La Gaceta Jurídica

Sarah Hochsttäter y Denise Lemaitre

Casos para recalcar

Identificar el femicidio es posible, lo difícil es tipificarlo.

Identificar el femicidio es posible, lo difícil es tipificarlo. Foto: feministautonoma.blogspot.com

La Gaceta Jurídica

00:00 / 18 de diciembre de 2012

Sucedió el viernes 26 de octubre de 2012 en la ciudad de Sucre. Sarah Hochsttäter, una hermosa joven de 24 años, con 13 semanas de gestación, encontró la muerte en manos de Andrés Abastoflor, su compañero y padre de la criatura. Los pormenores del caso, revelados por la Fiscalía el 31 de octubre en la audiencia de medidas cautelares del imputado, no dejan la menor duda de su culpabilidad (4).

Cuando este hombre cometió el crimen de acuchillar, quemar con colillas de cigarrillos y asfixiar a Sarah, pese a sus antecedentes de adicción a sustancias psicotrópicas, al parecer no se encontraba en estado tan “inconveniente” como para no tener conciencia de sus actos, puesto que se dio a la tarea de intentar limpiar los rastros de su crimen e incluso modificar la escena del mismo, hecho que fue comprobado por la Fiscalía.

Intento entender qué pudo llevar a este hombre a acabar con la vida de esta muchacha y confieso que no lo logro, es mayor el horror que siento que todo el marco teórico que manejo, no sólo en este caso, sino cada vez que me entero de un hecho semejante.

Sin dejar el principio de que “toda persona es inocente hasta que no se demuestre su culpabilidad”, lo que advierto en este caso es mayor riesgo de impunidad, tratándose de un joven de “buena familia”, tan “buena” que al parecer colaboró con él en el intento de esconder su crimen; tan “buena” que –según denuncias de familiares de la víctima– lo tiene mimado en la cárcel de San Roque de la capital, proporcionándole medios para su “mayor comodidad”; tan “buena” que ya puso a rodar la maquinaria de influencias y recursos.

Como casi siempre, el caso no merece hasta hoy el repudio de la sociedad, son los familiares de la víctima y unas pocas “locas feministas” las que se dan a la tarea de denunciar y mantener a la vista del público el hecho para impedir que termine enterrado en los vericuetos de la engorrosa “justicia”.

En un caso similar, traigo a la memoria a Denise Lemaitre, otra hermosa mujer que en la ciudad de La Paz, el 3 de abril de 2003, fue literalmente empujada desde la ventana de un treceavo piso por su enamorado, Herbert Vaca Díez Solís, para hallar la muerte en el mezzanine del edificio (5). Hasta donde se sabe, gracias a las influencias de su tío, el extinto ex presidente del Congreso Nacional, Hormando Vaca Díez, y a las argucias de sus abogados, este individuo quedó exonerado de culpa por “errores procedimentales”.

¿Alcanzar justicia?

El feminicidio se da en todos los estratos sociales, sin excepción; pero, dependiendo del estrato al que pertenecen la víctima y el agresor, suelen tener diferentes “tratamientos”, lo que pone en entredicho el principio de “igualdad ante la ley” de ciudadanas y ciudadanos, no sólo en Bolivia, sino en otras partes del mundo.

En mucho, es el dinero con que cuenten las familias de unas y otros lo que determinará el mayor o menor acceso a la justicia. Por una parte, los honorarios profesionales de abogados/as defensores/as se pueden llevar los ahorros de toda una vida de las familias involucradas sin garantía alguna para las víctimas, fundamentalmente, ya que ni bien se inicia un juicio comienza la carrera de chequeras, quien “da más” tendrá mejores oportunidades de que el juicio resulte a su favor, sea por la capacidad de defensores/as que ponen su precio a su fama, frente a otros menos capaces y que cuestan menos, además de posibles hechos de corrupción en las gestiones.

En esas condiciones ¿es posible alcanzar justicia? Sin embargo, y pese a todo, creo que es deber ciudadano de toda persona con un mínimo de conciencia reclamarla por todos los medios a su alcance.

Notas

1. Ref.: http://www.correodelsur.com/2012/10/31/14.php

2. Ref.: http://www.derechoshumanosbolivia.org/pronunciamiento.php?cod_pronunciamiento=CD20050301132545

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia