Comenta que además de la desgracia de sufrir un accidente, los conductores deben enfrentar estos “cobros arbitrarios”. Igual que en el caso de las grúas, los choferes no pueden quejarse ante ninguna institución pública. En la oficina de Servicios Viales tampoco hay mayores luces sobre este tema y se limitan a decir que “son acuerdos de partes”.

La Federación de Choferes de La Paz evalúa tomar al toro por las astas y quiere hacerse cargo del problema de las grúas y garajes. Hace un par de años que se han planteado la necesidad de comprar una grúa para el rescate de vehículos y de coordinar con Tránsito un espacio para depositar los vehículos siniestrados. De momento, los choferes deben negociar para rescatar a sus vehículos de algún siniestro.

Mejoró la tecnología de rescates

Allá por los años 70 y 80 los rescates de los buses y camiones siniestrados en la “Carretera de la muerte” se hacían casi a mano limpia, según recuerda Gerardo Guachalla, de la Subfederación Regional del Autotransporte Volantes Yungas.Comenta que los mismos sobrevivientes empezaban el rescate de los heridos. Luego del salvataje, los dueños de los vehículos eran capaces de descender hasta  el precipicio para recoger las partes aún servibles de sus vehículos.

En la actualidad, los trabajos más “complejos” del rescate de motorizados los hace la empresa Chiri y, según los trabajadores de esta firma, tienen los mejores implementos para cumplir con este cometido.

Entre sus máquinas cuenta con grúas hidráulicas capaces de levantar hasta 60 toneladas.Ofrecen remolque de alto tonelaje de guinche, con capacidad de llevar 60 toneladas. Es un servicio ideal para el remolque de camiones, flotas y otros vehículos de mayor peso.

Chiri también cuenta con una plataforma deslizante con capacidad de carga de dos vehículos.La firma brinda remolque de carros livianos, de hasta cuatro toneladas, entre éstos hay micros y camiones de menor peso.

Denuncian que cobran peajes en los pueblos

En la tranca de Urujara (Chuquiaguillo) existe un puesto de control de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC). Los conductores deben pagar un peaje para cruzar por este sitio.

En el trayecto no es el único pago que deben hacer los conductores. Gerardo Guachalla Huanca, secretario de Conflictos de la Sub Federación Regional del Autotransporte Volantes Yungas, denuncia que en los pueblos donde sus afiliados operan hay cobros arbitrarios.

Los afiliados a Volantes Yungas trabajan en las provincias Nor Yungas, Sud Yungas, Caranavi, Abel Iturralde, Larecaja Inquisivi y Franz Tamayo. Incluso, algunos vehículos llegan hasta el Beni.

Para llegar a cubrir la ruta La Paz-Rurrenabaque, un conductor puede pagar hasta 30 bolivianos en peajes, al margen del importe a favor de la ABC.El argumento para el cobro, según Guachalla, es la puesta en vigencia de la autonomía municipal. “Ellos nos dicen ‘somos autónomos’ y nos cobran por pasar por sus pueblos”. Al cruzar, los choferes sólo reciben una nota de paso.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia