Mía

Carmen Chávez - ‘Este año hay chicas de Ixiamas para el Miss La Paz’

Creó la agencia Cinetel hace 30 años, empresa en la que se prepara a la mujer paceña para la corona de Miss Bolivia

Carmen Chávez

Carmen Chávez Foto: Eduardo Schwartzberg.

La Razón / Iblin Linarez O.

00:00 / 19 de abril de 2012

¿Cuál es tu trabajo exactamente, como cabeza de Cinetel?

Me dedico a la formación integral de la mujer; para mí la belleza no es todo, se debe ser una mujer sana, inteligente y emocionalmente preparada.

¿Qué significa tener la franquicia del Miss La Paz?

El evento se ha convertido en el más importante del año, a nivel de belleza en el departamento en los seis años que nosotros lo organizamos.

¿Qué opinas cuando se dice que estos concursos están arreglados, que son frívolos y que representan un negocio?

Yo no hago dinero con las participantes, quizás muchos piensen eso, pero en Cinetel les enseñamos a valorarse como mujeres. No las vemos como carne que hay que vender, nosotros hacemos mujeres líderes. El Miss La Paz es una plataforma para que diseñadores se muestren con su trabajo, este año tenemos un convenio con diferentes sectores, como Cotexbo, Academia Teniente Tecnimod y Palliri. Ahora tenemos dos representantes de Ixiamas, que concursan por primera vez. No sólo se trata de ser bonita, se trata de prepararse, hablar correctamente, tener una buena postura y actitud; eso es lo principal y aquí se las prepara precisamente para enfrentar esas críticas que señalas, las buenas y las malas: todo se toma en cuenta.

¿Estas candidatas están listas para competir en el nivel que se exige en un concurso como Miss Bolivia?

Yo creo que con dos meses de preparación se logra muy poco, se necesita por lo menos un año. Por suerte hay muchas de las concursantes que ya llevan un buen tiempo con nosotras y sí, son chicas lindas y bien preparadas.

Entonces, ¿por qué no ganamos  la máxima corona?

Estuvimos muy cerca, el año pasado Valeria Avendaño quedó en el podio de las mejores, pero hace falta más compromiso por parte de las concursantes, compromiso con las actividades y su preparación, porque existe mucho talento en La Paz, sólo que hace falta trabajar con ello. A veces las chicas se preparan a última hora. Las mujeres en La Paz no quieren participar porque piensan que es frívolo, pero están las que se dan cuenta de que no es así y retos como éste las ayudan a madurar.

¿Por qué una joven debe concursar para ser Miss La Paz?

El concurso te aporta imagen, yo estoy segura de que estas mujeres serán líderes en algún momento y el haber participado en el concurso, ganen o no, les da la oportunidad, si saben aprovecharla, de crecer como personas. Nos encargamos no sólo de lo físico, sino también de cultivar su mente. Ganan en desenvoltura. Necesitamos que las chicas se animen y que no teman a que se las critique.

¿Qué le falta a este evento?

Apoyo. Antes no se creía en el evento, pero ahora muchas empresas vieron que estamos trabajando con responsabilidad y confían en nosotros. Igual, hace falta más apoyo para darle impulso.

¿Qué espera de Cinetel?

Espero posicionar la belleza de la mujer paceña. Hacer dos libros a manera de retrospectiva con todos los personajes que pasaron por Cinetel en estos 30 años que tenemos de vida.

¿Qué siente cuando alguna excandidata habla en contra de Cinetel y dice que hubo fraude?

Yo no soy la dueña del evento, a veces piensan que yo decido lo que pasa al final. Yo lo tomo como gajes del oficio y estoy tranquila porque sé que en cada una de ellas se ha sembrado y aunque sea en el desierto, algún día lloverá y la semilla germinará. Por más que ellas ya no quieran estar en Cinetel, son parte de esta familia (sonríe).

¿Se siente una señora guapa?

(Sonríe) Sí, creo que sí, yo voy a cumplir 58 años y a estas alturas que me digan guapa es algo lindo, me hace feliz. 

Perfil

Carmen Chávez es tarijeña. Su sueño de ser doctora se aplazó por la dictadura que cerró las facultades. Se especializó en la corrección de postura con cursos en el extranjero y así nació la idea de ayudar a superar esos defectos a otras mujeres, en una academia de modelaje que hoy es Cinetel.

Ganas de enseñar

Carmen se califica como profesora. “Solía enseñar las cosas del colegio a otras compañeras. Nunca soñé con Cinetel, yo quería ser doctora para ayudar a otras personas”.

Inspiración

“Mi madre tiene más de 80 años; es admirable. Si llegó a vivir tanto como ella, quiero ser así de activa y feliz”

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia