Mía

¡Amenaza con MATARSE si lo dejo!

No cedas al chantaje, plantea una separación definitiva que no genere esperanzas y distánciate para que se consolide

Romper una relación. Foto: Dreamstime

Romper una relación. Foto: Dreamstime

La Razón (Edición Impresa) / Érika Ibargüen A

03:00 / 20 de junio de 2013

No te fíes mucho de los dichos “perro que ladra no muerde” o “quien quiere matarse no avisa”, pues si quien dice que quiere quitarse la vida es una persona que sufre depresión, es posible que cumpla con su amenaza. Si te pasa esto con quien deseas terminar una relación amorosa, analiza cómo planteárselo y qué actitud tomar para evitar consecuencias dolorosas.

“Las personas son y sienten diferente, puede que algunas usen el chantaje psicológico y obtengan lo que quieren, pero hay otras que, si están deprimidas, avisan de a poco lo que tienen pensado hacer y terminan en el cementerio”, expone la psicóloga Elizabeth Ordóñez.

“Lo que se debe hacer es conversar con honestidad. Lo peor sería seguir sólo por pena o temor de que la persona cumpla con la amenaza. Debes pedirle a la familia que lo vigile y busque ayuda profesional de ser necesario”, aconseja el psicólogo Carlos Velásquez. Ambos profesionales dan algunas sugerencias para que puedas manejar la situación de forma adecuada.

1. Analiza su nivel de madurez. Si la persona con quien vas a terminar la relación es madura emocionalmente, asimilará las consecuencias de esta separación sin problema. Si es el caso, expone las razones que te hacen tomar esta decisión de manera clara para que no queden esperanzas de que en corto tiempo todo sea nuevamente lo de antes. En cambio, si tu pareja es inmadura y caprichosa, intenta abordar el tema mostrándote muy firme, sin dejar que trate de manipular la situación a su favor. 

2. No dejes que te chantajee. Si ya lo has decidido, independientemente de lo que provoque en tu pareja, no dejes por nada que te chantajee ni que te haga amenazas. Ese tipo de actitud demuestra inestabilidad emocional y te comprueba que, en definitiva, no es la persona que te conviene. Alguien que se estanca y se causa daño a sí mismo para manipularte no podrá crecer contigo ni construir algo conjunto.

3. Evita la culpabilidad. No seas partícipe de algo en lo que no estás de acuerdo por temor a que la otra persona tome alguna medida en su contra para hacerte sentir culpable. No olvides que cada quien es responsable de su propia vida. Piensa en ti, pues tu responsabilidad más importante es ser feliz.

4. Esquiva a los patéticos. Si ves que la persona con quien cortaste toma una actitud patética y se niega a aceptar tu decisión lloriqueando y suplicando, deja de verlo y contestarle las llamadas por un tiempo hasta que sea capaz de conversar con tranquilidad y madurez. No des marcha atrás ni te dejes confundir con lo que pueda decirte, pues creerá que, dando lástima, siempre podrá retenerte.

5. Habla con su familia. Si te quiere, seguramente le dolerá mucho que lo dejes y hasta es posible que se deprima. De todas maneras, debe respetar lo que quieres. En este caso, pídele ayuda a su familia para que lo vigile y evite que actúe haciéndose daño. No se te ocurra hacer de vigilante, si asumes ese papel, no podrás alejarlo de ti.

6. No cambies de opinión. Si te dejaste convencer al menos una vez de no dejarlo y te animaste a darle una nueva oportunidad ante el compromiso de que cambiaría, es muy posible que no lo haga y vuelva a ser tan tormentoso como siempre. Esto hará que caigas en un círculo vicioso.

7. Vigila su actitud. Si ves que después de decirle adiós se ve deprimido, descuida su ropa, su apariencia, camina agachado sin saber que lo están viendo, es que realmente se siente mal y pídele a sus amigos más cercanos que no lo dejen solo y lo mantengan ocupado para evitar que piense en ti.

8. Busca ayuda profesional. Si tiene características suicidas mejor recomiéndale ayuda profesional o pídele a su familia que le busque apoyo. Los suicidas son callados, ausentes, se deprimen con facilidad y se dejan llevar por su dolor.

Algo definitivo

Lo primero que debes hacer es pensar si realmente quieres romper esta relación de forma definitiva para no entrar en una dinámica inmadura de romper y volver todo el tiempo.

Inversión

La vida no es eterna y el tiempo y el afecto invertido en una relación que no tiene futuro jamás volverán. Por eso, es importante que termines una unión sin proyección, le pese a quien le pese.

Normalidad

Plantéate la ruptura como algo natural que debe suceder cuando una pareja no funciona o si se acabó el amor. Explícale a tu novio que son incompatibles y que a futuro no serán felices, mostrándole lo que viven ahora. Fuentes: Carlos Velásquez y Elizabeth Ordóñez, psicólogos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia