Mía

Desmontando mitos del amor romántico

Existe toda una construcción cultural en torno al amor romántico. “Y aunque el romanticismo está muy bien apreciado, aporta al amor un componente peligroso: la tragedia”.

El amor romántico

El amor romántico Foto: Aboutislam.net

La Razón (Edición Impresa) / Paula Jordán R.

00:00 / 17 de febrero de 2020

Durante muchos años, el término amor y su definición han estado permeados por el romanticismo”, afirma la psicóloga Marynés Salazar.

La concepción romántica del amor abarca ideas como que quien ama lo soporta todo de su amante o que el amor es sufrido —ideas inculcadas por la religión—. Incluso, se cree que los celos son una muestra “normal” de interés amoroso.

El Colectivo Rebeldía y Oxfam realizaron una investigación cualitativa en 2016 titulada Violencia contra las mujeres, entre avances y resistencias: Estudio en tres ciudades de Bolivia, donde 30% de los jóvenes consultados en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz creen que si una chica ama verdaderamente a su pareja, debe perdonarle todo, incluso si las faltas son graves. Los jóvenes también consideran que los celos son una expresión de amor y que éste es para siempre.

Existe toda una construcción cultural en torno al amor romántico. “Y aunque el romanticismo está muy bien apreciado, aporta al amor un componente peligroso: la tragedia”.

En el estudio también se alerta que el amor romántico, al igual que la violencia de género, es un mecanismo de reproducción del patriarcado. “Las formas que aprendemos sobre el amor legitiman y recrean modelos desiguales de género, con sus correspondientes consecuencias para la vida de las mujeres”.

Como cuestiona la feminista Marcela Lagarde, a las mujeres se nos enseña que el amor “no es solo una experiencia posible, es la experiencia que nos define… Las mujeres vivimos el amor como un mandato”.

Por eso, es importante desmontar los mitos del amor romántico, aquellas ideas preconcebidas que inciden en que perpetuemos comportamientos y prácticas que nos lastiman y van contra el bienestar de nuestras vidas; las mismas que aprendemos desde niñas, de nuestras madres, los cuentos, las telenovelas, las películas y las letras de las canciones de moda.

“Pensar el amor es en sí el primer acto transformador que podemos llevar adelante”, propone el estudio, empezando por uno de los más grandes mitos: “el amor no se piensa, se siente”. Pues, no. El amor también puede ser repensado.

  • Es celoso porque me quiere. Normalizar los celos justifica comportamientos egoístas y violentos.
  • El amor todo lo soporta. No tienes por qué soportar golpes y humillaciones en una relación.
  • El amor es sufrido. Si te la pasas sufriendo en tu relación, mejor termínala
  • Existe una media naranja. Tú eres una naranja entera, deja de esperar quien te “complete”.
  • El amor es para siempre. “Y vivieron felices para siempre...” va ligado a la idea del matrimonio como fin.

Con datos de: Marynés Salazar (psicóloga, Tel.: 70594342),

Violencia machista y mitos del amor romántico

(Colectivo rebeldía y Oxfam, 2017) y

Claves feministas para la negociación

en el amor (Marcela Lagarde, 2001)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia