Mía

Bicarbonato, pros y contras en el tocador

Otro uso que se le da al bicarbonato es como champú combinado con vinagre, una tendencia ecológica llamada No Poo, pero que puede tener serias consecuencias.

Uso del bicarbonato en la piel.

Uso del bicarbonato en la piel.

La Razón (Edición Impresa) / Mitsuko Shimose

00:00 / 17 de agosto de 2017

Lo recomendaba la abuela y hoy es infaltable en los tips de belleza compartidos en sitios web y por redes sociales, prometiendo milagros en la cosmética. El bicarbonato de sodio, ese compuesto sólido, cristalino, color blanco, soluble en agua, ha sido usado en la salud, en la cocina y, desde luego, en la belleza, donde aún se jura mejorar la apariencia de la piel y del cabello, entre otros favores.

Sin embargo, no parece ser el mejor de los aliados en la estética cuando se abusa de él. El dermatólogo Johnny de la Riva Guzmán advierte que el bicarbonato “quita a la dermis el manto ácido y su cubierta, generando manchas si hay exposiciones al sol”. 

En cambio, para la cosmetóloga Graciela de la Maza, funciona bien como exfoliante natural, de vez en cuando. “Para eso, se mezclan tres partes del polvo con una de agua hasta que se forme una pasta”. Y, suavemente, se aplica sobre el área deseada haciendo masajes circulares.

Otro uso que se le da al bicarbonato es como champú combinado con vinagre, una tendencia ecológica llamada No Poo, pero que puede tener serias consecuencias. “Lavar el cabello con bicarbonato y vinagre es una moda peligrosa que aumenta el riesgo de infecciones”, dice la dermatóloga Lola Conejo-Mir, quien además indica que el bicarbonato tiene un pH más alcalino que el del cuero cabelludo, lo que puede producir una irritación. Además su uso frecuente decolora el cabello, recalca.

Y junto con el vinagre puede ser una fórmula riesgosa. “El vinagre es ácido con lo que modifica aún más el pH del cabello, provocando más irritaciones que el mismo bicarbonato”, concluye la experta.

No obstante, si se combina una cucharadita pequeña de bicarbonato con un poco de champú y se masajea el cabello con la mezcla, para luego enjuagarla, “ayuda a remover los residuos que dan una apariencia grasa al pelo”, dice De la Maza.

Ni bueno ni malo, lo importante es el consejo de un especialista sobre la dosis y la frecuencia adecuadas para aplicarlo de la forma correcta.

Beneficios

Ayuda a desinfectar y desinflamar la piel con acné. Aplica bicarbonato y miel por 10 minutos y enjuaga.

Neutraliza el olor del sudor. Pon 1/2 taza del polvo a la tina y sumérgete.

Para eliminar suciedad y células muertas tanto de las uñas como de las manos, se debe formar una pasta con un poquito de bicarbonato y agua, y realizar un masaje con un cepillo de uñas para complementar el tratamiento.

En el caso de los dientes, el bicarbonato coadyuva a blanquearlos, aunque, según el dentista Eduardo Donoso, su uso más importante es alcalinizar la boca para llevar el pH a lo más neutral y así evitar la activación del estreptococo mutans. El especialista dice que la dosis adecuada es de 1g de bicarbonato en medio vaso de agua. Luego, hacer buchadas por un minuto por una semana dos veces al día. Repetir este procedimiento cada mes.

Fuentes: Graciela de la Maza (cosmetóloga). Lola Conejo-Mir (dermatóloga), Johnny de la Riva Guzmán (dermatólogo), Eduardo Donoso (dentista)

Fotos: muyfitness.com, cositasfemeninas.com, telemundo.com

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia