Mía

Cupido, no me la charles

Hacer un autoanálisis sobre los aspectos citados anteriormente y acudir en busca de ayuda pueden servir mucho.

En San Valentín y si estás sin pareja o en crisis con la tuya

En San Valentín y si estás sin pareja o en crisis con la tuya Foto: Internet

La Razón (Edición Impresa) / Paula Jordán

00:00 / 18 de febrero de 2019

Es San Valentín y si estás sin pareja o en crisis con la tuya, puede que te estés preguntando ¿por qué estoy solo?, ¿por qué únicamente tengo parejas casuales?, ¿por qué sigo con esta persona si sé que debo dejarla?

Según especialistas en relaciones de pareja, diversos pueden ser los factores que expliquen —por así llamarlo— tu “fracaso” en el amor, pero lo que es evidente es que todo depende de ti, no de Cupido. Y ojo con esto, no es que seas “culpable”, pero sí responsable del destino que sigue tu vida.

“Damos la responsabilidad de elegir a la pareja a otros o a factores externos y no nos hacemos responsables de lo que pasa dentro de nosotros”, afirma la coach ontológica Arley Villegas. Por ejemplo, cuando una persona busca solo parejas casuales, lo más seguro es que alguien de su entorno tenga una pareja que no se atreve a dejar y “el inconsciente de sus parejas casuales lo siente y decide alejarse”.

Lo propio sucede —continúa— cuando mantienes un vínculo que dices deseas romper. “Si no la dejas es porque no quieres dejarla; el inconsciente sabe lo que quiere mucho antes que la razón”.

Para el psicólogo Enric Corbera “es imposible que alguien no procure una relación pues vivimos en un mundo dual: yin y yang, positivo y negativo”; chacha-warmi, como se dice por estos lados. Por lo tanto —expone en su canal de YouTube— cada vez que te digas a ti mismo por qué no hallo pareja, cambia esa pregunta por: ¿a quién tomo como pareja? Corbera cree que el tipo de compañero de vida que uno elige tiene que ver con lo que mira dentro de sí mismo. Si te preguntas ¿por qué me engañan?, sugiere que mejor te cuestiones ¿en qué me estoy engañando yo para proyectar eso? “Uno siempre se está encontrando consigo mismo a través de los demás, es su propio reflejo. La causa está dentro, no fuera. Lo que se acerca a uno es el efecto”, afirma.

Pero hay más, en su sitio web, la revista Elle comparte las investigaciones de Ainoa Espejo, experta en relaciones y autoestima, quien concluye que “hay causas de origen personal” que influyen en lo que podríamos llamar tu “estado civil”. Algunas de éstas son: tener expectativas demasiado altas, ser inflexible, tener baja autoestima, ser tímido, ser perfeccionista, ir tras los ideales Disney, ser negativo, desconfiado, tener miedos e inseguridades, creencias erradas acerca de lo que es el amor, carecer de habilidades sociales y otras que lo único que hacen es convertirse en un freno para darte la oportunidad de ser feliz.

Porque al final todo depende de las decisiones que tomes. Hacer un autoanálisis sobre los aspectos citados anteriormente y acudir en busca de ayuda pueden servir mucho.

Villegas cuenta que en los talleres que ofrece (esta noche habrá uno en la Universidad San Francisco de Asís, junto a Ahyu Design Tinking Group bajo el título “Cupido, no me la charles. ¿Qué dice el inconsciente sobre la pareja?”) se indaga, por ejemplo, en el árbol familiar de los asistentes para ver qué los frena y se trabaja en técnicas que son asumidas por el inconsciente en bien del participante.

¿Qué falla en ti para no consolidarte en pareja? La coach Ainoa Espejo te propone analizar las posibles causas:

  • Expectativas muy altas. Si pones excesivos requisitos y buscas a alguien muy idealizado, probablemente nunca encuentres a nadie “lo suficientemente bueno” para ti.
  • Ser inflexible. Si no aceptas a los demás como son (con defectos y virtudes) o esperas que hagan todo como quieres, es muy probable que te cueste la convivencia.
  • Baja autoestima. Si no te sientes merecedora del amor ajeno, es fácil que lo rechaces inconscientemente si se te acerca.
  • Tener “ideales Disney”. Si en tu cabeza todo tiene que ser “románticamente perfecto”, al estilo de Hollywood, perderás muchas oportunidades.
  • Los miedos. Los temores a asumir compromiso, al fracaso, a sufrir, a las críticas, a madurar, a no ser lo suficientemente bueno en la intimidad y otros son tus peores enemigos; no dejes que te venzan.
  • Falta de habilidades sociales. En especial de empatía, ¿esperas que siempre te comprendan y se pongan en tu lugar pero rara vez lo haces tú con los demás?
  • Creencias erróneas sobre el amor. ¿Crees que estar enamorada, ser afectuosa, cariñosa o romántica, significa ser débil y absurdo?

Con datos de: Arley Villegas (Tel. 77250070), Enric Corbera (YouTube) y elle.com

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia