Mía

Calma la ira de tu mimado

Para evitar el peligro de un perro agresivo, te recomendamos algunas opciones

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Soruco

00:00 / 02 de octubre de 2014

Salir a pasear con tu mimado puede convertirse en una tortura rutinaria si tu compañero es poco social y camorrista con sus congéneres o con cualquier transeúnte.

Para ello debes definir correctamente cuál es la causa de su comportamiento. Ésta puede ser tanto psicológica como fisiológica.

Una de las razones psicológicas para que un perro se comporte con agresividad está vinculada a la personalidad de su dueño y la otra con el tipo de educación que recibió. El afamado César Milán, conocido como “el encantador de perros”, suele decir que “tu perro será ansioso o agresivo si esa es tu personalidad”.

Daniela Acosta, entrenadora, confirma la hipótesis cuando dice que “es el compañero humano el que determina muchas de las actitudes de su perro”.

Es de esperarse y hasta natural cierto nivel de agresividad, ya que los perros son animales de manada y las peleas determinan cuál se pone a la cadena de mando. El problema se presenta cuando se vuelve imposible contrarrestar esa irritabilidad.

Si el humano manifiesta agresión en su trato, el perro seguirá ese ejemplo. Si se trata de cachorros, éstos tratarán de “subir” en la escala social, demostrando que son más rudos y se pondrán molestosos con sus pares e incluso con humanos.

Este tipo de actitudes deben ser cortadas por lo sano, pero sin violencia. El perro debe aprender que hay límites que no debe cruzar. Una táctica para ello es obligarlo a estar de espaldas, en posición de sumisión ante el jefe. Otra solución es lograr que el animal sea sociable exponiéndolo a otros seres humanos y perros.

En el libro El ovejero alemán, de Bruce Fogle, se recomienda exponer, bajo mucho control, al can con otros de su especie. La sugerencia se aplica para esa raza en particular, pero puede aplicarse a cualquiera.

Sobre las causas fisiológicas para la agresión, el veterinario Sergio Cuenca explica que uno de los detonantes es el exceso de hormonas, tanto en machos como en hembras. “Por ello, a menos que se tenga la posibilidad de asistir su reproducción y mantener a los futuros cachorros, se recomienda la esterilización”.

Angelino busca nuevo hogar Historia

Soy el gato Angelino, fui adoptado por una familia que me acogió con mucho cariño, pero se presentó un serio problema que no se ha podido superar.

Lamentablemente, la mamá de mi dueña (una niña de cuatro años) desa- rrolló una fuerte alergia y no puedo quedarme con ellos. Necesito un hogar y una familia. Si alguien quiere adoptarme tengo lo necesario para trasladarme: arenero y ropa, y estoy vacunado.

Referencias a los teléfonos 71548597 Y 73528288.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia