informe

‘La tecnología nos ayudará a enfrentar el crimen’

El coronel Javier Linares Sillerico está cinco meses en la Dirección de Seguridad Ciudadana de la ciudad de El Alto. Es optimista respecto a la dotación de coches para patrullajes policiales y el uso de tecnología para luchar contra la delincuencia.

Cnl. Javier Linares Sillerico

Cnl. Javier Linares Sillerico

La Razón

00:00 / 08 de abril de 2013

El coronel Javier Linares Sillerico está cinco meses en la Dirección de Seguridad Ciudadana de la ciudad de El Alto. Es optimista respecto a la dotación de coches para patrullajes policiales y el uso de tecnología para luchar contra la delincuencia.

— ¿Cuál es su opinión sobre el asesinato de taxistas en El Alto?

— Creo que todos sabemos que, lamentablemente, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) no cuenta con los vehículos necesarios y creo que tampoco existe el equipo necesario para atender y trabajar en el campo de las investigaciones. Para hacer un buen trabajo policial hay que coordinar con las demás unidades para prevenir situaciones de esta naturaleza. Dentro del fortalecimiento de la Policía nacional, en un plazo de dos a tres meses tendríamos motorizados para hacer patrullajes; además, vamos a hacer rondas no sólo en vehículos, sino a pie. Igualmente, debemos tomar en cuenta la constante dotación de combustible para el rubro de la seguridad ciudadana. Estamos trabajando en estos aspectos.

— ¿Cuántos taxistas asesinados hubo el último año y qué se hace al respecto?

— Eso lo está manejando directamente la FELCC; algunas acciones estratégicas las toman ellos. Pero en lo que nos toca debemos fortalecer las directrices para la Policía nacional. Desde la Dirección de Seguridad Ciudadana, a través de planes proyectos y programas, trabajamos en este fortalecimiento y tratamos de satisfacer la prioridad que tuvieran los policías, para que tengan condiciones de trabajo.

—¿Por qué se ha vuelto común este tipo de asesinatos en El Alto?

—Yo diría todo lo contrario: El Alto se ha convertido en un lugar donde los (auteros) van a dejar los muertos de otros lugares. Hemos podido ver casos así que se encontrarían en el campo investigativo. La percepción mía es que (los delincuentes) realizan su acción ilícita en la ciudad de La Paz y, posteriormente, llevan (los cadáveres de los choferes) a El Alto para que se diga que el crimen ha ocurrido en esta ciudad. Por ejemplo, se dio en un caso en el Distrito 8, en la zona Ventilla. La mayoría de los vecinos nos dicen “acá vienen a dejar vehículos y hasta cadáveres”. Pareciera que sucede esto, pero ello, repito, estaría en el campo investigativo. ¿Qué estamos realizando? A más tardar en tres meses se llevará a cabo la dotación de equipos. Estamos haciendo que los coches patrulleros de El Alto tengan una laptop o una tablet y que estén conectados a internet. Así, podremos detectar a aquellos autos sospechosos que tengan su placa alterada o algo irregular, y automáticamente vamos a intervenir. La gente que comete estos ilícitos se moviliza en vehículos con placas adulteradas o con rosetas falsificadas. Esto ingresaría en la base de datos con la Dirección de Prevención del Robo de Vehículos (Diprove), el Registro Único para la Administración Tributaria Municipal (RUAT) y Tránsito.

—¿Qué tan problemático es que El Alto sea una ciudad casi fronteriza?

— Hay una falta de control en las zonas de las fronteras y estamos a una hora y media de distancia con el Perú, donde se llevan esos famosos coches Toyota Caldina. Tendríamos que tener controles en diferentes lugares. Algo que nos puede llevar a mejorar en este aspecto es la identificación de los taxis. Vamos a tener la identificación plena de motorizados y hacer el seguimiento en estas zonas. A veces nos descuidamos y vemos en lugares que hay “nomeimportismo”: hay gente que ve un asalto como si fuera una película. A esto hay que sumar que existe falta de personal.

Otro de los problemas en la fiscalización es que, a veces, nos cambian comandantes y empezamos todo de nuevo. Han cambiado tres comandantes (de El Alto) en el último tiempo. La Policía debe estar preparada en lo que respecta a la situación operativa y nosotros debemos dar apoyo. Ahora estamos en reuniones con la Federación de Juntas Vecinales, la Central Obrera Regional y con otras organizaciones sociales para que en semanas tengamos un plan de seguridad ciudadana.

—¿De qué forma real este equipamiento ayudará a la prevención de los asesinatos o ataques contra taxistas?

— Vamos a equipar las unidades de una forma adecuada para enfrentar a la delincuencia. Por ejemplo, en el Distrito Policial 3 se va a inaugurar el centro de monitoreo de alarmas comunitarias; hasta ahora hay 67 paneles. Con esto, cuando un vecino note un movimiento sospechoso, activará la alarma comunitaria que funciona como una alerta temprana. Eso tendrá una directa conexión con el centro de monitoreo e, inmediatamente, va a salir la Policía y sabrá dónde se realiza esta acción sospechosa. La tecnología nos ayudará. Estamos ingresando en este campo tecnológico y recién son cinco meses que estoy ocupando el cargo. Estoy seguro de que las cámaras de seguridad nos van a traer buenos resultados; ahora existen muchas ganas de trabajar con esto.

—¿Qué opina respecto a algunos taxistas que han decidido defenderse?

—Sé que hay armas que pueden usar, como el gas lacrimógeno o los famosos bastones eléctricos; pero el uso de armas de fuego es sumamente peligroso e iría contra las normas y más ahora que estamos en el tema de la Ley de Armas; todo esto iría en contra de ello. Lo que sí creo es que se debería fortalecer el apoyo a la Policía a través de las autoridades central, departamental y municipal. Por ahí tendríamos que encaminar nuestra lucha porque la violencia traerá más violencia.

Perfil

Nombre: Javier Linares Sillerico

Profesión: Coronel de la Policía Boliviana

Cargo: Director de Seguridad Ciudadana de la ciudad de El Alto

Datos

Se encuentra en el cargo hace cinco meses

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia