Mía

Enseña a tu hijo el valor de los regalos

No le des todo lo que pida: si desea algo con intensidad, que le cueste obtenerlo.

Enseña a tu hijo el valor de los regalos. Foto: Pedro Laguna

Enseña a tu hijo el valor de los regalos. Foto: Pedro Laguna

La Razón / Érika Ibargüen Ayub / La Paz

00:00 / 20 de diciembre de 2012

“Mi hijo tiene de todo, ya no sé qué comprarle. Lo peor es que se emociona un rato y luego los juguetes terminan guardados en una caja”, se queja Sandra (36), madre de familia y ama de casa.

¿A quién no le gusta recibir regalos? El detalle está en aprender a valorarlos. La psicóloga Sherezada Exeni aconseja no darles a los pequeños todo lo que piden porque creerán que es muy fácil conseguirlo. Lo que se debe hacer es enseñarles que uno no puede tener todo en la vida. “Cuando pide muchas cosas lo mejor es sugerirles que escojan lo que más les guste y vayan desechando el resto, así se irán ilusionando con el regalo que eligieron, lo esperarán con ansias y lo cuidarán más cuando lo tengan”.

Dependiendo de la edad y madurez del niño, se le debe decir cuál es el precio del regalo,  para que vea que es un sacrificio el que se está haciendo al predisponernos como padres a comprarlo. “Para que conozca el valor del dinero, puedes enseñarle a ahorrar y cuando quiera comprarse algo que lo haga gastando lo que tiene”, aconseja.

El regalo siempre tiene un significado: o es por alguna fecha importante o el niño se portó bien y se lo merece, dice el psicólogo Óscar Urzagasti. “Para que un niño valore algún obsequio, primero tiene que desearlo mucho; este sentimiento lo motivará a cuidarlo y conservarlo por mucho tiempo”, comenta.

Después del deseo viene el sacrificio, que es lo que le va a dar sentido al obsequio, haciendo que se vuelva  más significativo. “Si cumple con estas dos especificaciones, el pequeño se apropiará del regalo antes de tenerlo y lo imaginará siempre que pueda. Es importante que el niño haga algo para obtenerlo, lo mejor será portarse bien, así sabrá que por una buena acción es posible merecer una recompensa”.

Finalmente, hay que hacer que el niño espere un tiempo prudente para tener en sus manos el juguete deseado. “No es lo mismo comprarle algo inmediatamente a hacer que espere unos cuantos días para obtenerlo. Esto hará que su ilusión crezca y, cuando lo tenga, no lo deje olvidado al poco tiempo”.

Expectativa

No le des a tu hijo todo lo que desee en el momento, elige un regalo especial, haz que su expectativa crezca y que lo lleve a imaginar qué es lo que hará cuando lo tenga. Así te asegurarás de que no lo deje tirado por ahí,  o que lo destruirá en menos de dos minutos.

Recompensa

Si tu hijo es mayor de ocho años, lo mejor es que reciba tres o cuatro regalos al año. En su cumpleaños, el Día del Niño, en Navidad y por alguna buena acción o algún esfuerzo positivo que haya realizado. Esto no significa que no festejes el resto de sus logros, pero que sea en forma más modesta.

Economía

Dale a tu hijo el regalo que desee, pero que esté dentro de tus posibilidades económicas. No elijas tú por él, no olvides que ésta es una ilusión que ellos tienen para conseguir un determinado juguete. No cometas el error de comprar algo que arruine tu presupuesto.

Fuente: Alexis Olivares y Sherezada Exeni, psicólogos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia