Mía

Cuidados básicos para las orejas de tu perro

Si ves que tu  perrito mueve la cabeza de un lado a otro no quiere decir que aprendió un nuevo paso, mejor revisa sus orejas cuidadosamente....

Cuidados básicos para las orejas de tu perro.

Cuidados básicos para las orejas de tu perro.

La Razón / Iblin Linarez.

00:00 / 17 de octubre de 2013

Para que estén rosadas, relucientes y sanas sólo debes dedicarle unos minutos a su higiene. Evita la aparición de infecciones o que le salgan hongos, es muy doloroso

Si ves que tu  perrito mueve la cabeza de un lado a otro no quiere decir que aprendió un nuevo paso, mejor revisa sus orejas cuidadosamente porque puede que se trate de una otitis o de hongos que han proliferado. Los schnauzers, cockers y caniches suelen tener mucho pelo en las orejas, lo que propicia que haya humedad y suciedad, favoreciendo las infecciones, dice perros.com.

“Es necesario revisarlo. Es muy simple darse cuenta de que tiene una infección, porque la grasa de las orejas va cubriendo el pabellón y se torna muy café. En el caso de hongos, también se pueden ver a simple vista: son de color blanco y planitos”, explica el veterinario Sergio Cuenca.

La otitis es bastante dolorosa e incómoda para el can. Si mueve la cabeza con frecuencia, tiene la oreja roja, se rasca o gime, es una señal de que le duele, y mucho, así que necesita urgentemente un médico, sugiere el portal perros.facilisimo.com.

“Los antibióticos, las gotas y las cremas especiales ayudan a curar estas enfermedades que, si no son tratadas a tiempo, pueden llegar a afectar el oído medio, provocando una septicemia (infección grave y generalizada) que finalmente puede matar al animalito”, advierte Cuenca.

Cómo prevenir

Para evitar estos incómodos problemas,  lo mejor es prevenir. Con un cotonete empapado en aceite de bebé puedes limpiar las orejitas de tu can “con cuidado y  haciendo dar vueltas el algodón en el interior”, resalta Cuenca. Lo recomendable es hacerlo cada 15 días.

Cuando vayas a bañarlo o lo lleves al spa canino, debes pedir que le pongan algodoncitos a manera de tapones; tú haz lo mismo si lo limpias en casa. Al terminar, desecha el material usado y procede a secar muy bien sus orejas. Recuerda que aquellos perros que tienen las orejas caídas son los más propensos a sufrir este tipo de molestias.

No sucede lo mismo con aquellos animalitos que poseen las orejas paradas, como los pastores alemanes, “porque éstas no están expuestas a la humedad y se secan muy rápido”, asegura el veterinario.

Por ello, como recomienda el portal perros.com, debes tratar de mantener las orejas de tu perro siempre limpias, suaves y libres de olor, con un interior rosado y lustroso, si esto último es posible. Los cuidados no toman mucho tiempo y el beneficio es grande: la salud de tu mejor amigo.

Fuente: Sergio Cuenca, veterinario. (Adonai- 2202480) y www.perros.facilisimo.com y perros.com.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia