La Gaceta Jurídica

Demanda de derechos políticos y civiles

El Comité Latinoamericano de Mujeres Demócratas y la Liga de Amas de Casa de Bolivia demandan participación en las políticas de Estado para que el sector femenino sea visibilizado como mayoritario con derechos y deberes políticos. Su objetivo es luchar por una mejor calidad de vida para las mujeres.

La primera Directiva de la Unión de Mujeres, de izquierda a derecha, Susana Rochid (secretaria de Isabel Perón), Argentina; Chola Azad Benítez, Paraguay; Blanca La Calle Brito, Uruguay; Teresa Rivero Cohelo, Brasil; Silvia Otalayano, Argentina; Indiana Sauleth, Chile; Anhita Vásquez, Bolivia, y María Gloria Báez, Paraguay.

La primera Directiva de la Unión de Mujeres, de izquierda a derecha, Susana Rochid (secretaria de Isabel Perón), Argentina; Chola Azad Benítez, Paraguay; Blanca La Calle Brito, Uruguay; Teresa Rivero Cohelo, Brasil; Silvia Otalayano, Argentina; Indiana Sauleth, Chile; Anhita Vásquez, Bolivia, y María Gloria Báez, Paraguay. Foto: Cortesía ULMD

La Gaceta Jurídica / Raúl Morales Romero

00:00 / 30 de julio de 2013

La presidenta internacional de la Unión Latinoamericana de Mujeres Demócratas (ulmd), Anhita Vásquez, manifestó  que la representación femenina en Bolivia, a pesar de ser un sector  mayoritario y haber contribuido a la democracia  no ha podido modificar su situación de subordinación patriarcal y discriminación que persiste, creándole un freno a su desarrollo y formación individual.

Esta organización se fundó en Buenos Aires en 1982 a la cabeza de siete mujeres, quienes, aglutinando a representantes femeninas de cada embajada, cuestionaron  la dictadura de Reynaldo Bignone, quién persiguió a las mujeres peronistas y cometió una serie de crímenes de lesa humanidad.

Recordó Vásquez que reunidas las delegadas de cada embajada en el hotel Bauen la eligieron por aclamación como la primera presidenta de la ulmd con el lema “nos unió la fe en los destinos de Latinoamérica. Desde entonces apoyaron a la conformación de gobiernos demócratas como el de Carlos Menen (Argentina), Raquel Marín de Oviedo (Paraguay), Tabaré Vásquez (Uruguay) y a otros líderes de países.

Objetivos

Esta organización demócrata no tiene un tinte político, existiendo la libre determinación de sus afiliadas para mantener su línea cultural y religiosa, mas su objetivo sería luchar por una mejor calidad de vida para las mujeres de todos los estratos sociales y niveles de formación social.

“La participación equitativa de la mujer boliviana en la vida política no sólo debería ser una exigencia básica de justicia o democracia, sino que puede considerarse una condición necesaria para que se tengan en cuenta los intereses de la representación femenina”, dijo la representante.

Las mujeres constituyen la mayoría de la población boliviana, pero ningún gobierno hasta la actual gestión ha revalorizado el trabajo sacrificado de las personas de este sexo que ejercen profesiones y son amas de casa en la sociedad. “Si  tomarían muy en cuenta el papel  protagónico de esta masa social, jamás perderían ninguna elección”, dijo Vásquez.

Históricamente, las entidades sindicales de los trabajadores  como la Central Obrera Boliviana (cob) siempre estuvieron representadas por el poder masculino minero y fabril en toda su vida institucional,  pero jamás tuvieron ni visibilizaron una representación femenina en la directiva.

“Sería notable conocer que la dirigencia cobista está encabezada por una ama de casa, como administradora del hogar, quien exigiera al gobierno un adecuado  costo para la canasta familiar, señaló la presidenta”

Mujeres en espacios políticos

Por esfuerzo propio, muchas mujeres en Latinoamérica penetraron el espacio público, como el caso de las Madres de la Plaza de Mayo en la Argentina movilizadas a causa de los hechos dictatoriales de los años setenta y las arpilleras chilenas que mantuvieron la memoria colectiva de los desaparecidos por el gobierno de Pinochet, acotó la presidenta de la ulmd.

Los indicadores de género sobre la integración social en el actual gobierno establecen una ajustada  proporción de la representación femenina en el Gabinete del Órgano Ejecutivo, Legislativo y Judicial, sin embargo, aún existiría para este sector una marcada exclusión y discriminación de  acceso a posiciones de los poderes políticos, institucionales y sindicatos.

Reveló que las mujeres estamos divididas por la sociedad,  entre las que viven en las laderas y aquellas de la zona sur. La sociedad ha olvidado la existencia de grupos femeninos de clase media que no tendrían las oportunidades democráticas para desarrollar su formación individual.

Recordemos que varias mujeres que han estado a la cabeza de su país, Isabel Martínez gobernó Argentina tras la muerte del presidente Perón en 1975, Violeta Chamorro ocupó la presidencia de Nicaragua en 1990, Mireya Moscoso ganó las elecciones panameñas en 1999, Sila María Calderón fue electa gobernadora de Puerto Rico en 2001 y Michelle Bachelet gobernó Chile el 2006.

Señaló la abogada que la presencia de muchos temas referentes a las mujeres en el ámbito político boliviano son coyunturales. La atención a los temas relacionados con los derechos de este sector, como la violencia y otros de género, no son cumplidos de acuerdo a las normas jurídicas porque no existe en el órgano Ejecutivo un Ministerio de la Mujer.

“Todos debemos entender la construcción de la democracia como un aporte equitativo de hombres y mujeres que con derechos y deberes asumen un rol activo y creativo en la construcción de políticas públicas en su organización, municipio, su región y su país”, remarcó. Recibimos por parte de los gobiernos sólo simples enunciados en cartas, pero no en acciones concretas que llevan a visibilizar el papel de las mujeres que estamos a cargo de nuestros hogares, puntualizó la doctora Vásquez. 

El crecimiento sobre la participación de la mujer en varios círculos ha sido significativo, pero no preponderante; por ello –indicó– pedimos que se visibilice al sector femenino no sólo como profesional, sino como ama de casa, empleada del hogar, trabajadora del agro y mujeres comerciantes con mayores derechos en los procesos de decisión política que nos permitan el acceso a la política sin otro padrinazgo que el de sus ideales y esfuerzo personal.

Documento sin título

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia