Mía

Alimenta bien a tu mimada y a sus crías

Los perros especialmente son frágiles cuando esperan una nueva camada.

Alimenta bien a tu mimada y a sus crías. Foto: Internet

Alimenta bien a tu mimada y a sus crías. Foto: Internet

La Razón (Edición Impresa) / Liliana Aguirre / La Paz

00:00 / 20 de febrero de 2014

La gestación,  el momento de dar a luz y después del parto son momentos importantes en que tu mascota precisa una serie de cuidados de todo tipo, sobre todo en su alimentación, para que tanto la mamá como sus crías estén saludables.

Tanto en canes como en felinos hay que tomar en cuenta que, si no están vacunados, pueden transmitir infecciones a sus crías por la placenta o la leche. “La gestación del perro dura entre 63 y 65 días y la de los gatos, 65. El primer mes, los animalitos se forman, por lo que la perrita o gatita no debe ser vacunada ni desparasitada, esto para no causar daño a la formación de los nuevos seres”, explica la veterinaria Ximena Córdova.

Un alimento balanceado para cachorro es lo recomendable para que la futura madre consuma 15 días antes de que dé a luz, porque es más rico en proteínas, lo cual es fundamental para que no pierda calcio ni hierro. “Debe ser una fórmula premium y no de esas con colorantes. También debe nutrirse de la misma forma diez días después”, agrega Córdova.

La veterinaria Mariana de la Peña añade que es recomendable adicionar a las croquetas carne molida para la perrita o una lata de atún para la gata, pues serán claves para fortalecer su cuerpo y así la gestación transcurrirá normal.

Las mascotas, al sufrir un desbalance de calcio o hierro, suelen convulsionar en un ataque que las deja inconscientes.

La leche es un alimento que puede jugar a favor o en contra del animalito gestante: si está acostumbrado a beberla, no le hará daño; pero muchos perros tienen intolerancia a la lactosa y una diarrea por su consumo en el embarazo puede ser fatal.

Delicado cuidado

A diferencia de los canes, a la hora de dar a luz los gatos son más independientes y fuertes y suelen buscar sitios oscuros para alumbrar. En cambio, los perros son más delicados y sus cuerpos son más frágiles.

De la Peña indica que el cuerpo del can necesita no estar sometido a estrés ni sobresaltos para un buen desarrollo del proceso.La higiene es otro aspecto importante, ya que después de dar a luz no se debe bañar a la mascota porque sus crías y ella se identifican por el olor.

Tampoco es recomendable 15 días antes del alumbramiento. Lo mejor es usar paños húmedos de bebé.

 Fuente: Ximena Córdova (2417819) y Mariana de la Peña (2782863)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia