Mía

‘Dancesport’, la danza competitiva

El baile estándar es sobrio y elegante, mientras que el latino expresa fuerza y sentimiento.

La danza de competencia es ampliamente reconocida como un entrenamiento integral, con un régimen de ejercicio que benecifie al corazón y el alma.  Foto: Internet

La danza de competencia es ampliamente reconocida como un entrenamiento integral, con un régimen de ejercicio que benecifie al corazón y el alma. Foto: Internet

La Razón / Érika Ibargüen Ayub / La Paz

00:00 / 07 de marzo de 2013

¿Quién dijo que la danza no podía ser un deporte? La disciplina del dancesport consiste justamente en la combinación de las características de ambas actividades: Permite a los participantes mejorar  su estado físico y mental, además de la obtención de resultados óptimos en competiciones a todo nivel que permite llegar, como deportista, con una gran copa o medallas obtenidas en una contienda reglamentaria.

‘Baile de salón de competición’, ‘baile deportivo’, ‘baile de competición’ y dancesport son los términos que se usan indistintamente para denominar el baile como modalidad deportiva. Claudia Pereyra, bailarina e instructora profesional de dancesport, señala que en este tipo de baile se respetan direcciones y se siguen normas establecidas y escritas (descripción de figuras, alineamientos y otros), bailándose en todo el mundo de la misma forma.

En esta modalidad solamente están incluidos diez bailes. Su técnica es fruto de una larga tradición internacional y contempla a la vez un elevado grado de ejercicio físico así como un importante componente artístico.

Se practica en cerca de 70 países de todo el mundo, los cuales se hallan representados en la International Dance Sport Federation (IDSF). En muchas de estas naciones, el dancesport está reconocido oficialmente como deporte.

“Todo el mundo es capaz de moverse con la música. La danza transgrede las barreras de la edad, género y cultura. La danza es parte de la estructura de toda sociedad”, manifiesta la bailarina.

Bailes latinos y estándar

Como toda disciplina deportiva, el dancesport tiene sus categorías. En el ámbito de las danzas latinas registradas para la competición están la samba,  el chachachá (con tres golpes de bongo muy juntos), la rumba, el paso doble y el jive (el equivalente a rock en esta disciplina). Con su patrimonio en América Latina (samba, chachachá, rumba), hispanos (paso doble) y las culturas estadounidenses (jive), cada una tiene sus rasgos distintivos, pero coinciden en la expresividad, la intensidad, la energía y el movimiento pronunciado de caderas.

Por otro lado están los bailes estándar: vals inglés, tango, vals vienés, slow fox trot y quickstep. Son bastante más rigurosos en lo que se refiere al vestuario y a la música a utilizarse, son una clara expresión de la sobriedad y elegancia de la época en que surgieron.

Si bien hay campeones bolivianos en esta disciplina, el objetivo es popularizar este deporte. Por eso se dictarán clases para principiantes el sábado 9 de marzo, de 09.00 a 11.00, en el Círculo Aeronáutico de Los Pinos. El costo es de Bs 200.

Se aprenderán los bailes latinos y estándar con el fin de encontrar nuevos talentos. Quién sabe, quizá tú puedas convertirte en representante nacional en los circuitos de competición nacional, sudamericano y mundial. Entrenamiento integral

La danza de competencia es ampliamente reconocida como un entrenamiento integral, con un régimen de ejercicio que benecifie al corazón y el alma. Si bien tonifica los músculos y mejora la agilidad y la capacidad cardiovascular, también tiene un importante aporte estético y artístico.Actividad polifacética

El dancesport ofrece una de las experiencias deportivas más polifacéticas. Una  persona obesa que practica esta disciplina con regularidad es capaz de combatir su problema. Combinar la creatividad y la capacidad atlética te ayuda a transmitir mensajes personales a otras personas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia