Mía

Ashton Kutcher en su mejor momento

De chico problemático, que tenía varios trabajos para ayudar en su casa, ha pasado a ser millonario gracias a su físico y a sus inversiones

La Razón / Iblin Linarez

00:00 / 12 de abril de 2012

La manzana lo tentó y Ashton Kutcher será Steve Jobs en la pantalla grande. Quizás un poco de coincidencia y otro poco de destino, pero este actor ha ganado millones de dólares más por sus inversiones en negocios de  internet que como actor, y ahora ha sido escogido para encarnar al hombre que cambió el mundo con Apple.

Pero Kutcher no siempre fue el niño bonito de la televisión, o el jovencito que se paseaba en calzoncillos por las pasarelas de Calvin Klein, como hizo al inicio de su carrera en los años 90, al grado de haber sido nombrado el mejor modelo de la famosa línea de ropa. Su pasado cuenta la triste historia de un chico que creció en Iowa, en una familia con muchos problemas y carencias.

Ashton tiene un hermano menor, Michael, que sufre de parálisis cerebral. El joven tuvo varios trabajos, incluyendo la carpintería y otros relacionados con la vida en la granja. Según confesó, “trataba de mantenerme ocupado (...) no quería volver a casa y ver malas noticias sobre mi hermano”. Así que su vida se mantuvo entre subidas y bajadas, fue un joven problemático que incluso robó en un colegio y fue condenado a 180 horas de trabajo comunitario.

Sobre la pasarela

En 1998, después de ganar un concurso de talentos para firmar con una agencia de modelos en Nueva York, Kutcher apareció en las pasarelas y gigantografías de Calvin Klein, y al mismo tiempo ganó el papel de Kelso en la comedia That 70’s show. Su papel de tonto útil le dio notoriedad y al poco tiempo se había convertido en un rostro reconocible.

La serie terminó en 2006. pero en medio de ella Ashton filmó diferentes películas, la mayoría de comedia en las que salía del chico guapo o tonto.

En 2003 produjo y condujo el programa de bromas a celebridades  Punk’d de MTV, pero además llevó al altar a Demi Moore, de quien se separó el año pasado a petición de ella por supuestas infidelidades.

Mientras el actor hacía apariciones esporádicas en el cine, su faceta de empresario afloró y fue uno de los primeros en apostar por Skype y la web de alquileres AirBnB, pero también en empresas mucho más pequeñas y desconocidas como Zaarly, una web de compra y venta de cosas de segunda mano. Tal es ahora su influencia en el mundo tecnológico, que suele ser uno de los invitados estrella en conferencias y encuentros en los que no ejerce de guapo, sino que ofrece discursos serios.

Su presencia en el mundo virtual también es poderosa: él fue una de las primeras estrellas en subirse al carro de Twitter y el primero que alcanzó el millón de seguidores, superando a la cadena informativa CNN.

Este año se estrenó como el nuevo protagonista de Dos hombres y medio, reemplazando a Charlie Sheen. En la comedia encarna a Walden Schmidt, un joven multimillonario con el corazón roto, que va a dar a la casa del tío Charlie, en su fallido intento de suicidio tras ser abandonado por su esposa. El dinero del personaje de Schmidt se hizo gracias a sus inversiones en diferentes páginas web, un papel que le calza perfectamente a Ashton Kutcher, así como se prevé que pasará con el del creador de Apple.

Ashton percibe más de 700 mil dólares de sueldo por capítulo grabado en Dos hombres y medio, y ahora se encuentra negociando con los productores de la serie para obtener un millón por episodio, lo que, de ser aceptado, lo convertirá en el actor mejor pagado de la televisión.

Estrella

Ashton Kutcher tiene 34 años y la vida le sonríe; es la estrella de Dos hombres y medio y encarnará a Steve Jobs, el fundador de Apple. Es joven, rico y, por ahora, sin compromisos

Información: El País, El Comercio de Perú, milenio.com, terra.com.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia