Mía

Ataques de pánico

El estrés o un fuerte disgusto podrían provocar una crisis de ansiedad profunda.

Ataques de pánico. Foto: Dreamstime

Ataques de pánico. Foto: Dreamstime

La Razón (Edición Impresa) / Erika Ibargüen Ayub. / La Paz

00:00 / 16 de abril de 2015

Empieza de repente. Un ataque de pánico por lo general se debe a problemas de ansiedad, suele durar hasta 20 minutos y puede ser confundido con un ataque cardiaco porque el corazón empieza a acelerarse y sus palpitaciones son muy fuertes.

Según el psiquiatra Ricardo Ramos, un ataque de pánico es una complicación de los problemas de ansiedad. “Una persona que está sometida a tensiones de ansiedad de pronto puede desencadenar un ataque de pánico”.

El especialista explica que este episodio se caracteriza porque la persona tiene la sensación de presión en el pecho, una especie de taquicardia, palpitaciones fuertes, transpiración profusa en la frente, en la cara y en diferentes partes del cuerpo, algo que causa mucho temor.

Otro de los síntomas es que experimenta el adormecimiento en los dedos de las manos y/o de los pies, lo que puede extenderse a todo el miembro inferior y/o superior e incluso llegar a otras partes como la cara.

“En todo ese proceso la persona respira con dificultad e intensamente, lo que le causará  hiperventilación y se llenará de oxígeno. Como resultado, sentirá el adormecimiento de sus miembros”, precisa.

Si esto te pasa, lo primero que debes hacer es “usar” tu propio aire y lo mejor en estos casos es agarrar una bolsa de papel o plástico y respirar ahí dentro para que el aire que ingresa a tus pulmones no tenga oxígeno, sino anhídrido carbónico. Esto hará que los síntomas de taquicardia bajen de forma inmediata y se pierda el adormecimiento, aconseja el especialista.

Ramos indica que lo primero es aprender a mantener la calma y estar consciente de que nada malo va a ocurrir. Si se maneja bien la situación no habrá problemas. “Las personas se asustan tanto que lo primero que hacen es pensar en que se están muriendo y acuden a emergencias o al cardiólogo creyendo que es un ataque cardiaco cuando no es así”, dice. A quienes hayan pasado por esto, recomienda hacerse un control general, porque si ya sufrieron una vez de ataque de pánico, puede volverle a ocurrir.

Este tipo de problemas se presentan en individuos con estrés acumulado pero también en aquellas que viven tranquilas y de pronto tienen un fuerte disgusto amoroso, familiar o laboral. Esto se profundiza si la persona tiene depresión.

Para combatir estos episodios, el yoga, el deporte y la meditación son alternativas interesantes.

El portal www.hipnosisnet.com.ar detalla también otros síntomas de esta crisis: Dolores en el pecho, vértigo, mareo, náuseas, sensación de ahogo o falta de aliento, sofocación, sensación de atragantamiento, opresión o malestar en el tórax, molestias abdominales y cosquilleo en las manos y pies.

Fuente: Ricardo Ramos, Psiquiatra, Con datos de http://www.hipnosisnet.com.ar/ ataque_de_panico-ansiedad-angustia

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia