Mía

Estufas, calidez de hogar

Entre las opciones que ponen calor a este frío invierno está la que funciona con etanol (alcohol carburante) en vez de gas licuado de petróleo (GLP), lo que la convierte en ecológica, pues el bioalcohol es un combustible renovable que no genera olores, residuos, ni humo.

La Razón (Edición Impresa) / Mitsuko Shimose

00:00 / 29 de junio de 2017

Llegó el invierno y con él, la necesidad de mantener tu hogar caliente y confortable. Para ello, la oferta de estufas es tan variada que seguro no sabes cuál elegir. Considera el tamaño de tu casa, el espacio con el que cuentas en tus instalaciones y el presupuesto del que dispones.

Con esas primeras claves busca la  mejor alternativa para darle calidez al invierno. Una primera opción es la estufa de leña. Ésta, en su mayoría, incluye filtros que retienen el humo, por lo que es perfecta si no deseas contaminar o si vives en un departamento. De un tamaño mayor, la estufa de leña es adecuada para ambientes o casas grandes, ya que distribuye bien el calor.  “Además da calidez a tu vivienda”, dice Carola Subieta, decoradora de interiores.

Otra buena opción, tomando en cuenta los recaudos correspondientes, es la estufa de gas. Ésta consume menos recursos, puesto que funciona con bombona y al mismo tiempo abarca una mayor cantidad de metros cuadrados, calentando mucho más el espacio en el que se encuentra.

Hay que considerar que para su uso es necesario el gas butano o gas licuado, por lo que este tipo de estufa necesita mucha ventilación, lo que la hace perfecta para exteriores y no así para ambientes cerrados o muy pequeños, menos para dormitorios.

“Esta estufa se la debe usar solo por unas horas, porque calienta el ambiente y éste se satura de gas”, recalca el director departamental de Bomberos, coronel Edwin Lazo.

Entre las opciones que ponen calor a este frío invierno está la que funciona con etanol (alcohol carburante) en vez de gas licuado de petróleo (GLP), lo que la convierte en ecológica, pues el bioalcohol es un combustible renovable que no genera olores, residuos, ni humo. Contiene, además, un alto poder calorífico, siendo necesario apenas 40 minutos para calentar una sala de 30 metros cuadrados con una altura de 2,5 metros.

“Las estufas pueden ser acompañadas de estrategias para mantener el calor, tal como los sellos de silicona o similares en las ventanas”, dice el arquitecto Iván Chui. “El aislado exterior ayuda a que los muros retengan el calor por dentro. Así, al apagar la fuente de calefacción siguen cediendo temperatura”.

El arquitecto recomienda usar materiales como el ladrillo, que tienen mejor inercia térmica que el hormigón. “Mientras más cohesionado sea el material, más calor almacena”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia