Mía

Conchita, el triunfo del respeto

Con su victoria en el festival Eurovisión, Conchita Wurst conmocionó a toda Europa.

La Razón Digital / Jorge Soruco / La Paz

00:00 / 22 de mayo de 2014

Nadie en Europa quedó indiferente ante el talento de Conchita Wurst. Todo tipo de personalidades, desde las políticas a las de la farándula, se pronunciaron respecto al travesti que ganó la edición 2014 del premio Eurovisión.

Rise like a Phoenix (Levántate como un fénix) es el tema que elevó a Wurst no solo a la categoría de diva, sino de defensora del respeto y la tolerancia a las personas con diferente orientación sexual. Tanto que, durante su presentación, se atrevió a lanzar un desafío al presidente de Rusia, Vladímir Putin, al que espetó: “No sé si está viendo esto, pero si lo está haciendo, le digo que somos imparables”, en alusión a los homosexuales.

“¡Somos una unidad, somos imparables!”, repitió al público antes de interpretar el tema ganador en la velada del 10 de mayo. Wurst, quien se mostraba cada vez más emocionado a medida que se iba distribuyendo el puntaje y su triunfo se perfilaba, subió al escenario en lágrimas.

Incluso Julio Iglesias cayó ante el encanto de esta figura delicada y graciosa, con grandes ojos, una soberbia melena oscura y una barba postiza. El ídolo español declaró públicamente que “es una supercantante, una mujer increíble, muy sensible”.

“Los artistas se encuentran en diferentes situaciones en la vida y ella está en una situación muy diferente”, comentó Iglesias, agregando que la situación le parece “genial”.

El éxito de este travesti emocionó a la sociedad austriaca, a la que pertenece de origen. Inmediatamente se supo que Wurst ganó el festival, los diarios destacaron su participación y su discurso.

Incluso personalidades del ámbito religioso, como el cardenal de Viena y presidente de la Conferencia Episcopal de Austria, Christoph Schönborn, celebraron el éxito del artista. “Me alegro mucho por Thomas Neuwirth, quien ha tenido tanto éxito con su actuación como Conchita Wurst”, escribió el prelado en una columna publicada el 16 de mayo.

En efecto, su verdadero nombre es Tom Neuwirth, de 25 años de edad, nacido en la pequeña ciudad de Gmunden. El apellido de su seudónimo, Wurst, significa “salchicha”.

Tom, quien solo utiliza su barba en el escenario, llegó a entrever el éxito en 2006, primero participando en un popular programa de televisión, Starmania, y en un efímero grupo.

Sin embargo, no todos reaccionaron positivamente. Varios diputados rusos como el comunista Valeri Rashkin, instaron a Rusia a abandonar Eurovisión para organizar una competición paralela que se denominaría Voz de Euroasia. Sea cual sea la reacción, lo cierto es que Conchita no dejó a nadie indiferente.

Con datos de: EFE y AFP y El País.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia