La Gaceta Jurídica

Mejorar el trabajo de niños, niñas y adolescentes

El ministro de Trabajo, Empleo y Previsión Social, Daniel Santalla, informó que su despacho, conjuntamente a otras organizaciones, elabora un proyecto de ley para erradicar el trabajo infantil en sus peores formas y brindar facilidades para que los niños, niñas y adolescentes tengan acceso a un empleo digno.

El trabajo infantil con grados de explotación es un flagelo poco combatido de alcance mundial.

El trabajo infantil con grados de explotación es un flagelo poco combatido de alcance mundial. Foto: dempeusperlasalut.wordpress.com

La Gaceta Jurídica / GAIA Noticias/Redacción

00:00 / 01 de junio de 2012

Estamos trabajando en un proyecto de ley sobre la erradicación del trabajo infantil en sus peores formas, pero vamos a ir tomando en cuenta sus preocupaciones y aspiraciones para que, de manera conjunta entre el Ministerio de Trabajo y la organización de estos niños, niñas y adolescentes, podamos hacer planes que nos permitan contar con un trabajo seguro, con una remuneración justa”, explicó.

La explotación

El titular de trabajo remarcó que en un estudio realizado con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (unicef, sigla en inglés) y la Organización Internacional del Trabajo (oit), se estableció 23 peores formas de explotación infantil.Precisó que en el caso boliviano entre las peores formas de trabajo están la zafra de la castaña, la zafra de la caña y el trabajo en las minas y en las ladrilleras.

Descripción

El Ministro comentó que en esos tipos de trabajo la jornada laboral se extiende por encima de 10 horas.

“Hay una explotación, quizás una sobre explotación a los niños y niñas, donde la carga de laboral no solamente se reduce a las ocho horas de trabajo, sino a 10, 12, 14… y con salarios miserables”, sostuvo.

Santalla agregó que el Gobierno no pretende erradicar el trabajo infantil, sino que, por lo menos, se pague lo justo a los menores. En ese sentido, protestó porque niños, niñas y adolescentes siempre trabajan más pero sus empleadores les pagan mucho menos que a un adulto.

Aseguró que este tipo de empleos serán sancionados a partir de la promulgación de la ley, pero que el compromiso del Gobierno es generar mejores condiciones laborales.

Asimismo, la máxima autoridad del trabajo explicó que el proyecto prevé que la Dirección General de Empleo pueda generar políticas para brindar capacitaciones en áreas técnicas a los niños, niñas y adolescentes trabajadores para que tengan una formación cuando sean adultos y de ese modo puedan insertarse en el ámbito laboral por una remuneración que les permita formar una familia y “darle una vida digna”.

Repercusión

Por su parte, el representante de la Unión de Niños y Adolescentes Trabajadores de Bolivia (unastbo), Franz Apaza, sostuvo que los niños y niñas sufren abusos por parte de sus empleadores y por personas mayores que trabajan en el mismo rubro; además, comentó que no es justo que los adultos acaparen los oficios que realizan los niños, porque remarcó que de cada 100 “lustracalzados” cinco son niños y el resto adultos que se aprovechan de los pequeños y no les dejan trabajar.

En esa línea, destacó el proyecto de ley del Gobierno y señaló que espera que se promulgue lo antes posible para tener alguna garantía de que podrán seguir estudiando y que los adultos no los maltraten.

Por otro lado, el ministro Santalla indicó que no se podrá erradicar el trabajo infantil, porque estos menores se dedican a realizar cualquier oficio remunerado, porque necesitan ayudar a sus familias.

En esa dirección, complementó que no se podrá sancionar a las personas que den trabajo a menores de edad, porque sería tanto como obligar a los infantes a dedicarse a realizar hechos delictivos para conseguir dinero, porque nadie los querría emplear.

“Lo que hay que generar son condiciones de trabajo, porque, a veces, en las familias, por los ingresos mínimos con que cuentan, hay necesidad de que los niños trabajen; en el campo, por ejemplo, el trabajo es normal, desde que uno tiene uso de razón tiene que ayudar a los padres en el cuidado de los animales, ayudar en lo que se refiere al sembradío, a la cosecha de los productos”, argumentó.

Datos y convenio

Según datos de la organización no gubernamental (ong) ProgettomondoMlal, en el país existe alrededor de un millón de niños, niñas y adolescentes trabajadores, de los cuales casi el total trabaja en condiciones extremas.

El 1 de junio de 1999 la Conferencia General de la oit adoptó el Convenio N° 182, en el cual se determina las peores formas de trabajo infantil. El documento considera como peores formas de trabajo infantil a:

a) Todas las formas de esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, como la venta y el tráfico de niños, la servidumbre por deudas y la condición de siervo, y el trabajo forzoso u obligatorio de niños para utilizarlos en conflictos armados.

b) La utilización, el reclutamiento o la oferta de niños para la prostitución, la producción de pornografía o actuaciones pornográficas.

c) La utilización, el reclutamiento o la oferta de niños para la realización de actividades ilícitas, en particular la producción y el tráfico de estupefacientes.

d) El trabajo que, por su naturaleza o por las condiciones en que se lleva a cabo, dañe la salud, la seguridad o la moralidad de los niños.

En otros análisis de la problemática, el trabajo infantil en cualquiera de sus formas, es considerado como algo que puede dañar el desarrollo normal de los pequeños y pequeñas, salvo en caso de aprendizaje y ayuda en la familia.

Documento sin título

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia