La Gaceta Jurídica

El Pacto de Bogotá y la demanda boliviana

Precisiones pertinentes

La competencia de la CIJ se extiende a todos los litigios que las partes le sometan.

La competencia de la CIJ se extiende a todos los litigios que las partes le sometan. Foto: wikipedia.org

La Gaceta Jurídica / Karen Longaric R.

00:00 / 19 de abril de 2013

El Pacto de Bogotá, suscrito en 1948 en el marco de la Organización de los Estados Americanos (oea), constituye el más importante instrumento jurídico regional para la solución de conflictos entre Estados e instituye diversos mecanismos para su propósito, entre ellos, buenos oficios, mediación, investigación, conciliación, arreglo judicial y arbitraje.

Sin embargo, la aplicación de estos mecanismos no es irrestricta. El mismo pacto establece límites; así lo disponen los artículos v, vi y vii.

El artículo vi inhibe la aplicación de dichos mecanismos para “los asuntos ya resueltos por arreglo de las partes, o por laudo arbitral, o por sentencia de un tribunal internacional, o que se hallen regidos por acuerdos o tratados vigentes en la fecha de la celebración del pacto”.

Los estados parte del Pacto de Bogotá tienen abierta la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia (cij) para solucionar en ese tribunal los conflictos que entre ellos surgieran, de conformidad al estatuto de la Corte y al propio pacto.

La reserva nacional

Bolivia, tomando conciencia sobre las graves limitaciones contenidas en el artículo VI, manifestó reserva a dicho artículo al indicar que “considera que los procedimientos pacíficos pueden también aplicarse a las controversias emergentes de asuntos resueltos por arreglo de las partes, cuando dicho arreglo afecta intereses vitales de un Estado”.

Inmediatamente, Chile objetó esa reserva, al manifestar que el uso de ese mecanismo, de conformidad al artículo lv del Pacto de Bogotá, debe entenderse bajo el principio de reciprocidad; por lo cual, “de conformidad con los principios del derecho internacional, la objeción de Chile impide la entrada en vigor del Pacto de Bogotá entre la República de Chile y el Estado Plurinacional de Bolivia”.

Efectos y objeción

Recordemos que una reserva surte efecto vinculante sobre otros Estados únicamente cuando es aceptada de forma expresa o tácita. En aplicación del principio de reciprocidad que identifica a la reserva, la objeción chilena impidió que la reserva boliviana surtiera efectos vinculantes para Chile.

Sin embargo, esto no significa que la mencionada objeción derogaba los efectos del pacto en la relación Bolivia-Chile. La objeción invalidó única y estrictamente la reserva. En consecuencia, el pacto siempre estuvo vigente, en todo su contenido, con respecto a ambos países.

Recientemente, el Gobierno de Bolivia comunicó a la oea su decisión de retirar la mencionada reserva. Según las autoridades nacionales, este paso era imprescindible para viabilizar en La Haya la demanda judicial contra Chile, razonamiento discutible por las razones técnicas ya mencionadas. Quizá el objetivo del retiro de la reserva haya sido evitar futuros incidentes dilatorios de Chile que, no obstante, la Corte los habría rechazado.

Como conclusión es pertinente hacer las siguientes precisiones:

1. Acatando el artículo vi del Pacto de Bogotá, la demanda que a futuro presente Bolivia ante la Corte de La Haya deberá soslayar cualquier referencia al tratado de 1904, puesto que su sola mención podría obstruir la apertura de la jurisdicción de la Corte.

2. Para que la demanda boliviana tenga probabilidades de ser admitida en la Corte deberá referir petitorios y cuestiones jurídicas que no involucren el análisis del tratado de 1904.

El artículo 36 del Estatuto de la Corte Internacional de Justicia establece que la competencia de ese tribunal se extiende a todos los litigios que las partes le sometan, a todos los asuntos especialmente previstos en la Carta de las Naciones Unidas o en los tratados o convenciones vigentes y a cualquier cuestión de derecho internacional.

Constituyen cuestiones de derecho internacional todos los actos y acciones desarrollados en el marco de las relaciones interestatales de carácter público. En la esfera del relacionamiento interestatal se ubican el diálogo oficial sobre asuntos concernientes al interés público de los Estados, las negociaciones, las reuniones y encuentros internacionales, el intercambio de notas y correspondencia oficial y otros actos inequívocamente tutelados por el derecho internacional.

Entre Bolivia y Chile el diálogo, la negociación y las propuestas de solución al enclaustramiento marítimo tienen data de más de 134 años. Todos esos antecedentes constituyen cuestiones de incumbencia para el derecho internacional y el tribunal judicial de La Haya.

Es docente de la UMSA y académica de número.

Tomado de: academiajuridicabolivia.com

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia