Mía

Alina Santander: ‘Todos pueden aportar a la exploración espacial’

La boliviana Alina Santander (19) es una de las tres bolivianas, junto a Cristina Santander (17) y Valeria Burgoa (19), que arrasaron con los premios de la competencia Human Exploration Rover Challenge, en abril de 2019, con un equipo de jóvenes alemanes.

Alina Santander, estudiante de la Universidad Mayor de San Andres

Alina Santander, estudiante de la Universidad Mayor de San Andres Foto: Miguel Carrasco

La Razón (Edición Impresa) / Claudia Cuarité C.

00:00 / 20 de mayo de 2019

— ¿Cómo empezó tu interés por la astrofísica?

— Comenzó a los ocho años, cuando mi mamá me contaba historias sobre el universo. Una noche soñé que era una astronauta. A los 13 años participé en mi primera olimpiada de Física y gané una medalla de oro. Seguí concursando y ganando...

— ¿Cómo te enteraste sobre la competencia Rover Challenge?

— Leyendo un artículo de un periódico ruso —habla español, inglés, alemán y ruso—. Vi que el International Space Education Institute (ISEI) había ganado el primer lugar y que ofrecía campamentos en Alemania para estudiantes internacionales. En 2015 postulé y me aceptaron. Estuve dos meses y al año me pidieron ser parte del equipo para la competencia.

— ¿En qué consiste el concurso?

— Consiste en diseñar, construir y manejar un Rover (auto lunar de sistema mecánico) que manejan dos pilotos. El recorrido es de 800 metros con simulaciones extraterrestres. El camino tiene obstáculos, como rocas inclinadas y montañas. Hay paradas para realizar tareas como tomar muestras de líquidos y sólidos, sacar fotografías, plantar la bandera de tu país o de tu equipo y sacar una foto con ella. El objetivo es tener la experiencia de un astronauta de verdad.

— ¿Quiénes fueron las integrantes bolivianas de este equipo?

— Mi hermana, que participó conmigo desde 2016, Cristina Santander, y Valeria Burgoa, que estudia Física conmigo en la universidad (UMSA).

— ¿Cuál fue el aprendizaje novedoso que tuvieron este año?

— Sobre mecánica, tuvimos que aprender a utilizar taladros, cortadoras, perforadoras, herramientas con las que se trabaja con el metal. También la parte eléctrica; trabajamos en la parte de telemetría, circuitos eléctricos y programación.

—¿Qué se necesita para que más mujeres y jóvenes se dediquen a la tecnología y ciencia?

— El apoyo familiar es un pilar fundamental. En segundo lugar se debe aumentar la capacitación a los profesores; muchas veces no gusta la Física porque el profesor es malo, pero en sí la materia es hermosa. Por último, el apoyo económico de autoridades y empresas porque, queramos o no, las capacitaciones cuestan dinero.

— También das charlas...

— Me invitan a diferentes lugares para animar a los jóvenes a participar del mundo de la tecnología, para que sean autodidactas, pero no solo del área científica tecnológica, también otras carreras pueden ir al espacio; por ejemplo, estudiantes de Psicología, Computación e Ingeniería de Sistemas... El mensaje que quiero dar es que todos pueden aportar desde su área a la exploración espacial.

— ¿Cuál es tu hobbie?

— El arte. Pinto para relajarme. También, el aprender idiomas.

— ¿Tienes enamorado?

— No tengo pareja. No hay mucho tiempo de pensar en esas cosas por ahora porque estoy enfocada en terminar mis estudios.

Perfil

Alina Santander es estudiante de la Universidad Mayor de San Andres, donde cursa la carrera de Física. También es embajadora de ISEI. Brinda charlas sobre el empoderamiento de mujeres en el área tecnológica. A los ocho años escribió un libro llamado El sueño de Alina. A los 13 participó en su primera olimpiada de Física y ganó una medalla de oro. Domina cuatro idiomas: inglés, alemán, español y ruso. Interesada en expandir la Astronomía en Bolivia.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia