Mía

Cirugía láser para corregir la visión

Schwind Amaris es un sistema correctivo láser de alta tecnología al que se le atribuyen diversas ventajas: rapidez, seguridad y fiabilidad en intervenciones ambulatorias.

 Requisitos. Pueden operarse mayores de 18 años que no se hayan sometido a cirugías sistémicas importantes, que tengan grosor corneal adecuado y no padezcan queratocono o distrofia corneal. Foto: Alejandra Rocabado

Requisitos. Pueden operarse mayores de 18 años que no se hayan sometido a cirugías sistémicas importantes, que tengan grosor corneal adecuado y no padezcan queratocono o distrofia corneal. Foto: Alejandra Rocabado

La Razón (Edición Impresa) / Andrea Azcui A. / La Paz

00:23 / 06 de agosto de 2015

Schwind  Amaris es considerado el más veloz y eficiente de los equipos láser del mercado oftalmológico para mejorar la visión de los pacientes.Previo diagnóstico especializado, este equipo de avanzada tecnología realiza cirugías de miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia (cirugías refractivas), aunque también se usa para trasplantes lamelares en quienes sufren de opacidades en la córnea y para trasplantes de córnea.

Llegó a Bolivia hace seis meses y lo emplea un grupo de once profesionales denominado Omniláser, del que es miembro Vania García, cirujano oftalmólogo. La especialista afirma que este láser es más eficaz y seguro que el resto de los que hay en el mercado.

La intervención se desarrolla con el sistema not touch, es decir, sin intervención directa del médico y con mucha precisión. Para la cirugía, el galeno solo coloca gotas de anestesia, se abre los ojos con ayuda de separadores de párpados y pestañas, “ni siquiera es necesario desepitelizar la córnea, la máquina realiza el procedimiento por sí sola”, asegura la experta.

Técnicamente, el láser efectúa la ablación en las capas profundas de la córnea. “La recuperación del 80% de la visión sucede en 24 horas, y se alcanza el 100% en pocos días”, añade.

Durante el procedimiento, el paciente únicamente tiene que enfocar la vista en una luz suave y tolerable por un espacio de 20 a 40 segundos, según las características de la cirugía que requiera cada uno de los pacientes.

Antes de programar cualquier intervención se debe desarrollar una serie de estudios preoperatorios con apoyo de otros equipos, también de última generación, que permiten un diagnóstico del estado de la córnea y evaluar si la persona es candidata a la cirugía; problemas maculares o el queratocono, entre otros, se lo impedirían.

“Realizamos exámenes de fondo de ojo y presión ocular, se debe descartar que el paciente tenga glaucoma, catarata, distrofias corneales, problemas en la mácula u otro tipo de enfermedades que lo descalifiquen para esta cirugía. Una vez que se hace el análisis completo se inicia la operación con la técnica adecuada para el paciente”, sostiene García.

El seguimiento posoperatorio debe llevarse a cabo a las 24 horas y se le suministrará antibióticos. En la primera semana, el recién operado debe visitar al oftalmólogo en tres oportunidades y posteriormente se hacen citas de acuerdo con su evolución.

Visitas al oftalmólogo

Lo ideal es que las personas visiten al oftalmólogo al menos una vez al año, ya que existen muchas enfermedades que son silenciosas y asintomáticas, como el glaucoma (que daña el nervio óptico), que si no se controla a tiempo puede ser irreversible.  

Exámenes básicos

En cada visita, el especialista debe medir la presión ocular y ver el fondo del ojo, el cristalino y la córnea, para ello, muchas veces es necesario dilatar las pupilas. La gente suele ir al oculista tan solo para medirse anteojos, pero se recomienda un chequeo general.

Láser Schwind Amaris

Se trata de un equipo de tecnología alemana para operaciones de miopía, astigmatismo e hipermetropía y presbicia, entre otros.  Con él se puede modificar la córnea y eliminar los problemas de visión logrando una recuperación óptima en un tiempo mínimo.

Ventajas

Con este láser se puede eliminar el epitelio corneal y corregir defectos refractivos en un solo paso y de manera rápida. La recuperación es veloz, (es cirugía ambulatoria), pudiendo el paciente reintegrarse a sus actividades en 48 horas. Además es un procedimiento indoloro.

Fuente: Vania García (cirujano oftalmólogo / centrto mÉdico del sur calle 21 de calacoto 1426 esq. ballivián 2792827 / 71563873).

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia