Mía

Aquagym, deporte bajo el agua

Las rutinas de ejercicios en el agua generan muchos beneficios como perder peso, tonificar articulaciones y eliminar el estrés.

La Razón / Liliana Aguirre

00:00 / 11 de octubre de 2012

¿Te imaginas practicando una sesión de aeróbicos en el agua? El aquagym o aquafitness es una moderna técnica aeróbica que se ejecuta en piscinas, con música y brinda una serie de beneficios al cuerpo para estar saludables.

“El agua nos torna más livianos debido a la flotabilidad de nuestros cuerpos, lo que nos permite realizar ejercicios con mayor facilidad”, explica Nataly Pinto, la instructora de aquafitness del club Aquamarine del Apart Hotel Los Delfines, ubicado en el barrio paceño de Calacoto. “Es decir, algo que nos cansaría mucho en la superficie, como hacer 100 abdominales, es más fácil de realizar en la piscina, porque el agua hace que no nos demos cuenta del esfuerzo”.

El éxito de estos ejercicios acuáticos radica en que están dirigidos a un público diverso. Tanto hombres como mujeres de todas las edades pueden practicarlos.

“Este deporte permite que personas con sobrepeso puedan reducir tallas, que personas de la tercera edad o con algún problema de articulaciones realicen fisioterapia por medio de los ejercicios y que embarazadas practiquen el aquafitness para mejorar su condición física”, señala.

Nataly Pinto, la instructora, comenzó a practicar aquagym a raíz de un problema en la cadera; por recomendación médica debía hacer ejercicios en la piscina y, a la par, tener sesiones de fisioterapia.

A través de esta experiencia pudo resolver su problema de salud y también aprendió la técnica, poniendo sus conocimientos sobre aquafitness al servicio de quienes lo necesiten.

Sumérgete

Un aspecto importante es que estos ejercicios se realizan en piscinas de poca profundidad. El agua suele estar a la altura del pecho, por lo que personas que no saben nadar también pueden practicarlos sin problema alguno y sumergirse en el agua sin temores.

“Entre los beneficios que brindan estas sesiones está la tonificación del entorno muscular, que mejora la fuerza, la resistencia y aumenta el rango de movimiento”, explica Pinto.Dentro del entorno fisiológico, mejora la condición cardiovascular, la circulación y la oxigenación sanguínea. En cuanto al entorno psicológico, reduce el estrés y regula los hábitos de sueño.

Entrenamiento

Los ejercicios de aquafitness son muy variados y cada uno posee un objetivo en particular. “Existen tres tipos de ejercicios dentro del aquagym: de alto impacto, bajo impacto y sin impacto”, enumera la instructora.  

Los primeros hacen referencia a rutinas en las que se salta y se pierde contacto con el suelo y se impacta en él con mucha energía. Son ideales para perder esos kilitos demás y ponerse en forma. “Por experiencia propia puedo señalar que con esta rutina se puede perder como tres kilos en un mes”, indica Pinto.

Los segundos tienen un contacto esporádico con el suelo y no precisan tanta energía. Un ejemplo de este tipo de ejercicios es que los bañistas deben arrastrar los pies. Son muy recomendables para personas de la tercera edad o gente que ha sufrido lesiones, ya que fortalece los músculos, corrige la posición de la columna y brinda mayor flexibilidad.

Las rutinas sin impacto son aquellas que se realizan manteniendo el cuerpo flotando en el agua. Estas últimas son las más recomendables para mujeres en gestación, ya que mejoran la postura y previenen dolores musculares en la columna, estabilizan la presión arterial, previenen la presencia de várices y hemorroides, favorece la oxigenación de la madre y el bebé, y ayuda a que el momento del parto sea menos doloroso.

Las sesiones de aquagym se llevan a cabo en la piscina de Los Delfines, un ambiente acondicionado  para desarrollar este deporte de forma óptima.

Las clases

Las alumnas de Pinto, en su mayoría mujeres, rondan diferentes rangos de edad y practican aquagym por diferentes razones vinculadas a la salud. “Hay personas que vienen por perder peso, otras por fisioterapias, los motivos son variados”, indica Nataly Pinto.

La clase comienza con el calentamiento que hará que se vayan activando las articulaciones para evitar lesiones. “Luego se    realiza una rutina de ejercicios muy variados, utilizando materiales flotantes y, antes de finalizar la sesión, se desarrollan ejercicios de relajación y de estiramientos”, agrega la instructora.

Las clases se imparten de 18.00 a 19.30 dos veces por semana, los lunes y miércoles”, precisa la guía. El costo de las 12 clases del mes es de Bs 250.

“No obstante, según la cantidad de alumnos y el requerimiento de los mismos existe la posibilidad de que se puedan abrir nuevos horarios”, adelanta la instructora. Así que si te interesa mejorar tu condición física de forma paulatina con el aquagym, ponte el traje de baño y a practicar se ha dicho.

Salud

Practicar un deporte en el agua hace que el cerebro produzca endorfinas, las cuales generan bienestar. También el agua, acompañada de música, es ideal para relajarte, por lo que si padeces de tensión, este deporte aportará mucho equilibrio a tu salud.

Temperatura

El agua también hace que nuestra temperatura corporal se regule y se torne más agradable. La temperatura ideal que debe tener el agua en la piscina oscila entre     los 28ºC y 31ºC.

Estirar

Los ejercicios de estiramiento se llevan a cabo siempre en el borde de la piscina, donde existe un apoyo fijo. Su función principal es evitar lesiones tendinosas o musculares, acondicionando el cuerpo.

Activación

La activación es la parte del calentamiento que ayuda a pasar de una fase pasiva a otra más activa. Con ésta se aumenta gradualmente la temperatura del cuerpo y la frecuencia cardiaca.

Fuentes: Nataly Pinto, instructora en Apart Hotel Los Delfines (http://www.losdelfines.com.bo) y http://www.piscinasagua.com/natacion/aquafitness.html

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia