Mía

Axolote, el amigo de un principiante

La salamandra mexicana es un anfibio resistente de apariencia exótica. Requiere de pocos cuidados y equipos para la pecera.

Axolote, el amigo de un principiante. Foto: Daniel Wálker.

Axolote, el amigo de un principiante. Foto: Daniel Wálker.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Soruco / La Paz

00:00 / 16 de enero de 2014

Son resistentes  a los cambios  de temperatura del agua, no comen mucho y solo necesitan que se les cambie el líquido elemento una vez por semana. Las salamandras mexicanas de acuario, también conocidas como axolotes, son ideales para el amante de las mascotas subacuáticas o para el que comenzará a armar su propia pecera.

Este anfibio pasa la mayor parte de su vida bajo el agua. Solo en casos muy aislados puede desarrollar una vida terrestre. “Viven de dos a cuatro años, aunque hay variedades que pueden alcanzar los 15. Desarrollan tarde la capacidad de sobrevivir en la superficie”, explica Ghiovanna Saavedra, copropietaria de Aquabol, que importa estos animales.

Al ser animales de aguas frías, no requieren muchos de los equipos, que normalmente necesitan los habitáculos para peces, que controlan y mantienen una temperatura para simular el hábitat original. Idealmente, ésta se debe mantener entre los 16 a 18 grados centígrados, sin sobrepasar los 20. Sin embargo, los axolotes pueden aguantar los cambios bruscos de temperatura hasta  25 grados, pero por cortos periodos: En  temperatura muy alta, el anfibio intentará permanecer en la superficie y sus branquias comenzarán a disminuir su tamaño.

El acuario puede ser simple. Su tamaño depende del animal, aunque se recomienda que tengan un tamaño mínimo de 90 por 45 cm de ancho, pues los especímenes más grandes pueden alcanzar los 30 centímetros.

Idealmente, se debe llenar el recipiente con 50 litros de agua por cada axolote y 80, si se tiene una pareja, que es como se los vende. En La Paz, el costo del par es de Bs 25, en promedio. Generalmente, los criadores los distribuyen cuando son muy jóvenes. En ese caso no es conveniente que la pareja esté en el mismo espacio, ya que son animales ciegos y pueden comerse las patas de su compañero. Sin embargo, los miembros perdidos se regenerarán.

Las salamandras pueden encontrarse en varios colores, aunque predominan el negro, el rosado y albino. En algunos casos se pueden hallar variedades más rojizas o anaranjadas.

 Fuentes: Ghiovanna Saavedra, de Aquabol y mundoaxolotes.blogspot.com. 

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia