Mía

Artroscopia: una cámara en articulaciones

El dolor ante el frío invernal en rodillas y hombros puede ser provocado por una dolencia, este examen ayuda a identificarla.

Artroscopia: una cámara en articulaciones. Foto. www.drjaimeaflores.com

Artroscopia: una cámara en articulaciones. Foto. www.drjaimeaflores.com

La Razón (Edición Impresa) / Erika Ibargüen Ayub. / La Paz

00:00 / 25 de junio de 2015

Muchas veces, cuando asoma el frío de invierno, las personas sienten dolor en las articulaciones, sobre todo en las rodillas y tobillos. Lo mejor es mantenerse alerta porque podría tratarse de algo peor que no desaparecerá después de esta estación. La causa puede ser alguna patología que afecta generalmente el cartílago articular, sinovial, ligamentos o problemas óseos.

Para detectar estos males existe un examen llamado artroscopia, un procedimiento quirúrgico en el cual se ingresa una pequeña cámara hasta las articulaciones y se obtiene un diagnóstico. Es mínimamente invasivo, es decir, deja heridas pequeñas y la recuperación es veloz.

El traumatólogo es el que debe sugerir este examen después de que le expliques todos tus síntomas. Primero, el profesional ordenará una radiografía con la que descartará o se inclinará por la artroscopia.

El traumatólogo Dino Fanola explica que para esta intervención se realizan dos incisiones en las articulaciones, generalmente en rodillas y hombro. La primera es para introducir la cámara (en un tubo rígido) y verificar a través de las imágenes el estado del problema. La segunda es para el instrumental quirúrgico que permitirá corregir la molestia.

El especialista señala que las principales articulaciones en las que se usa la artroscopia son el hombro y la rodilla, siendo esta última la que desde hace mucho tiempo puede ser diagnosticada y curada de manera definitiva. Con este procedimiento incluso se

logra el cambio de ligamento cruzado. “En el hombro recientemente se ha abierto un campo importante de diagnóstico y tratamiento de diferentes lesiones”, sostiene el experto.

Con este procedimiento se puede ver la gravedad del problema en las fracturas de la articulación de la rodilla, y permite tomar muestras de tejido sospechoso que luego son sometidas a estudios histopatológicos.

Al introducir la cámara dentro de la articulación, se inspeccionan las estructuras que conforman ésta y se determina el grado de deterioro de los tejidos. “En el caso de meniscos en la rodilla se puede suturar y corregir los síntomas y en caso de lesiones más severas se realiza la resección de un segmento dañando. También existen lesiones que dependen de la proliferación de tejido dentro de la rodilla (sinovitis), en estos casos se retira ese tejido redundante, que de otra manera requeriría heridas y procedimientos más agresivos y dolorosos para los pacientes”, dice.

Los costos

Dependiendo de la lesión, una artroscopia diagnóstica podría costar unos Bs 7.000. Si el caso requiere procedimientos de reconstrucción ligamentaria, en los que se utiliza más material de osteosíntesis o hilos y anclas especiales, es mucho más costoso.

Internación

El tiempo de internación depende de la patología por la cual se hace el procedimiento. Si es por menisco o en el caso de hombros, el paciente deberá permanecer 24 horas. Cuando hay reconstrucción de ligamentos cruzados son estadías de tres a cinco días.

Edades

Si bien es común hacer este examen en pacientes de edad adulta, también se puede realizar una artroscopia exploradora en articulaciones grandes con material e instrumental especial en los niños, dependiendo de la lesión, para identificar el daño que se tiene.

Fuente: Dino Fanola (Traumatólogo).

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia