La Gaceta Jurídica

Síntomas electorales en Beni y Punata

Seguramente, una primera aproximación nos vendría a decir que se trata de escenarios radicalmente diferentes, con una historia, una cultura, una tradición distinta; con valores, ideales y principios también particulares. De igual modo, se nos podría decir que se trata de dos escenarios electorales simbólicamente diferentes, puesto que si bien en Punata el oficialismo encaraba una elección, pero allí no estaba en disputa el poder de la “Media Luna”, explicaciones ambas válidas pero que desconocen un elemento central que nadie, ni del oficialismo ni de la oposición, refirió como es el que propongo a continuación.

El proceso eleccionario resalta temores y desconciertos en el país.

El proceso eleccionario resalta temores y desconciertos en el país. Foto: radiopatuju.blogspot.com

La Gaceta Jurídica / Henry A. Pinto Dávalos*

00:00 / 22 de enero de 2013

Oposición contra oficialismo

El Gobierno nacional acaba de enfrentar dos comicios electorales con resultados diametralmente opuestos. Por un lado, la victoria del Movimiento Al Socialismo (mas) en Punata, donde José Gonzales se impuso de modo contundente a la oposición. Y, por el otro, la derrota de Jordan ( mas) en Beni, con una muestra indiscutible de que la oposición en el Oriente, a pesar de haber sido arrinconada por todos los medios posibles, aún respira. ¿Cómo explicar eso? ¿Cómo entender que en dos escenarios electorales se obtengan resultandos tan diferentes?

Seguramente, una primera aproximación nos vendría a decir que se trata de escenarios radicalmente diferentes, con una historia, una cultura, una tradición distinta; con valores, ideales y principios también particulares. De igual modo, se nos podría decir que se trata de dos escenarios electorales simbólicamente diferentes, puesto que si bien en Punata el oficialismo encaraba una elección, pero allí no estaba en disputa el poder de la “Media Luna”, explicaciones ambas válidas pero que desconocen un elemento central que nadie, ni del oficialismo ni de la oposición, refirió como es el que propongo a continuación.

En efecto, a fin de comprender lo que realmente viene sucediendo electoralmente en el país, debemos partir de que al analizar los resultados electorales en cualquier escenario demanda mucha destreza y serenidad, puesto que, a veces, los datos fríos en cuestión de porcentajes ocultan otro tipo de factores que motivan al electorado a actuar de una manera diferente a la que usualmente acostumbra, hecho que debe ser considerado al interpretar los resultados de Punata, lugar donde el mas, en las dos últimas elecciones municipales recibió sendas derrotas, justamente por agrupaciones opositoras que, de algún modo, lograban canalizar el sentimiento ciudadano.

En el caso concreto de la última elección en Punata, se debe partir de que el ahora alcalde del mas fue un connotado dirigente de la oposición durante muchos años, siendo no sólo electo Alcalde por el mir, primero, y por el mnr, luego, destacando tanto por sus méritos personales cuanto por su gestión edil, razón por la que la gente ha votado por él, importando poco o nada su relación con el mas; por lo que la victoria de Punata, en realidad, no es una victoria del mas (y se engañan seriamente quienes creen ello), sino de un líder que volvió a cautivar a su electorado. Sin él, el mas habría sufrido otra derrota electoral.

Esta interpretación de los resultados en Punata, lejos de ser contradictoria, guarda relación con lo acaecido con Jordan en Beni, quien, a pesar de haber realizado una millonaria campaña electoral que comprometió a los recursos y al mismo Presidente del Estado que no escatimó, ni consideró su condición para comprometerse con la campaña de modo público y comprometido, no pudo alcanzar su objetivo electoral.

Por esto, bien se podría decir que el mas, en estas últimas dos elecciones, ha sufrido dos reveses electorales, debido principalmente –considero– al pragmatismo electoral en el cual se halla imbuido el Gobierno, donde el “ganar a como dé lugar” se ha impuesto, sin consideraciones éticas, menos programáticas ni ideológicas, replicando prácticas propias del viejo sistema de partidos, donde se podían “cruzar ríos de sangre” o tranzar con tus carceleros todo por “amor a Bolivia”; amor, diríamos hoy, “al proceso de cambio”, donde se admite de todo, menos “librepensantes”.

*             Es catedrático de Carrera de Ciencia Política/UMSS, Cochabamba.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia